Proyecto Normandy

Banco Sabadell coloca promociones fallidas de CAM a Oaktree por 300 millones

La entidad catalana cierra la venta de una de sus mayores carteras de los últimos años: el 'Proyecto Normandy', en el que Oaktree se ha impuesto a Blackstone y a Goldman Sachs. Compra los créditos inmobiliarios con un descuento del 70%. Inicialmente valían cerca de 1.000 millones.

Antigua sede de CAM en Alicante.
Antigua sede de CAM en Alicante.

Oaktree desembarca con fuerza en el mundo de la promoción en la costa mediterránea. El fondo norteamericano se ha impuesto en la última puja de activos problemáticos de Banco Sabadell, en el Proyecto Normandy. Pagará cerca de 300 millones de euros por una de las mayores carteras puestas en mercado por la entidad presidida por Josep Oliu, con créditos morosos inmobiliarios valorados inicialmente en 950 millones, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli.

Esto supone que Oaktree se quedará los activos con un descuento de cerca del 70%, en línea con los precios que suelen moverse en el sector. La operación está todavía pendiente de que se cierre toda la letra pequeña que lleva aparejada, por lo que aún puede pasar más de un mes antes de su formalización.

El fondo norteamericano se quedará con unos 500 créditos a promotores que Sabadell recibió como herencia de la compra de CAM. Se trata de préstamos cuyo colateral son promociones, locales o suelos que encallaron tras el estallido de la crisis. Con ellas, fondos como Oaktree siguen dos tipos de estrategias: reestructurar el crédito a cambio de una quita inferior al precio que pagó (por encima del 70%); y/o quedarse los activos por la vía judicial y asociarse a promotores locales (en ocasiones el mismo al que ejecuta) para sacar adelante el proyecto.

El Proyecto Normandy se divide en tres subcarteras (Single Names, Coast y Urban) en función del tipo de activo. Dos tercios de la cartera se ubica en la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.

Este fondo, asesorado en España por Carlos Gila, se ha convertido en uno de los grandes compradores de activos tóxicos de los bancos en los últimos años. En octubre se impuso en otra de las grandes pujas, esta de créditos y pisos de Deutsche Bank, valorados en 430 millones.

Sabadell ha limpiado en más de 8.000 millones su balance de activos problemáticos, pasando de 26.000 millones a menos de 18.000 millones tras el 'Proyecto Normandy'

Otras pujas en las que ha resultado vencedor en los últimos dos años son el Proyecto Gaudí, los activos del banco malo alemán, FMS, entre los que se incluía la deuda del hotel Arts en Barcelona; el Proyecto Goya, con 800 millones en crédito promotor de Ibercaja; y el Proyecto Wind, con hipotecas impagadas de Bankia.

Con el cierre del Proyecto Normandy, Banco Sabadell se ha quitado de encima activos tóxicos por valor de más de 1.300 millones en las últimas semanas. Antes de que acabara 2016, acordó la venta de 360 millones de deuda sobre 60 promociones y hoteles a Bain Capital Credit, dentro del Proyecto Traveler, tal y como adelantó este medio.

Saneamiento

La entidad catalana sigue de esta forma liderando el saneamiento de activos problemáticos dentro del sector financiero español, junto a los otros dos grupos más activos, Bankia y CaixaBank. Según las últimas cifras oficiales, de septiembre de 2016, Sabadell tenía una exposición al ladrillo de 19.265 millones. Tras la venta de estas dos carteras, se situaría por debajo de los 18.000 millones, lo que implicaría una reducción de 8.000 millones de euros desde principios de 2014.

Junto a las carteras de Sabadell, otras entidades como Sareb también han cerrado desinversiones en las últimas semanas. El banco malo traspasó una cartera de 600 millones a Goldman Sachs y otras más pequeñas a otros inversores como Deutsche Bank.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba