Cristina Pedroche y David Muñoz (Dabid) han vuelto a sufrir un nuevo revés económico y empresarial. El chef y la presentadora se han visto obligados a cerrar su restaurante StreetXO en Londres, cuatro años después de su inauguración.

Pedroche invirtió dinero en este local, ubicado en uno de los barrios más exclusivos, Mayfair, cuyo alquiler ascendía a 400.000 euros anuales. 

A estos gastos hay que sumarle los problemas derivados por el Brexit y la pandemia del coronavirus, que han acabado haciendo mella en el negocio, tuvo que cerrar el pasado mes de marzo. Todo ello ha llevado a la pareja, que se casó en 2015, a tomar la decisión de iniciar el proceso voluntario de insolvencia y de liquidación, según adelantó 'Expansión'.

"Él no mira lo que cuestan las cosas. Yo sí, gestiono mejor"

Hace años Pedroche decidió invertir en algunos de los negocios de su marido. La presentadora y colaboradora de 'Zapeando' es licenciada en Administración y Dirección de Empresas y diplomada en Turismo por la Universidad Rey Juan Carlos. 

Cristina hablaba así de su entrada como inversora en el restaurante StreetXO de Londres. "He asomado la patita. Somos socios en todo, y todo es de los dos. Somos un equipo porque la base de todo es que haya amor, respeto y admiración. Dabiz ha necesitado inversión para el local de Londres, y no iba a ir a buscar dinero fuera cuando lo tenía en casa. De esta manera, las ganancias también se quedan aquí. Así tampoco hay que pelearse con inversores", señaló en 'El País'.

La presentadora explicó que las dos carreras que ha hecho las "pongo en práctica" aunque señaló que "no es rentable". "Por cada euro que entra en DiverXO, Dabiz invierte dos, ya que siempre hay cosas que mejorar y está obsesionado por el producto [...] No mira lo que cuestan las cosas, ni la vajilla, quiere siempre lo mejor. Yo miro más lo que cuesta todo, soy más empresaria, gestiono mejor".

Pedroche y Muñoz han perdido más de seis millones de euros

El cierre del restaurante StreetXO en Londres le ha supuesto al matrimonio la pérdida de más de seis millones de euros, cantidad que invirtieron para su creación en noviembre de 2016. 

En aquel entonces, la pareja pidió un préstamo de 3,2 millones al BBVA. Dos años después, en 2018, varios de los socios decidieron vender sus acciones, y Muñoz pasó de tener el 26% al 83% del restaurante. 

El restaurante llegó a emplear a unas 70 personas y el precio por una cena podía salir por más de 100 euros.

Cuentas millonarias

A pesar de las dificultades que está teniendo Dabid en el terreno profesional, que les afecta a los dos económicamente, el matrimonio tiene cuentas millonarias.

El chef tiene otros negocios y empresas relacionadas con la hostelería que le funcionan muy bien y su mujer, Pedroche, ingresa elevadas cantidades de dinero por su trabajo en programas de televisión, dando las Campanadas, como instagramer e imagen de varias marcas.

Problemas con DiverXO

Este revés se suma al que ya tuvieron con el restaurante DiverXO que sufrió un incendio el pasado mes de agosto por culpa de un cortocircuito. El local retomó la actividad en septiembre pero tuvieron que volver a cerrarlo tras dar positivo en coronavirus uno de sus trabajadores.   

Superadas esas incidencias, Muñoz optó en los primeros días de octubre por no reabrir el establecimiento ante las nuevas restricciones de aforo y de horarios que imperaban entonces en la ciudad de Madrid.

El restaurante está ahora abierto desde noviembre. Se trata del único restaurante con tres estrellas Michelín de Madrid.

A pesar de ello, Muñoz y Pedroche aún cuentan con los dos restaurantes que tienen en Madrid: DiverXO y StreetXO y su servicio de comidas para llevar GoXo, que opera en Barcelona y Madrid.

Pedroche, orgullosa de su marido

Cristina Pedroche se mostró este lunes muy orgullosa de su marido al conocerse en la gala de los premios Estrellas Michelín 2021, que su restaurante DiverXO mantiene sus tres estrellas. 

La presentadora, a la que veremos dar las Campanadas el próximo 31 de diciembre, ha compartido con sus seguidores un vídeo de la pantalla en la que estaba viendo a su marido mientras le decía emocionada: "¡Pero madre mía qué pibón tengo de marido. Mi estrella!".

[Cristina Pedroche: cuánto cobra por las Campanadas, su caché, sus casas, su ex y más]

Servicio a domicilio y ‘food- truck’

El chef inauguró recientemente en Barcelona su servicio a domicilio con Glovo, El GoXO, además de estrenar la pre-venta para los menús navideños de Nochebuena y Fin de Año (175 euros, 2 personas), actualmente a punto de agotarse por la avalancha de pedidos. 

Además, Muñoz ha apostado por un formato que ha triunfado durante los últimos años, los ‘food- truck’. Muñoz ha instalado uno en la Plaza Manuel Gómez Moreno, en el que se pueden degustar perritos japo-coreanos con pan de brioche y kétchups de kimchi, dumplings a la plancha con boloñesa china de vaca vieja y chorizo ahumado.