Empresas

Los March aceleran su divorcio de Florentino: alfombra roja para salir del capital de ACS

Corporación Financiera Alba retira a los dos consejeros que mantenía en el grupo constructor para eliminar las restricciones normativas a la compra-venta de acciones. El movimiento permitirá a la sociedad de cartera de los March seguir deshaciendo posiciones en ACS.

Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS

La historia del divorcio entre los March y Florentino Pérez ha vivido un capítulo más. Corporación Financiera Alba, la sociedad de cartera participada mayoritariamente por los banqueros (a través de la que mantienen su histórica participación en ACS) comunicó este miércoles la dimisión de sus dos representantes en el consejo del grupo constructor. Con ser sintomático este movimiento, lo es todavía más el motivo para hacerlo: despojarse de las grandes limitaciones que impondrá la normativa a partir de la semana que viene para realizar operaciones de compra-venta de títulos para los accionistas que tengan vinculaciones con cotizadas.

La nueva normativa de abuso de mercado, que entra en vigor el próximo 3 de julio, amplía estos periodos de bloqueo, que coinciden con fechas como la presentación de resultados de las sociedades. Hasta ahora, un socio de una cotizada con representación en su consejo no podía realizar movimientos de este tipo durante los quince días anteriores y posteriores a la publicación de las cuentas trimestrales. A partir de la próxima semana, estos periodos de tiempo pasarán a triplicarse.

De esta forma, el margen de maniobra de Corporación Financiera Alba para realizar operaciones con títulos de ACS se reduce de forma muy significativa. “En el caso de que la sociedad quisiera realizar transacciones de este tipo se vería muy constreñida por los plazos”, apuntan fuentes oficiales de Alba. La dimisión de los dos consejeros que mantenía en ACS, Pablo Vallbona y Javier Fernández Alonso, sugiere que sí está pensando en llevar a cabo movimientos. Y el historial reciente apunta a que éstos serán de salida.   

En los últimos años, Corporación Financiera Alba ha ido reduciendo paulatinamente su participación en ACS, que llegó a superar en su día el 23%. Hoy en día, la sociedad de cartera de los March apenas cuenta con algo más de un 10% en el capital del grupo constructor. En este proceso ha tenido mucho que ver el progresivo distanciamiento con el presidente del grupo, Florentino Pérez, especialmente desde aquel tormentoso año 2012, en el que ACS comenzó a deshacer su participación en Iberdrola, operación que provocó un tremendo agujero en los resultados de la empresa.

Marcar los tiempos de la salida

A partir de aquel ejercicio, Corporación Financiera Alba ha ido vendiendo títulos de ACS en pequeños bloques, especialmente cuando las acciones del grupo de construcción y servicios alcanzaban determinadas cotas en Bolsa, en torno a los 31 euros. En los últimos meses, las acciones de ACS no han pasado por su mejor momento y ni siquiera han alcanzado la cota de 30 euros, por lo que no se han registrado ventas por parte de Corporación Alba.

Sin embargo, todo índice que es una simple cuestión de tiempo. Por el momento, los March han despejado el terreno. A partir de ahora, serán muy probablemente las circunstancias del mercado las que marquen los tiempos de la salida del capital de ACS por parte de Corporación Financiera Alba. Precisamente, es esto lo que ha motivado la salida de los consejeros: poder realizar las operaciones cuando mejor convenga a la sociedad y no cuando lo permitan las fuertes restricciones que impondrá la nueva normativa de abuso de mercado.

Debido a la reducción progresiva de esta participación, los March se quedaron sin uno de los tres consejeros que hasta entonces tenían en ACS.

En el hecho relevante en el que comunica la dimisión de los consejeros, Corporación Alba señala que mantiene la participación significativa en ACS y califica como “muy satisfactoria” su relación con el grupo constructor. “Estamos muy cómodos en ACS; y muy satisfechos con el rendimiento de la participación”, apuntan las citadas fuentes. De hecho, los March son socios fundadores de ACS, creada en 1997 de la fusión de varias compañías constructoras. Desde entonces, han obtenido una rentabilidad media anual cercana al 12%.

“El motivo de ir saliendo de ACS ha sido el de evitar tener un porcentaje demasiado elevado de la cartera en una sola inversión”, aclaran. No será extraño contemplar cómo en los próximos meses este porcentaje cada vez será más pequeño.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba