Empresas

Abengoa bate récords: la compañía española no financiera con mayores pérdidas

La compañía energética registró entre enero y septiembre pérdidas por 5.413 millones de euros. Las pérdidas del grupo sevillano son superiores a las de las mayores inmobiliarias españolas y las de algunas entidades financieras intervenidas.

Planta de Abengoa.
Planta de Abengoa. Europa Press.

Abengoa va camino de convertirse en la compañía española con mayores pérdidas registradas en un año. Salvando el caso de las entidades financieras reestructuradas, sólo Telefónica ha comunicado un resultado anual peor que el que el grupo sevillano ha informado en sus últimas cuentas, de los nueve primeros meses del año. Las pérdidas de Abengoa son superiores a las de entidades financieras intervenidas o a las de las inmobiliarias que sufrieron el estallido de la burbuja del ladrillo.

Entre enero y septiembre la multinacional sevillana ha perdido 5.413 millones de euros, principalmente debido a la devaluación de sus activos. Al encontrarse en situación preconcursal o concursal en los mayores mercados en los que opera, en España, Brasil, y Estados Unidos, la compañía ha tenido que cesar la actividad en varias de sus plantas energéticas devaluando su valor. Hasta septiembre, el valor de los activos de Abengoa es de 11.126 millones, 5.000 millones menos que en septiembre de 2015. El tamaño del agujero de Abengoa es tal que conviene compararlo con otros resultados catastróficos para hacerse una idea de la magnitud del desastre.

De acuerdo a datos consultados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores y a informaciones publicadas, las diez mayores pérdidas anuales comunicadas por una compañía española son las siguientes: Bankia (19.193 millones en 2012); CatalunyaCaixa (11.856 millones en 2012); NCG Banco (7.938 millones en 2012); Telefónica (5.576,8 millones en 2002); Abengoa (5.413 millones a septiembre de 2016); Colonial (3.980 millones en 2008); Banco de Valencia (3.613 millones en 2011); Banesto (3.510 millones en 1993); CAM (2.713 millones en 2011); y Martinsa Fadesa (2.471 millones en 2008).

Hasta ahora Bankia es la empresa española que mayores pérdidas ha anunciado en un año. En 2012 la entidad registró 19.193 millones de euros de pérdidas tras provisionar 26.845 millones de euros y haber recibido ayudas públicas por más de 26.000 millones.

A Bankia le siguen como empresa española con mayores pérdidas en un año CatalunyaCaixa y NCG Banco, Novagalicia Banco. La entidad catalana perdió 11.856 millones de euros en 2012, tras recibir 9.084 millones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob). En 2015 BBVA se hizo con CatalunyaCaixa por un precio aproximado de 1.165 millones.

En el último año Abengoa ha reducido su plantilla en más de 14.400 personas

NCG Banco perdió 7.938 millones de euros en 2012. En 2014 el grupo venozolano Banesco se hizo con NCG, en la actualidad Abanca. Mientras que Bankia tenía activos valorados en 280.000 millones cuando en 2011 comunicó sus mayores pérdidas, NCG Banco tenía algo menos de 60.000 millones en valoración de activos en 2012. En el caso de Abengoa, sus pérdidas hasta septiembre representan algo menos del 50% del valor de sus activos.

Si Abengoa no lo remedia en el último trimestre del año, al compañía española no financiera con mayores pérdidas registradas en un año es por el momento Telefónica, que en 2002 perdió 5.576,8 millones de euros tras provisionar inversiones fallidas efectuadas en licencias de telefonía móvil e internet durante la época de la burbuja.com.

Pero mientras que Bankia -con la inestimable colaboración del Estado- y Telefónica han remontado el vuelo (la entidad financiera ganó el pasado año 1.040 millones), Abengoa está inmersa en un proceso de reducción de tamaño a la mínima expresión para poder pagar a sus acreedores y evitar la liquidación. Las pérdidas hasta septiembre de la compañía con sede en Sevilla son superiores incluso a las registradas por otras entidades financieras españolas cuya contabilidad causó estupor en los peores años de la crisis económica.

En septiembre de 2015 Deutsche Bank anunció las mayores pérdidas de su historia, 6.000 millones

Banco de Valencia cerró el ejercicio 2011 con pérdidas por importe de 3.613 millones de euros. El Banco de España intervino en noviembre de 2011 la entidad valenciana tras destituir a sus administradores e inyectar a través del Frob 3.000 millones. En 2012 La Caixa se hizo con Banco de Valencia; en total el banco recibió 5.500 millones de ayudas públicas.

La CAM perdió 2.713 millones de euros en 2011. La entidad alicantina, traspasada a Banco Sabadell en 2012, fue intervenida por el Banco de España en julio de 2011. La que fuera la cuarta caja de ahorros española por tamaño, recibió una aportación de 5.249 millones de euros públicos a través del Fondo de Garantía de Depósitos. El próximo mes de enero comenzará en la Audiencia Nacional juicio contra la cúpula de la CAM por presunto delito de falsedad contable.

Las pérdidas de Abengoa hasta septiembre son superiores a las que anunció Banesto en 1993 conmocionando a la sociedad española. La entidad presidida por Mario Conde, intervenida en diciembre de ese año por el Banco de España, perdió ese ejercicio 584.000 millones de pesetas (3.510 millones de euros).

Ni siquiera la inmobiliaria Martinsa Fadesa, que en 2008 protagonizó el mayor concurso de acreedores de una compañía española, con más de 7.000 millones de euros de pasivo, llegó a registrar unas pérdidas como las que ha anunciado Abengoa en los nueve primeros meses de este año. La inmobiliaria presidida por Fernando Martín perdió 2.471 millones en el ejercicio 2008.

Colonial perdió en un año más que Martinsa Fadesa. La compañía registró en 2008 pérdidas por importe de 3.980 millones de euros, y una deuda cercana a los 9.000 millones, cuando un año antes había informado de un beneficio de 74 millones de euros. Las compras efectuadas por el anterior presidente de la inmobiliaria, Luis Portillo, como Riofisa o el 15% de FCC, y el estallido de la burbuja del ladrillo estuvieron a punto de situar a Colonial como la mayor quiebra de la historia empresarial española.

El agujero de Abengoa es casi tan grande como el que desveló Deutsche Bank en su ejercicio 2015, el peor en los cerca de sesenta años del gigante alemán. Entre enero y septiembre de 2015 el banco alemán comunicó 6.000 millones de pérdidas. El resultado llevó al grupo germano a cancelar por vez primera en 50 años la entrega de dividendo y a anunciar medidas radicales como el despido de 9.000 personas y el abandono de diez mercados. Abengoa ha reducido su plantilla en el último año en un 45% despidiendo a más de 14.400 personas. Deutsche Bank, que precisamente ha sido una de las entidades financieras que más ha colaborado con Abengoa en la emisión de bonos, afronta ahora una sanción de más de 12.000 millones de euros impuesta en Estados Unidos por hipotecas basura.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba