Esther Doña perdió a Carlos Falcó el 20 de marzo de 2020. El marqués de Griñón falleció a los 83 años a causa del coronavirus.

Su relación siempre fue cuestionada por todos sobre todo por su diferencia de edad, de 41 años. Ambos salían desde 20015, y se casaron en 2017 una boda secreta e íntima en el palacio de El Rincón en régimen de separación de bienes para evitar (más) habladurías. No obstante, Falcó la dejó sus bienes en usufructo, aunque nada en herencia, por lo que ha podido vivir holgadamente este último año.

Esther Doña siempre ha sido muy discreta con su vida privada. Aunque en alguna ocasión ha hecho alguna que otra entrevista hablando de Carlos Falcó, nunca ha revelado nada que no se supiera o que fuera destacable. Ahora, sin embargo, va a contarlo todo en su nuevo libro.

Esther Doña revela cómo fue su relación con Carlos Falcó en su nuevo libro

Este último año y medio, al margen de las comodidades económicas, no ha sido fácil para Esther Doña, pues también sufrió la pérdida de su padre. Un periodo en el que, no obstante, ha conseguido trabajo (como colaboradora en TVE) y ha estado escribiendo (o ayudando a escribir) su nuevo libro, La vida de un gran hombre a través de mis ojos, que publicará con Planeta el próximo 27 de octubre.

Aún no se conoce el contenido del texto, aunque la propia Esther Doña ha avanzado cómo comienza: "Los muros de piedra del Palacio del Rincón parecen de pronto mucho más oscuros y amenazantes. El que hasta hace un minuto era mi hogar ha perdido el alma y el encanto y ahora es un castillo solitario, frío y vacío. Aún tengo el teléfono en la mano temblorosa cuando los ojos se me llenan de lágrimas que no sé cómo gestionar. 'El señor ha muerto –susurro–. El señor ha muerto".

Un libro muy polémico

La editorial ha mandado un comunicado presentado este proyecto, que dará mucho de qué hablar: "Este libro está escrito en primera persona y con el corazón en la mano. Era el 20 de marzo de 2020. España entera estaba confinada en lo peor de una pandemia cuyo alcance nadie se atrevía a vaticinar. La noticia corrió como la pólvora en todos los medios de comunicación del país. Carlos Falcó, marqués de Griñón y grande de España, acababa de fallecer de covid en un hospital madrileño en la más absoluta soledad. Ni sus hijos, ni su joven esposa, ni nadie de su entorno pudo acompañarle en ese terrible e inesperado final. En honor a un amor extraordinario, la viuda marquesa de Griñón nos invita a revivir la historia de este matrimonio de película. Desde el primer encuentro hasta la boda, pasando por el cortejo cargado de mensajes de móvil, las dudas primeras de ella y de su familia y luego la entrega decidida a compartir la vida. Un relato que revela la intimidad de una relación repleta de viajes de ensueño, cacerías, glamurosos compromisos con la alta sociedad y brillantes planes de futuro que solo una tragedia como el coronavirus logró truncar".

Una relación muy cuestionada

La relación entre Carlos Falcó y Esther Doña, además, siempre fue cuestionada por todos sobre todo por su diferencia de edad de 41 años. Ambos salían desde 2015, y se casaron dos años después en una boda secreta e íntima en el palacio de 'El Rincón' en régimen de separación de bienes para evitar (más) habladurías.

Esther abandonó a mediados de junio su residencia, el palacio de 'El Rincón', propiedad de Carlos Falcó. Se marchó únicamente con sus pertenencias y su perrita.

Con una mano delante y una detrás, se ha publicado que la marquesa no ha recibido nada de la herencia del que fue su marido, ya que hicieron separación de bienes antes de su boda en 2017. No obstante, sí que quedó como usufructuaria de todos sus bienes.

Esther Doña y Carlos Falcó.

Veremos qué cuenta en el libro y cómo se toman esto los hijos del marqués, sobre todo Tamara Falcó, la niña de sus ojos y la hija más mediática de Falcó.