Economía

De Nozar a Blablacar: la quiebra de Dentix cae en el juzgado mercantil más polémico

El concurso de acreedores de Dentix ha caído en el Juzgado de lo Mercantil número 2 que encabeza Andrés Sánchez Magro, el mismo juez que lleva el eterno concurso de Nozar y que tumbó la fusión de Mediaset

Clínica de Dentix.
Clínica de Dentix.

El concurso de acreedores de Dentix, solicitado de forma voluntaria el pasado 2 de octubre, ha recaído en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid que encabeza el juez Andrés Sánchez Magro. Es el mismo tribunal que lleva el concurso de la inmobiliaria Nozar, declarado en 2009 y que todavía hoy sigue sin resolverse para malestar de los acreedores, que están enfrentados con el juez. De hecho, BBVA llegó a acusar a Sánchez Magro de violar la ley concursal con sus decisiones.

Según confirma el propio juzgado a Vozpópuli, está previsto que próximamente se dicte el auto de declaración de concurso en el que también se comunicará quién será el administrador concursal durante el proceso. La ley concursal establece un sistema de turnos a la hora de designar al administrador, pero esa misma normativa también permite al juez elegirlo directamente para aquellos "concursos de gran tamaño" cuando "considere que el perfil del administrador alternativo se adecúa mejor a las características del concurso".

Cabe recordar que el concurso de Dentix ha sido voluntario y no necesario, una diferencia importante a la hora de delimitar los poderes que tendrá el futuro administrador. En este caso, Dentix no perderá el control total de la compañía y sus actuales administradores podrán tomar las decisiones del día a día, si bien aquellas más relevantes deberán contar con el visto bueno del administrador. En los concursos necesarios, el administrador tiene el control total de la empresa.

El concurso de Dentix es el enésimo caso mediático que llega a este juzgado ubicado en el número 52 de la Gran Vía de Madrid. Además de Nozar, Sánchez Magro también tiene entre sus manos el concurso de Sniace, una histórica fábrica de papel ubicada en Torrelavega (Cantabria), que se remonta a 2013 pero que todavía sigue sin cerrarse. Fue también el instructor de los concursos de hasta siete filiales de Vértice 360º y del escándalo de iDental.

Otro asunto que puso al juez en primera línea de fuego hace tres años fue la demanda de la Confederación Española de Transporte en Autobús (Confebús) contra Blablacar por un presunto caso de competencia desleal. La sentencia, que generó una enorme expectación, se resolvió a favor de la plataforma digital, ya que el juez consideró que no está sometida a la normativa que regula el transporte por carretera. Unos años antes, falló en contra de Uber y llegó a paralizar su actividad en España tras una demanda de la Asociación Madrileña del Taxi. En este caso, el juez dio la razón a los taxistas tras entender que Uber operaba sin licenciada administrativa, lo que generaba una competencia desleal.

Hace unos meses, Sánchez Magro ha sido el juez que ha ordenado suspender la fusión europea de Mediaset tras dar la razón a Vivendi, que argumentó intereses espurios por parte de los de Berlusconi. Los dueños de Telecinco y Cuatro no han descartado totalmente este plan y ya anunciaron que estudiarían nuevas fórmulas para acometer el proyecto. Más recientemente, mantuvo al mundo del fútbol en vilo hasta que resolvió el conflicto de La Liga por los partidos televisados de los viernes y los lunes.

La fórmula 'prepack'

Aunque la compañía se encuentre oficialmente en concurso de acreedores, eso no significa necesariamente que tenga que acabar en liquidación. La alternativa más deseada sería la venta de Dentix a otra compañía, algo que se puede hacer de una forma rápida si se usa la llamada fórmula prepack. Cabe recordar que la compañía dental estuvo a punto de ser vendida a Advent, pero finalmente no se llegó a un acuerdo.

Se trata de una herramienta jurídica poco habitual y que se ha usado recientemente en Barcelona para la venta de dos academias de inglés en quiebra a Wall Street English Franchising Spain, como adelantó La Vanguardia. En ese caso, el juez aceptó usar esta vía tras considerar que era coherente con los objetivos de la ley concursal, ya que protege los intereses de los acreedores y además permite mantener los empleos.

En el caso de Dentix, la cúpula estuvo hasta el último minuto negociando con diferentes interesados en hacerse con la compañía, siendo Advent, dueño de Vitaldent, uno de los candidatos que más cerca estuvo de hacerse con la compañía para crear un gigante dental. Con la declaración del concurso, la venta de la compañía al fondo estadounidense (o cualquier otro postor) se allana.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba