Infraestructuras

El AVE a Galicia sigue dependiendo de Florentino: las obras de Dragados, paradas

El ministro de Fomento anunció el desbloqueo de 17 tramos del tren de alta velocidad que unirá Madrid con Galicia, cuyas obras estaban paralizadas por diversos problemas. Sin embargo, el que más dificultades arrastraba por su complejidad, adjudicado en su día a Dragados, continúa en el aire.

Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS

El futuro del AVE a Galicia está hoy más despejado que hace unos meses, cuando España finalizaba un largo periodo de Gobierno en funciones. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmaba este martes que desde su llegada al departamento se han desbloqueado hasta 17 contratos relacionados con la construcción de la infraestructura y cuyas obras estaban paralizadas por este motivo. Entre ellos no se encuentra uno de los más delicados, que sigue manteniendo en vilo el cumplimiento de los nuevos plazos establecidos: el de Portocamba-Cerdedelo, cuyos trabajos fueron adjudicados a Dragados, filial de ACS.

De la Serna llevó a cabo la primera de las visitas que anunció para comprobar periódicamente la evolución de las obras del AVE a Galicia. En este escenario, confirmó que la línea estaría finalizada en 2019, como anunció al poco de llegar al Ministerio tras un encuentro con el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoo. El ministro aprovechó la visita para anunciar el desbloqueo de diversos tramos conflictivos y llegó a mencionar el de Portocamba-Cerdedelo, del que aseguró que su expediente está pendiente de revisión.

Las obras de este corto (tan solo 2,3 kilómetros) pero complejo tramo de la línea siguen paradas y, por el momento, no se espera su reanudación a corto plazo. Las negociaciones entre los técnicos de Fomento y los de Dragados, empresa que lidera la UTE que se hizo con el contrato en su día (la otra compañía de la UTE es Tecsa, también filial de ACS) se enquistaron por el diseño del tramo, que incluye dos viaductos.

La UTE llegó incluso a solicitar más dinero para reanudar el tramo porque los planteamientos del Ministerio hacían que no le salieran las cuentas. En su día, las compañías se adjudicaron el tramo con una baja del 25% respecto a lo presupuestado, por un total de 114 millones de euros.

Adelante la polémica estación

De la Serna se refirió a este tramo y aseguró que está por resolverse su expediente para que las obras vuelvan a ponerse en marcha. No obstante, las negociaciones en torno al diseño del tramo no están cerradas, por lo que podría haber sorpresas en las próximas semanas.

A pesar de esta circunstancia, el ministro dio por seguro que el AVE llegará a Galicia a finales de 2019, cuando comenzará a rodar en pruebas. Igualmente, De la Serna confirmó la construcción de la polémica estación en Otero de Sanabria, una localidad con apenas una treintena de habitantes y que, en su día, generó una fuerte polémica en el marco del debate por los costes de la alta velocidad y las paradas ‘fantasma’.

Íñigo de la Serna ha visitado las obras en el tramo zamorano próximo a Galicia entre Pedralba de la Pradería y Pardonelo, un tramo de 11 kilómetros donde las obras están diseñadas para que los trenes circulen hasta 350 kilómetros por hora.

El tramo en obras entre la capital zamorana y la comarca de Sanabria está previsto que entre en funcionamiento a finales de 2018, aunque las obras continuarán posteriormente ya que primero se pondrá en servicio una vía y en un futuro tendrá "doble capacidad" al habilitarse una segunda vía y "asegurar la demanda a largo plazo".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba