La relación de Sara Carbonero, de 37 años, e Iker Casillas, de 39, parece haber llegado a su fin. Después de muchos meses de rumores de una posible ruptura de la pareja o crisis en el matrimonio, según la revista 'Lecturas', la presentadora y el exportero de fútbol "se separan y viven en casas separadas desde hace tiempo".

Es más, la publicación apunta a que, "desde hace meses, Iker ya vive en otra casa" en la misma urbanización de Pozuelo de Alarcón en la que se encuentra el domicilio familiar, en La Finca, muy cerca de donde vive Sara y sus dos hijos, a unos 30 metros de distancia, para así no trastocar tanto sus rutinas y evitar levantar sospechas.

Según la revista, ha sido el exportero del Real Madrid el que ha tomado la decisión de abandonar la vivienda conyugal aunque su relación sigue siendo muy buena. Su prioridad absoluta son sus hijos Martín y Lucas.

También señala que la pareja ya lo había comunicado a sus familias y al círculo de amigos más íntimo fiel círculo de amistades el fin de su matrimonio.

Rumores de ruptura desde hace meses

La sombra de la separación llevaba acechando a la pareja muchos meses. Sin embargo, tanto ellos como su entorno, siempre se habían apresurado a desmentir que estuvieran atravesando una crisis o ruptura. Esto mismo es lo que ocurrió con David Bustamante y Paula Echevarría. En los últimos años de su matrimonio, los rumores de crisis y ruptura eran continuos. Ellos y sus allegados lo desmentían, hasta que al final se produjo la separación. Lo mismo parece haber pasado ahora con Carbonero y Casillas.

El exfutbolista del Real Madrid y la periodista empezaron su relación en el año 2010, cuando la selección española ganó el Mundial de fútbol en Sudáfrica, fue ahí cuando se produjo el momentazo del beso de Iker a Sara mientras esta le entrevistaba.

Iker Casillas besa a Sara Carbonero en el mundial de Sudáfrica

España ganaba por primera vez una Copa del Mundo. El exportero no pudo evitar besarla en la boca de la emoción, para sorpresa de ella. Los reyes Felipe y Letizia fueron testigos y aplaudieron el momento.

Desde entonces no se volvieron a separar hasta la fecha. Fruto de su relación, tienen dos hijos en común, Martín, de 7 años, -nacido en enero de 2014-, y Lucas, de 4 años, nacido en junio de 2016.

La pareja se casó tras seis años de noviazgo, el 20 de marzo de 2016, con una boda secreta e íntima a la que fue su hijo Martín como único invitado.

Iker Casillas no se separó de Sara en el hospital

Desde hace tiempo se hablaba de que la pareja no estaba bien pero sobre todo hizo saltar las alarmas que el exguardameta del Real Madrid se hubiera comprado, él solo, una casa de tres millones de euros en el centro de Madrid.

Sin embargo, desde que se comenzaron su relación en el año 2010, el tener una vida económica independiente y la adquisición de propiedades o inmuebles por separado es una práctica habitual. La pareja no comparte la titularidad de ninguna propiedad en España.

Tampoco publicaban desde hace tiempo ni mensajes ni fotos juntos o en familia en las redes sociales, aunque eran discretos, de vez en cuando sí compartían alguna publicación o se dejaban ver juntos públicamente.

La última vez que se habló de separación, fue antes de que fuera el 37 cumpleaños de la periodista y de que esta fuera ingresada de urgencia el pasado 12 de febrero en el hospital a causa de una complicación del cáncer de ovario que le fue diagnosticado en mayo de 2019. Sin embargo, un mensaje de felicitación de Iker sirvió para acallar los rumores de ruptura.

Iker Casillas acalló los rumores de ruptura con este mensaje de felicitación a Sara Carbonero.

El motivo de la separación

La mencionada revista señala que la imagen que dio la pareja de unión mientras Sara estuvo en la Clínica Universidad de Navarra fue "más bien de cara a la galería" ya que asegura que "la pareja ya había tomado la decisión de separarse de mutuo acuerdo tras un fuerte desgaste en su relación".

Pudimos ver al exfutbolista entrando y saliendo del hospital, no se separó de ella, solo para cuidar a sus hijos, y se mostró como su gran apoyo junto a la familia de ella. Sin embargo, en este momento ya llevaban tiempo separados y desde hace semanas Iker Casillas vive fuera del hogar familiar.

A pesar del distanciamiento y de la supuesta separación de la pareja, después de tantos años juntos y tener dos hijos en común, la pareja sigue apoyándose en los momentos difíciles, como hicieron en el 2019 cuando él sufrió un infarto de miocardio, el 1 de mayo, y ella fue diagnosticada de cáncer de ovario días después, el 21 de mayo, y tuvo que ser operada y recibir tratamiento.

Sara Carbonero abandona el hospital tras recibir el alta, acompañada de Iker Casillas.

Viven separados y hacen cada uno su vida

Días después de que Sara recibiera el alta hospitalaria, cuando se captó la última imagen de ellos juntos, ella e Iker quedaron a comer con la presentadora de Informativos de Telecinco, Isabel Jiménez, gran amiga de Carbonero y socia de la firma de moda que tienen juntas Slow Love, dando una imagen de que seguían juntos y unidos. Sin embargo, después abandonaron el restaurante por separado.

Ella se fue con su amiga en el coche y él se fue a buscar su coche solo al parking, según publica 'Lecturas'.

Ahora cada uno hace su vida y ya no viven juntos. Cuando regresaron a España, tras vivir en Oporto durante cinco años por el fichaje de él en el Fútbol Club Oporto, Sara comenzó a trabajar en Radio Marca, en el programa Que siga el baile, mientras que Iker trabaja en la Fundación Real Madrid como adjunto al director general.

A Sara se la vio especialmente sensible en el programa de radio en el que tuvo como invitada a Conchita. Tal y como te contamos en 'Vozpopuli', la periodista se emocionó y lloró al escuchar en directo la canción de la cantante titulada 'El viaje', que le recordaba a sus hijos y lo sentimientos de amor y miedo a la vez que tiene como madre.

El entorno de la pareja desmiente la separación

Horas después de publicarse la noticia de la separación, la revista '¡Hola!' ha desmentido la noticia, algo que viene siendo habitual siempre que salen rumores de crisis de pareja o posible ruptura en el matrimonio.

La mencionada revista se ha puesto en contacto con fuentes cercanas a la pareja y asegura que Sara Carbonero e Iker Casillas siguen viviendo juntos en su casa de La Finca, con sus dos hijos, y están tan unidos como siempre.

La publicación señala que, a pesar de los numerosos rumores de crisis que acechan a la pareja en los últimos tiempos, no hay nada de cierto en ellos, y siguen tan unidos como siempre.