Economía

Mercadona quiere ser tu farmacéutico y asusta a los profesionales del sector

Los farmacéuticos reivindican su papel de asesores de salud frente al aumento de productos de parafarmacia en los lineales de los supermercados 

Acceso a un supermercado de Mercadona
Acceso a un supermercado de Mercadona

Mercadona gana todos los partidos que juega. Y por eso nadie quiere ser su rival. En este caso, y al igual que han realizado otras cadenas de supermercados, el líder en cuota de mercado en España está apostando cada vez con más fuerza por el sector de la parafarmacia (productos medicinales que no sean medicamentos). Un escenario que asusta a los propios farmacéuticos.

"Su oferta de complementos alimenticios o productos para el control del peso tienen una mayor presencia en sus lineales y son productos que se deben vender con el asesoramiento de un profesional", señala un empresario del sector farmacéutico a este medio.  

En concreto, el empresario destaca productos como las cápsulas de alcachofa para la pérdida de peso o las píldoras de zinc como refuerzo para la memoria. Mercadona vende este tipo de productos bajo su marca blanca Deliplus, que también le suministra los productos de higiene y belleza. En este caso, estos productos de parafarmacia de Deliplus se producen en los laboratorios valencianos Korott.

Para Jacinto Llorca, especialista en distribución y autor del libro El Código Retail, Mercadona busca con esta apuesta por la parafarmacia "cubrir el mayor número de necesidades posibles de su 'jefe' y lograr introducirse en un sector que tiene mucho recorrido para ellos". Entre su oferta también se incluyen productos como la pastillas de melatonina para la mejora del sueño, cápsulas de colágeno para las articulaciones o pastillas para fortalecer el cabello.

Un farmacéutico asesora al cliente sobre este tipo de productos que están vinculados con la salud"

Leopoldo González (FEFE)

Además, los lineales de la cadena valencia, al igual que el resto de compañías, ofrece productos como productos primeros auxilios botiquín (gasas, tiritas, vendas, algodón, termómetro digital), bastoncillos, líquido para lentillas, manicura y pedicura. 

"La parafarmacia es un sector liberalizado y es comprensible que la venta de estos productos en los supermercados aumente", explica Leopoldo González, presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos (FEFE). No obstante, indica que "un farmacéutico asesora al cliente sobre este tipo de productos que están vinculados con la salud y que es muy aconsejable las indicaciones de un profesional".

No es una cuestión de precio

Los representantes del sector no consideran que el cliente apueste por comprar productos de parafarmacia en los supermercados por ser más baratos. "Las farmacias tienen productos muy competitivos", reivindican. Su preocupación llega por el recorte del número de visitas que provoca la oferta de estos productos tanto en Mercadona como en el resto de cadenas.

"La compra de productos como preservativos o suero fisiológico en una farmacia suele provocar la adquisición previsora de otros productos exclusivos de farmacias como analgésico o antiinflamatorio", explican desde el sector. "Por su parte, los productos de parafarmacia que se compran en los supermercados suelen ser consecuencia de la visita obligada para la compra de alimentación", añade. 

En este sentido, el experto en retail, Jacinto Llorca, analiza que "los farmacéuticos defienden su papel de profesionales de la salud y, por ello, reclaman que hay que vender este tipo de productos en las mejores condiciones".

Un 'miedo' a los supermercados que también llega "ante el eterno debate sobre liberalizar el mercado de la venta de medicamentos, como ya sucede en otros países europeos", apunta el autor del libro El Código Retail. Un escenario que el sector afirman que está muy lejos de producirse. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba