Presupuestos

El Banco de España cree que el único sueldo público que debe subir es el de los sanitarios

No considera apropiada la subida del 0,9% en el sueldo de los funcionarios aprobada para el año 2021

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. EFE

El Banco de España cuestiona la subida de las pensiones y del sueldo de los funcionarios aprobados para 2021, ya que prevé que la inflación pueda luego resultar inferior a la prevista como ha ocurrido en otras ocasiones, y considera que hubiera sido preferible subir solamente el salario de los sanitarios, dado su papel en la pandemia de la covid-19. 

Así lo ha señalado el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en su comparecencia de este miércoles en el Congreso de los Diputados para evaluar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021. 

"Como ya ha sucedido, de hecho, en 2020, en que se ha producido una indiciación de pensiones y salarios públicos del 0,9% que superará a la inflación observada (-0,3%, de acuerdo con la previsión del Banco de España), las propuestas de incremento de los salarios públicos y de las pensiones contempladas en el Proyecto de PGE podrían redundar en un aumento de las compensaciones reales de estos colectivos", ha señalado. 

Este desajuste (prever más inflación que la que luego existe) provoca un incremento del gasto público especialmente cuestionable en una situación en la que "se materializa una importante destrucción de empleo en el conjunto de la  economía y un deterioro muy acusado, sin precedentes históricos recientes, en las cuentas públicas", ha apuntado De Cos. 

"Dicho esto, en mi opinión, sería más conveniente que, en lugar de adoptar incrementos salariales generalizados para los trabajadores públicos, se valorase la posibilidad de implementar, de acuerdo con criterios objetivos, aumentos más focalizados dentro de este colectivo, por ejemplo, en el personal sanitario", ha dicho.

Corrige la previsión de desempleo del Gobierno

Dentro del apartado del gasto, el supervisor también ha puesto en duda el gasto previsto para prestaciones por desempleo, ya que cree que la tasa de paro superará la prevista por el Ejecutivo y que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) acabarán prorrogándose de nuevo más allá del 31 de enero.

"En la medida en que la evolución epidemiológica de la pandemia plantea en estos momentos evidentes riesgos sobre la marcha de la economía, es posible que el gasto en estas partidas no pueda llegar a reducirse tanto como se prevé en el Proyecto de PGE. Por ejemplo, porque se estime conveniente mantener los ERTE por un periodo de tiempo más prolongado que el inicialmente estimado. En este sentido, existirían riesgos, por tanto, de desviación al alza en estas partidas, difíciles de cuantificar", advierte.

El supervisor ha señalado que "la diferencia más significativa" entre las previsiones del cuadro macroeconómico del Ejecutivo y las suyas están en la tasa de paro de 2021.

"Mientras que el cuadro macroeconómico del Proyecto de PGE espera una caída de 0,8 puntos en esta tasa, hasta el 16,3%, los escenarios del Banco de España prevén aumentos de entre 2,3 puntos en el escenario 1 y 3,5 puntos en el escenario 2", ha destacado, y esta diferencia no se debe a que el supervisor no haya tenido en cuenta el impacto de los fondos europeos. 

El déficit será mayor de lo previsto

El Banco de España considera que existe un "riesgo significativo de que el déficit público supere el año próximo su nivel de referencia del 7,7% del PIB". 

Esto se debe a que el gasto podría ser mayor de lo esperado, por culpa de una "posible intensificación de la pandemia, como, de hecho, estamos viendo en estas últimas semanas tanto en nuestro país como en el resto de Europa. Esta circunstancia podría exigir prolongar por más tiempo del inicialmente considerado algunas de las medidas discrecionales adoptadas para proteger a los hogares, autónomos y empresas. Al mismo tiempo, no es descartable un comportamiento menos favorable del esperado de la tasa de paro y, por lo tanto, del gasto en prestaciones por desempleo"

Y, también, a que los ingresos no serán tan elevados: "a su vez, las previsiones de ingresos públicos enfrentarían riesgos a la baja principalmente vinculados a una previsión de crecimiento del PIB en 2021y, por tanto, de aumento de las bases impositivas, relativamente optimista".

Absorción de los fondos europeos

El supervisor ha alertado al Gobierno de la importancia que tiene destinar los fondos europeos a "proyectos de calidad" que incrementen el crecimiento potencial de la economía. Considera que la previsión que tiene el Gobierno de ejecutar ya en 2021 un total de 27.000 millones de euros procedentes de Bruselas es demasiado "optimista".

"En relación con la capacidad de nuestra economía para movilizar fondos vinculados a otros programas europeos, en los últimos tres programas de fondos estructurales europeos (de una cuantía inferior a la prevista en el fondo de recuperación), después de 7 años de vigencia de los mismos, la tasa de absorción de la economía española de los recursos disponibles nunca alcanzó el 80%", ha admitido.

El supervisor ha insistido en que "para que el uso de los fondos europeos tenga el efecto multiplicador sobre la actividad agregada que asume el Proyecto de PGE (ligeramente por encima de 1), es necesario que dichos recursos se empleen en proyectos de calidad –esto es, en aquellas iniciativas de inversión pública que tengan la mayor capacidad para aumentar el potencial de crecimiento de la economía en el medio plazo, por ejemplo, a través de un incremento en el stock de capital humano y tecnológico–".

Además, considera importante que el Gobierno prepare cuanto antes un plan de consolidación fiscal para lanzar al mercado un mensaje de tranquilidad sobre la futura sostenibilidad de las finanzas públicas. 

Posponer las subidas de impuestos

El supervisor ha señalado que "la recuperación económica en curso aún presenta evidentes síntomas de fragilidad y se encuentra sometida a considerables riesgos a la baja que no aconsejan un aumento generalizado de la presión fiscal en estos momentos

Posiblemente hubiera sido preferible retrasar la introducción de alguno de ellos hasta que nuestra recuperación económica fuera más robusta"

Considera, además, que la creación de la 'tasa Google' y la 'tasa Tobin' debería haberse realizado en consonancia con otros países de nuestro entorno. 

"En la imposición de las transacciones financieros o de los servicios digitales–, es imprescindible que estos ajustes se aborden de forma coordinada internacionalmente para maximizar su efecto recaudatorio y evitar distorsiones competitivas o la deslocalización de las bases impositivas", afirma. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba