ECONOMÍA

Bruselas no se cree el Programa de Estabilidad del Gobierno: cuestiona déficit, deuda y empleo

Pone en duda la capacidad del Ejecutivo de bajar el déficit y la deuda, y de mantener el ritmo de creación de empleo, pero mantiene sus previsiones de crecimiento, que se asemejan a las del Gobierno

El comisario europeo de Finanzas, Pierre Moscovici
El comisario europeo de Finanzas, Pierre Moscovici EFE

La Comisión Europea (CE)ha presentado este martes su Informe de Primavera de todos los países de la Unión Europea, en el que pronostica que el déficit público de España terminará 2019 por encima de lo que prevé el Gobierno, la deuda pública sobre PIB no bajará tanto como espera y la creación de empleo será inferior a la que contempla el Ejecutivo en su Programa de Estabilidad, que remitió la semana pasada a Bruselas. 

En concreto, la CE no cree que el Gobierno pueda bajar el déficit público del 2,48% del PIB en que terminó 2018 al 2% en 2019, sino que pronostica que cerrará el año en el 2,3% del PIB, lo que supone un desfase presupuestario de unos 27.600 millones de euros, tres décimas o 3.600 millones por encima de lo que vaticina el propio Ejecutivo. 

Para 2020, la diferencia entre el pronóstico de la CE y la del Gobierno es todavía superior, ya que Bruselas cree que bajará sólo tres décimas, hasta el 2,0% del PIB, mientras que Pedro Sánchez espera reducirlo hasta el 1,1%. Esta diferencia de nueve décimas supone un agujero de 10.800 millones de euros. 

Bruselas dudan también del ritmo de creación de empleo, ya que prevé que la creación de puestos de trabajo en España se frene desde el 2,5% de 2018 al 2,0% en 2019 (el Gobierno pronostica un ritmo del 2,1%) y al 1,7% en 2020, una décima por debajo de lo que espera el Ejecutivo.

Son más optimistas, sin embargo, con la tasa de paro, ya que creen que bajará hasta el 13,5% a cierre de este año y en el 12,2% en 2020, mientras que el Ejecutivo la sitúa en el 13,8% y 12,3%.

"La subidas de salarios se dispararán en 2019, debido al impacto de la subida del Salario Mínimo Interprofesional, y al aumento moderado de la inflación en 2020. Dado que la productividad se espera que crezca de forma muy moderada, esto debería llevar a un incremento de los costes laborales unitarios, sobre todo en 2019", señalan. 

Esta subida de sueldos y renta disponible provocará que la tasa de ahorro, que está en mínimos históricos en 2018, rebote en 2019 y crezca aún más en 2020.

En cuanto a la tasa de deuda sobre el PIB, creen que su disminución será más lenta de lo que pronostica el Gobierno y quedará en el 96,3% del PIB en 2019 y el 95,7% en 2020. El Ejecutivo contempla que la deuda baje al 95,8% del PIB este año.

Creen que las exportaciones se recuperarán en 2019 y el impacto negativo de la industria del automóvil desaparecerá

La CE ha mantenido la previsión de crecimiento para España en el 2,1% para este año y el 1,9% en 2020, el mismo pronóstico que tenía en enero antes de que se celebraran las elecciones generales, a pesar de que ha rebajado las previsiones de crecimiento para la Eurozona y para la Unión Europea. Esta previsión de crecimiento es inferior a la que contempla el Gobierno para este año, del 2,2%, pero coincide con la de 2020.

El consumo privado y la inversión, por el contrario, se espera que se desacelere. "La inversión en equipos, que se debilitó al final del año pasado, debería recuperarse al tiempo que las exportaciones de bienes rebotan en la segunda mitad de 2019. Sin embargo, crecerá menos este año que en 2018 y se espera que crezca sólo ligeramente en 2020, también impulsada por el crecimiento de exportaciones".

La inversión en construcción alcanzó máximos el año pasado debido al incremento dre la construcción no residencial y también hubo una fuerte inversión en vivienda, a pesar de su tendencia débil desde 2017. La CE se espera que tanto la construcción residencial como la no residencial se ralenticen en los próximos años.

En cuanto al comercio exterior, Bruselas espera que las exportaciones de bienes se recuperen y que los factores temporales que les afectaron en 2018 (sobre todo de la industria del autómovil) se disipen. En las importaciones pronostican que sigan debilitándose en 2019 pero se recuperarán de nuevo en 2020.

Peores perspectivas en Europa

Ha rebajado una décima su estimación de crecimiento del PIB de la Eurozona: del 1,3% al 1,2% para 2019 y del 1,6% al 1,5% para 2020, y también ha recortado la de la Unión Europa (del 1,5% al 1,4% y del 1,7% al 1,6%).

Alemania ha sido el país que ha sufrido el mayor recorte, desde un 1,1% a un 0,5% para este año y de 1,7% a 1,2%; la previsión de Italia baja una décima hasta el 0,1% en 2019 -con lo que salvaría la recesión- y el 0,7% para 2020; mientras que para Francia se mantienen también los pronósticos del Informe de Invierno: 1,3% y 1,5% de crecimiento, respectivamente.

"Se prevé que la economía europea siga expandiéndose por séptimo año consecutivo en 2019, con pronósticos de que el PIB real crezca en todos los estados miembro de la Unión Europea", vaticina la Comisión, aunque advierte de la ralentización del comercio global, la incertidumbre sobre políticas comerciales y la debilidad del sector manufacturero, que afecta especialmente a los países muy enfocados al sector del automóvil. 

Los riesgos principales que acechan a la economía europea son el conflicto comercial internacional, la debilidad de los mercados emergentes y en particular de China, un posible brexit sin acuerdo y la incertidumbre política. Para el Reino Unido han mantenido también sus previsiones en un 1,3% de crecimiento de PIB tanto para 2019 como para 2020.

Abren la puerta a estímulos

"Debemos estar preparados para dar más apoyo a la economía si es necesario, de forma conjunta a reformas que promuevan el crecimiento. Sobre todo, debemos evitar una vuelta al proteccionismo que sólo exacerbaría las tensiones sociales y económicas que existen en nuestra sociedad", afirma Moscovici, quien cree que vendrán "buenas noticias" en empleo, incluidas subidas de salarios.

La CE espera que en los próximos dos años se frene la creación de empleo debido a la ralentización del crecimiento en algunos países de Europa y a ciertas medidas fiscales. Pronostican que la tasa de paro baje hasta el 6,2% en 2020 (desde el 6,4% en el que se sitúa actualmente).

La inflación bajará hasta el 1,6% este año y después repuntará al 1,7% en 2020, según Bruselas, que cuenta con el que el precio de energía se moderará en los próximos trimestres al tiempo que suben ligeramente los salarios.

Menos deuda pero más déficit

Esperan que las ratios de deuda sobre PIB caigan en la mayor parte de países de la UE en 2019 y 2020. En un escenario sin cambios políticos, Bruselas estima que el ratio de deuda sobre PIB en la UE baje del 81,5% actual al 80,2% a cierre de este año y al 78,8% en 2020.

El déficit del conjunto de países de la UE subirá, sin embargo, del 0,6% del PIB a cierre de 2018 al 1% tanto este año como el próximo.

España dejará de ser en 2019 el país con más déficit de la UE, ya que le superaría Italia (-2,5%), Francia (-3,1%) y Rumanía (-3,5%). Estos dos últimos quedarían adheridos al Procedimiento de Régimen Excesivo de la Unión Europea al quedar por encima del nivel del 3%. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba