Marcos Sierravozpopuli autores
Marcos Sierra

Economía

La crisis de Vodafone o el final de una era

Las telecos no volverán a vivir los tiempos de vino y rosas, al menos en el corto plazo

Antonio Coimbra, CEO de Vodafone en España
Antonio Coimbra, CEO de Vodafone en España EFE

Las telecos andan con el estómago revuelto. Vodafone es la que peor está de todas, tras anunciar esta semana que despedirá a una cuarta parte de su plantilla en España.

Malas noticias para todos, también para un sector que no parece vaya a ir a mejor, al menos si hablamos de los grandes operadores: Telefónica, Orange y Vodafone. MásMóvil es harina de otro costal. Vive en una isla a la que acaba de llegar, y sólo puede mejorar. Ya le ha quitado un millón de líneas a las grandes telecos.

La competitividad y coexistencia con los Operadores Móviles Virtuales, cuyas tarifas están muy por debajo en precio respecto a lo ofrecido por los operadores con más músculo, ha provocado la canibalización del sector. Movistar se inventó Tuenti, Vodafone a Lowi y Orange a Amena y Simyo. Operadores, todos ellos, low cost. Perro sí come perro. Operador sí come a operador.

En 2008 los operadores ingresaron 853 euros por línea; ahora han descendido hasta 510 euros

Esto ha provocado un descenso en los precios. Piensen en lo que pagaban por el móvil y los datos hace unos años. Por los 60 ó 70 euros que se pagaban hace no demasiado sólo en voz hoy se pueden contratar 50Mbps de fibra en casa y dos móviles con barra libre de llamadas y 22GB de datos sobre 4G. Esta es una oferta real como la vida misma, de Vodafone.

En la contabilidad clientelar, sólo MásMóvil crece significativamente en el último año en banda ancha fija, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Los amarillos han más que duplicado las líneas, hasta el millón de usuarios, según informó recientemente el propio operador.

El ingreso por línea, en caída libre

Volviendo a los datos de los grandes, la CNMC arroja un claro estancamiento. Tan sólo Telefónica crece en unos 150.000 clientes, en el último año, en gran medida por la compra de los derechos del fútbol. Buenas noticias que podrían ser malas. Tiene que rentabilizar los 4.100 millones de euros que ha pagado por LaLiga y la Champions para los próximos tres años.

En el caso de las líneas móviles, más de lo mismo. MásMóvil pasa de 4,8 millones de clientes a 6 millones de clientes en un año. Orange y Vodafone pierden usuarios mientras Movistar gana más de medio millón; pasa de 15,5 millones a 16,1 millones de clientes.

En los últimos diez años los ingresos de los operadores por línea no han dejado de caer. Lo contaba Expansión hace unos días.

Los ingresos del sector han descendido un 40% en los últimos diez años. Toca reinventarse y ver qué sucederá con la llegada del 5G

En 2008 ingresaron 853 euros por cliente. Ahora esa cifra está en 510 euros. A pesar de que en 2018 se rompió la tónica y por primera vez los ingresos crecieron un 7,2%, el ritmo de los últimos ejercicios arroja un tufillo nada bueno.

Toca reinventarse y ver qué sucederá con la llegada del 5G, un vergel de oportunidades cuando con él se produzca la expansión de Internet de las Cosas, con 126.000 millones de dispositivos en 2020, según Gartner, a los que los operadores tendrán que dotar de cobertura. El coche autónomo será también una nueva oportunidad de negocio basada en la conectividad 5G, pero hasta entonces todo hace pensar que las telecos no volverán a vivir los tiempos de vino y rosas de hace años.

Pasen el domingo sin pensar en el lunes, no me sean agonías. Serán mucho más felices.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba