Aprovechando el período vacacional de la Fórmula 1, Lewis Hamilton aceptó la invitación de Rihanna y viajó a la caribeña isla de Barbados donde en agosto organizan un Carnaval especial con el que tradicionalmente se celebra el fin de la cosecha de la caña de azúcar.

El deportista y la cantante, dos rostros conocidos en todo el mundo, disfrutaron a lo grande y sin inhibiciones como muestran las fotos, muchas publicadas por la propia Rihanna en sus cuentas de redes sociales.