Economía

El Ibex plantea un pacto de estabilidad Rivera-PP de 12 meses antes de ir a elecciones

La inestabilidad política que generaría la convocatoria de elecciones generales y el establecimiento de un Gobierno en funciones preocupa a las empresas españolas, que temen que se ralentice el crecimiento del PIB y la creación de empleo. "Esto no puede seguir así", dijo este lunes un directivo del Ibex 35

Reunión del Consejo Empresarial de la Competitividad
Reunión del Consejo Empresarial de la Competitividad efe

El mundo empresarial español observa con preocupación las turbulencias que se han producido durante los últimos días en el Parlamento, que podrían culminar con la convocatoria de nuevas elecciones generales y el establecimiento de un gobierno en funciones. El mensaje en el que coinciden la patronal y algunas de las grandes compañías del Ibex 35 es que la moción de censura del PSOE ha llegado en un mal momento, en el que confluyen la crisis institucional de Italia, la inestabilidad de las divisas en Sudamérica, la escalada del precio de los combustibles y la posibilidad, siempre factible, de que se cierren los mercados financieros

La sucesión de llamadas entre los presidentes del IBEX ha sido una constante durante todo el fin de semana. Preocupa y mucho la situación política derivada de la moción de censura del PSOE por el clima de parálisis que puede generar y el castigo a la recuperación económica. La solución que gustaría al mundo empresarial sería un período de estabilidad antes de que se convocaran elecciones. Un plazo que podría oscilar entre 9 a 12 meses antes de los comicios en el que Albert Rivera firmase un armnisticio con el PP para no volver a poner el foco de la inestabilidad de los mercados sobre España. El movimiento conllevaría la salida de Rajoy y otro dirigente del PP -Soraya Sáenz de Santamaría podría ser la elegida- ejercería de presidente en funciones durante estos meses de estabilidad antes de las votaciones.

La moción presentada por el PSOE –a la que podría seguirle una instrumental de Ciudadanos y/o Podemos- se produce en un momento en el que España vive su mayor conflicto territorial desde la Transición, que amenaza con agravarse después de que los independentistas eligieran a Joaquim Torra como presidente de la Generalitat. Lejos de aplacar la tensión, el representante aseguró tras su investidura que su objetivo era cumplir el mandato que los catalanes le asignaron en las urnas el pasado 1 de octubre. Es decir, conseguir la secesión de Cataluña.

La inestabilidad política que se ha apoderado de esta comunidad autónoma ha tenido un impacto directo sobre su tejido empresarial, como se demuestra en que más de 4.000 sociedades han llevado su sede fuera de sus cuatro provincias desde que se celebrara el referéndum soberanista. Su PIB creció el 0,8% durante el primer trimestre de 2018, según el Institut d’Estadística de Catalunya (Idescat), es decir, una décima más que el del conjunto de España. Sin embargo, Foment del Treball ya ha avisado de que los efectos de este clima de tensión serán más graves cuanto más tiempo se prolongue el conflicto.

Desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) expresan su preocupación por el impacto que la ruptura del 'statu quo' político puede generar en las empresas, que necesita que el crecimiento económico se mantenga para seguir generando riqueza y empleo al nivel actual.

Desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) expresan su preocupación por el impacto que la inestabilidad política puede generar en las empresas

La patronal publicó hace unos días su último ‘Panorama Económico’, en el que destacaba que la Comisión Europea y Funcas mantienen sus previsiones de que el PIB crezca el 2,9% y el 2,8% en 2018; y el 2,4% en 2019. Sin embargo, sus fuentes oficiales inciden en que el crecimiento del precio del petróleo –y el previsible repunte de la inflación- y el posible efecto contagio que puede sufrir España como consecuencia de la crisis italiana pueden afectar directamente a esta variable.

Este último factor no ha afectado significativamente a la bolsa española por el momento, aunque en la sesión de este lunes el Ibex 35 ha caído el 0,63% y se ha alejado de la barrera psicológica de los 10.000 puntos. Sin embargo, la prima de riesgo ha subido 12 puntos, hasta los 118, y ha alcanzado su máximo anual. Por su parte, el rendimiento del bono español a diez años ha pasado del 1,466 al 1,525%, situándose a niveles de hace un trimestre.

A juicio de la patronal, la estabilidad quedaría comprometida en el caso de que saliera adelante alguna de las mociones de censura en el Congreso de los Diputados, se convocaran elecciones y España quedara bajo el paraguas de un Gobierno en funciones. En este sentido, cabe recordar que el país estuvo 314 días con un Ejecutivo provisional, entre 2015 y 2016, como consecuencia de la incapacidad de los partidos para alcanzar un pacto de investidura.

A estos factores, la CEOE también suma en el último 'Panorama Económico' la elevación del gasto público que tendrá lugar como consecuencia de la subida de las pensiones (1,6%) pactada en los Presupuestos –pendientes del trámite del Senado- y el retraso de la aplicación del factor sostenibilidad hasta 2023. En el exterior, llama a tener en cuenta la negociación del brexit’ las tensiones geopolíticas en Oriente Medio y Corea del Norte; y las posibles barreras que están imponiéndose al libre comercio.

"Esto no puede seguir así"

Fuentes del Ibex 35 afirman que la moción de censura del PSOE ha llegado “en un mal momento”, en el que varios factores amenazan a la economía española. “Esto no puede seguir, tiene que haber un cambio”, decía uno de sus directivos este lunes, ante la situación de incertidumbre que vive el país, a la que se suma la parálisis parlamentaria a la que se enfrenta desde el principio de la legislatura.

Estos informantes llaman a tener en cuenta el efecto negativo que ha tenido sobre su balance los problemas de divisas en los mercados sudamericanos, que han comprometido su rentabilidad. A este respecto, citan la inestabilidad de países estratégicos para algunas de las grandes compañías españolas, como Argentina.

El Cercle d’Economía catalán difundía este lunes una nota informativa en la que advertía de las consecuencias que ha generado el conflicto político en esta comunidad autónoma y reclamaba más autogobierno al Ejecutivo. En las conversaciones mantenidas entre los empresarios que conforman esta asociación –según ha podido saber Vozpópuli- se ha abordado el impacto negativo que podría tener sobre la economía la caída del Gobierno de Mariano Rajoy y un posible adelanto electoral. Los mensajes, en este sentido, han sido de preocupación.

Como curiosidad, el Cercle d’Economía celebrará los próximos 31 de mayo y 1 y 2 de junio su 34 reunión anual, en la localidad barcelonesa de Sitges. Al acto, estaban invitados Mariano Rajoy, Albert Rivera y Pedro Sánchez; sin embargo, nadie en este momento da por segura su asistencia a tenor de la crisis institucional que se representará en el Congreso de los Diputados en las próximas horas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba