Deuda pública

AIReF y BdE aseguran que hacen falta 15 años para reducir la deuda por debajo del 60%

Luis María Linde y José Luis Escrivá han alertado de que la deuda de la administración española no estará por debajo del 60% en décadas

Sede del Banco de España
Sede del Banco de España BDE

Ambas instituciones han coincidido este martes en al afirmación de que a España aún le quedan muchos años para reducir su deuda a los niveles esperados por la Unión Europea, que es del 60% y que a día de hoy se sitúa en el 98% del PIB.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, que ha sido el encargado de abrir las jornadas organizadas conjuntamente con el FMI, ha subrayado que el alto nivel de endeudamiento supone un alto riesgo para la economía nacional y ha agregado que hay que comenzar a tomar medidas diferentes que consigan mejores resultados.

En este sentido, el presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, ha detallado que España podrá conseguir en 15 años cerrar el desfase y situarse en unos niveles de un 55 o un 57%, pero ha alertado que para conseguir dicho objetivo el país tendrá que hacer cosas que nunca se han hecho y que para ello hay que "hacer todos los esfuerzos que sean necesarios". 

Además, ha asegurado que la crisis financiera volverá y la unión monetaria no tendrá tanta capacidad como la tuvo en el pasado. Además, ha asegurado que su impacto será mayor porque el BCE no podrá financiar a los mismos niveles. Por ello, considera que el país debería contar con "colchones financieros" para cuando llegue este momento.

Servaas Deroose, subdirector general de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea, ha espetado a España su bajo nivel con el cumplimiento de las reglas fiscales, aunque ha asegurado que en 2016 sí mejoró. A pesar de ello, ha asegurado que el país aun tiene que mejorar el marco fiscal y las normas porque hay una clara necesidad de aumentar los incentivos para alcanzar dichos objetivos.

En este sentido, ha agregado que España debería fijarse unos planes objetivos ambiciosos, realistas y coherentes y ha destacado la necesidad de actuar más por el lado de los ingresos y no tanto por el de los gastos.

Por último, la secretaria de Tesoro y Política Financiera, Emma Navarro, ha afirmado que la deuda pública sigue siendo un reto y pero asegura que está disminuyendo y espera que el crecimiento de España permanezca sólido durante los próximos años.

Asimismo, ha asegurado que precuperar su credibilidad, España llevó a cabo entre 2012 y 2014 un enorme esfuerzo de consolidación fiscal, que también le permitirá estar preparada ante la inevitable normalización de las políticas monetarias.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba