Economía

Blackstone recrimina en público al Gobierno por su plan de alquiler de vivienda

El primer representante de Blackstone en España ha manifestado ante Nadia Calviño la "preocupación" de la firma estadounidense por los planes del Gobierno en materia de alquiler de vivienda. Ha recordado que el grupo ha invertido 25.000 millones en España en los últimos años

Construcción de un edificio
Construcción de un edificio Javier Martínez

La compañía que más dinero ha invertido en el sector inmobiliario español en el último lustro, Blackstone, ha recriminado en público al Gobierno por su plan anunciado de alquiler de vivienda, que contempla unas medidas que afectan de lleno al negocio de la sociedad estadounidense en España.

El primer representante de Blackstone en España, Claudio Boada, ha advertido que ve con "preocupación" los planes adelantados por el Gobierno de Pedro Sánchez en esta materia, en un desayuno organizado esta mañana por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (Amcham Spain), ante la ministra de Economía, Nadia Calviño, en el hotel Villa Magna, en Madrid.

Claudio Boada, senior adviser para España y Portugal de Blackstone, ha tomado la palabra al término de la participación de Calviño, en un coloquio conducido por Jaime Malet, presidente de Amcham Spain, y ante los asistentes -más de medio centenar de empresarios representantes de compañías estadounidenses en España-, ha advertido que el grupo estadounidense ve con "preocupación" los planes adelantados por el Gobierno sobre alquiler de vivienda, y ha recordado que la compañía ha invertido 25.000 millonesde euros en el país en los últimos años "apostando por España en los peores años de la crisis". 

Blackstone sospecha que el Gobierno va a aprobar este mes un Real Decreto para reformar el alquiler de la vivienda

En particular, Boada se ha referido al proyecto de recuperar la duración de los contratos de alquiler a cinco años, frente a los tres actuales (recogida en la Ley de Arrendamientos Urbanos, de junio de 2013), que será aplicable para las personas físicas, pero de siete años para la parte arrendadora en el caso de que esta sea persona jurídica.

El primer representante de Blackstone en España, que ha asistido al encuentro junto con Eduard Mendiluce, al frente del negocio inmobiliario de la firma de inversión, ha requerido a la Ministra de Economía cauces de diálogo para tratar la cuestión.

Ese plan del Gobierno en materia de alquiler afecta a la línea de flotación del principal negocio de Blackstone en España. La sociedad presidida por Stephen Schwarzman ha ido comprando grandes paquetes de hipotecas que se corresponden con más de 100.000 viviendas en alquiler a la banca española en los últimos cinco años.

Subir a siete años la duración de los contratos de alquiler impacta de lleno en el negocio de Blackstone en España

En marzo de 2014 Blackstone se quedó, por 3.615 millones de euros, con 40.000 hipotecas problemáticas de Catalunya Caixa, iniciando así el desatascamiento de las cuentas de la banca española por el lastre inmobiliario, y una competencia feroz entre los grandes fondos por hacerse con esos activos.

En el último año Blackstone ha llevado a cabo otras dos grandes operaciones que han convertido a la firma de inversión en uno de los mayores propietarios de activos inmobiliarios del país, la compra del ladrillo tóxico de Banco Popular, junto con Santander, por más de 5.000 millones, y la de la socimi Hispania, por 2.000 millones.

El grupo se ha aprovechado de la crisis financiera e inmobiliaria para adquirir esas viviendas, hipotecas, con un fuerte descuento, pero ha tomado el riesgo de rentabilizar la operación tratando de mejorar la gestión de esos alquileres. 

La sociedad estadounidense quiere seguir invirtiendo en España, "no ha amenazado con dejar de hacerlo"

Para Blackstone, cuyo lema es "compra, arregla y vende", el negocio está en conseguir alquilar las viviendas compradas a un precio lo más rentable posible teniendo en cuenta el gran descuento que logró en la adquisición de las mismas. Y también quitarse de encima a los inquilinos que no pagan los alquileres.

Por esta razón, los planes anunciados por el Gobierno en materia de alquiler afectan tanto al grupo estadounidense, ya que lejos de flexibilizar el negocio del alquiler, lo ralentiza. Los inquilinos problemáticos, los que se niegan a pagar y a abandonar la vivienda alquilada, tendrán presumiblemente más tiempo para seguir haciéndolo con la norma anunciada de elevar a siete años el contrato de arrendamiento.

Real Decreto a la vista

"Blackstone no ha amenazado con dejar de invertir en España", han precisado fuentes cercanas a la sociedad de inversión consultadas por este diario al término del coloquio organizado por Amcham Spain, y han añadido que su propósito es seguir haciéndolo.

Las mismas fuentes han indicado, no obstante, que sí requieren la posibilidad de entablar conversaciones con la Administración para exponer su postura frente a la política de alquiler, y que creen que el Gobierno aprobará este mismo mes por Real Decreto las nuevas medidas en esta materia. En el trámite parlamentario de la nueva norma, la sociedad considera que podrán tratarse diversas alternativas.

¿Compro o alquilo?:



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba