Economía

La tormenta financiera tras el 'brexit' deja unos ganadores inesperados: los hipotecados en libras

La libra esterlina se devaluó un 7% frente al euro tras conocerse el resultado del referéndum, lo que supondrá unas menores cuotas para aquellos que firmaron un préstamo hipotecario en esta moneda.

La libra esterlina se depreció un 7% frente al euro el día posterior al referéndum.
La libra esterlina se depreció un 7% frente al euro el día posterior al referéndum. FLICKR / PETRAS GAGILAS

Los desplomes de los mercados y la tormenta financiera provocados tras la decisión de los ciudadanos británicos de abandonar la UE han supuesto súbitas pérdidas millonarias para millones de ahorradores e inversores de todo el mundo. ¿Para todos? No, no todos. Un pequeño colectivo ha salido ganando de forma directa con el batacazo vivido este pasado viernes tras constatarse que el brexit será un hecho.

Se trata, en concreto, de aquellas personas o familias que contrataron una hipoteca multidivisa referenciada en libras esterlinas. Este pasado viernes, la moneda oficial de Reino Unido sufrió una fuerte devaluación, provocada por las menores expectativas de crecimiento que se le atribuye al país fuera de la UE. Así, se produjo una notable depreciación de dicha divisa frente al dólar estadounidense (cerca del -10%) y, sobre todo, frente al euro (de un -7%). Y todo lo que suponga que la libra pierda valor frente al euro, les beneficia.

El crédito se contrata en una moneda extranjera (en este caso libras esterlinas), pero como el salario o la renta del hipotecado es en euros, se produce una suerte de arbitraje entre ambas cotizaciones

Es decir, que en apenas un día las cuotas a pagar por los hipotecados en moneda británica han experimentado una sustancial reducción. Esto es así por la forma en que funcionan este tipo de préstamos hipotecarios: el crédito se contrata en una moneda extranjera (en este caso libras esterlinas), pero como el salario o la renta del hipotecado es en euros, se produce una suerte de arbitraje entre ambas cotizaciones. La teoría cuando se promocionaron y firmaron estas hipotecas (finales de la década pasada en su mayoría) decía que el euro era la moneda que se comportaba comparativamente de una manera más fuerte, lo que beneficiaba por tanto a la hora de pagar en otra divisa.

Un producto con miles de afectados

La práctica, sin embargo, no ha discurrido tal y como planteaba la teoría. La crisis del euro desatada a raíz de la posibilidad de que Grecia abandonara la zona euro desató las tensiones en deflacionarias en la zona de la moneda única, lo que unido a los años de recesión y de políticas expansivas produjeron una fuerte depreciación de la misma durante los últimos años. Una depreciación que ha supuesto fuertes encarecimientos en las cuotas de las hipotecas de aquellos que incluyeron fórmulas de multidivisa.

Aunque no hay estadísticas fiables, en España se calcula que hay entre 30.000 y 65.000 contratos hipotecarios en multidivisa, según cálculos de Adicae y otras plataformas que aglutinan a afectados. En su mayoría se vincularon a monedas teóricamente más débiles como el yen o el franco suizo. Dentro del número total de hipotecas, aquellas referenciadas a la libra suponen una gran minoría, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli. El alcance de su depreciación sería, por tanto, limitado.

Al margen del tipo de divisa con la que se firmase, las hipotecas multidivisa se han visto envueltas en polémica desde hace años. La mala evolución del euro desde el inicio de la crisis y el escaso conocimiento financiero de los firmantes de estos préstamos ha desatado un frente judicial contra estos productos y en el que la justicia está fallando en general a favor de los afectados, tal y como informó Vozpópuli.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba