Economía

Abengoa dice que requiere apoyo financiero a corto plazo para mantener la actividad

La multinacional energética española registró en 2018 pérdidas por importe de 1.475 millones de euros. En el último año seis filiales de Abengoa han solicitado su entrada en concurso de acreedores

Planta de Abengoa.
Planta de Abengoa. Efe.

Abengoa admite que requiere mantener una "estructura financiera adecuada" para desarrollar su futuro modelo de negocio y mantener la actividad a corto y medio plazo, tras registrar pérdidas de 1.498 millones de euros en 2018.

La multinacional energética explica en la presentación de sus resultados del pasado ejercicio que, tras el proceso de reestructuración financiera concluido en marzo de 2017, la normalización de la actividad "ha sido más lenta de lo esperado" y que para "asegurar la viabilidad del Grupo a corto y medio plazo y poder continuar con su actividad de forma competitiva y sostenible en el futuro" es necesario contar con nuevo apoyo financiero.

En particular, Abengoa estima que es necesario disponer de una "plataforma estable que permita el acceso a los mercados de capital para financiar su circulante". También requiere acceder a "nuevas líneas de avales para poder asegurar el crecimiento de su negocio de Ingeniería y Construcción", así como mantener "una estructura financiera adecuada para el modelo de negocio que va a desarrollar a futuro".

Este mes de febrero dos filiales de Abengoa han solicitado su entrada en concurso de acreedores

El grupo español explica que ha estado trabajando en acciones adicionales, concretamente en un nuevo plan de viabilidad a 10 años, así como en un proceso de reestructuración financiera. La compañía confía en lograr un acuerdo de financiación positivo por lo que ha procedido a comunicar los resultados del pasado ejercicio  "bajo el principio de empresa en funcionamiento".

En 2018 Abengoa, que en la actualidad tiene como principales accionistas a Santander (3,45% del capital), y al Estado (a través de la Secretaría de Comercio, con el 3,15%), ingresó 1.303 millones de euros, un 12% menos que en 2018, mientras que registró un Ebitda de 188 millones, un 48% superior, gracias en parte a menos costes de reestructuración.

Impacto de 1.060 millones

La compañía con sede en Sevilla indica que ha procedido a ajustar deuda que mantenía valorada a coste amortizado al tipo de interés efectivo, lo que ha supuesto un impacto negativo en sus cuentas por importe de 1.060 millones de euros.

El grupo señala que el reajuste de dicha deuda "se debe a la aplicación de lo establecido en la normativa contable explicada (...) en cuanto a la clasificación y valoración de la deuda financiera para aquellos casos en los que la compañía se encuentra en la fecha de cierre de balance en una situación de incumplimiento y no ha obtenido autorización por parte de sus acreedores para no ejercitar acciones de cancelación anticipada por un plazo mínimo de 12 meses desde la fecha de cierre de los Estados financieros".

Abengoa sostiene que una vez concluya "el proceso de reestructuración en los términos actualmente planteados", dicha deuda quedará registrada en el epígrafe de Pasivos no corrientes del Estado desituación financiera consolidado.

"Este impacto negativo al cierre del ejercicio 2018, no trata de reflejar la situación financiera futura de Abengoa que, en opinión de los Administradores, y una vez concluido el Proceso de Reestructuración en el que se encuentra inmersa la compañía(...) dependerá del cumplimiento del nuevo Plan de Viabilidad a 10 años aprobado por el Consejo de Administración", asociado a la capacidad de la empresa para generar recursos de sus operaciones y a la dotación de la suficiente liquidez.

Concursos de filiales

En el último año seis filiales españolas de Abengoa se han declarado en concurso de acreedores; este mismo mes de febrero dos empresas de la energética han iniciado un proceso concursal.

El pasado día 18 de febrero, el Juzgado de lo Mercantil número dos de Sevilla dictó auto declarando el concurso voluntario de Abengoa PW I Investments, designando a EY como administrador concursal. Y el 1 de febrero solicitó su entrada en concurso Abengoa Bioenergía Nuevas Tecnologías.

Además se encuentran en concurso de acreedores las filiales Abengoa Research (en proceso de liquidación desde mayo de 2018); Abencor Suministros (desde abril del pasado año); Simosa (desde mayo de 2018); y Simosa IT (en concurso necesario).

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba