Economía

La banca española, lastrada por 238.000 millones en activos "improductivos"

Más allá de los escándalos y las causas judiciales abiertas, el principal problema de la banca española es la rentabilidad, que se ha reducido un 6,8% en los últimos seis años. A pesar de todas las ventas de activos llevadas a cabo durante la crisis, el sector acumula aún una cantidad equivalente al 20% del PIB en ladrillo, empresas insolventes o pisos adjudicados, según cálculos de la consultora AFI.

Los bancos españoles acumulan en sus balances 94.600 millones de euros en activos adjudicados y 57.200 millones en ladrillo.
Los bancos españoles acumulan en sus balances 94.600 millones de euros en activos adjudicados y 57.200 millones en ladrillo. FLICKR / VALDEBEBAS

La banca española se ha visto desde el inicio de la crisis golpeada por el estallido de la burbuja del ladrillo, el incremento a cifras de récord de la morosidad y los escándalos financieros (preferentes, cláusulas suelo...). Cuando buena parte de estos problemas parecían haberse ido disipando (o al menos las entidades ya los habían asumido), un nuevo problema ha emergido hasta llevar al sector a las puertas de una nueva ola de fusiones.

¿Por qué el supervisor y las entidades financieras españolas anticipan una nueva ola de fusiones en el sector bancario? La clave, por encima de todo, está en la búsqueda de la rentabilidad perdida de los bancos. En los últimos seis años ésta se ha desplomado desde el 12,1% hasta el 5,3%, según un reciente informe de Analistas Financieros (AFI), "fundamentalmente por las mayores exigencias de capital". Es decir, que hay que destinar más fondos propios para conseguir beneficio, lo que hace menos atractivo a estas entidades de cara al mercado.

En opinión de AFI, uno de los principales "lastres" que impiden a los bancos españoles ser más rentables es el inmenso volumen de activos "improductivos" que pueblan sus balances. A mediados de este año, el sector bancario español acumulaba 238.000 millones de euros entre crédito dudoso y activos adjudicados (ver cuadro inferior). "Son activos cuya rentabilidad es nula, "cuando no negativa (por los gastos de gestión y mantenimiento asociados)", explican desde esta consultora especializada en el sector financiero.

Las entidades llevan años soltando lastre de este tipo de activos para ganar rentabilidad. En especial Bankia, lo que le ha servido ser la entidad más rentable (en términos de RoE) del sector en España. Según cálculos de AFI, si el resto vendiese estos activos a su valor contable y esa liquidez se destinase a crédito nuevo a hogares y pymes, "el sector podría obtener anualmente una rentabilidad media del 3% por estos activos y además se ahorraría las provisiones asociadas a los mismos".

Fusiones para abaratar costes

Las fusiones del sector jugarían por tanto un rol imprescindible en el sector. Fuentes consultadas por Vozpópuli apuntan a que ganando tamaño y impulsando sinergias se reducirían costes, medida imprescindible para mejorar en los ratios de ingresos y beneficios por activos. Con un mayor tamaño se pueden alcanzar mejores precios de proveedores, se reducen gastos genéricos como publicidad, cajeros...

Más allá de las fusiones, que todos en el sector descartan hasta que no pase el 20 de diciembre y se clarifique el escenario político, desde AFI estiman que "será necesario acelerar la digestión de estos activos improductivos" si las entidades quieren avanzar en una mayor rentabilidad. De no ser así, corren el riesgo de ser penalizadas por los mercados.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba