En un sorprendente emparejamiento, Portugal y Gales, lideradas respectivamente por Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, disputarán la primera semifinal de la Eurocopa persiguiendo una final en la que muy pocos hubiesen apostado que cualquiera de las dos estaría.

Desde los dos combinados se insiste en que no se trata de un duelo de astros, pero será muy difícil abstraerse durante el partido de las individualidades y no estar pendiente de la evolución del cara a cara entre las dos figuras del Real Madrid, que miran de reojo un futurible Balón de Oro. Será un choque inédito para ambos, puesto que las dos selecciones nunca se han enfrentado en partido oficial. El último envite entre sus naciones data, de hecho, de un lejano amistoso en el 2000.

Portugal ha alcanzado cinco veces las semifinales de una Euro, logrando pasar a la final en dos ocasiones, mientras que para Gales, que no se resigna a despertarse de su sueño, ésta será su primera presencia a las puertas de una final en un torneo internacional.

El conjunto británico llega a la cita más importante de su historia en un buen momento de forma, tras apear a una Bélgica que no supo rematar el partido de cuartos con su gol inicial y dio alas a los pupilos de Chris Coleman para remontar. Sin rivales de enjundia enfrente hasta ese momento (el único, la desnortada Inglaterra, les tumbó), han aprovechado el lado amable del cuadro para prosperar hasta convertirse en la gran revelación del torneo.

La selección portuguesa, por su parte, sigue sin despejar las dudas sobre su verdadero potencial, ya que no ha vencido aún a ningún equipo en los noventa minutos reglamentarios. Llega tras deshacerse de Polonia en los penaltis, matiz que no importó a su seleccionador, Fernando Santos, que se ha defendido de las críticas insistiendo en que prefiere jugar "feo" y seguir en el torneo que lo contrario.

En el capítulo de bajas, los 'dragones' no podrán contar ni con Aaron Ramsey ni con Ben Davies, dos pilares del equipo, ambos suspendidos por amonestaciones. En los lusos no estarán ni William Carvalho (también por acumulación de tarjetas amarillas) ni quizá el madridista Pepe, que no se ejercitó con el resto de sus compañeros en los dos últimos entrenamientos al sentir dolor en un muslo.

Habituales compañeros de vestuario aunque rivales por un día. Dos tercios de la archiconocida BBC, jugadores clave en el vigente ganador de la Champions y quién sabe si grandes nombres propios de los últimos capítulos de esta Eurocopa. Cristiano, sólo con dos goles en su haber en la competición (ante Hungría en la primera fase), deberá sacudirse la ansiedad para dejar en la cuneta a Bale, que le está robando el foco estival.

Un duelo casi fratricida que tiene premio colectivo adicional: jugar la Copa Confederaciones que se disputará en Rusia el próximo verano. Si Alemania doblega a Francia y juega la final de Saint-Denis, el que quede vivo a este lado del árbol de eliminatorias visitará la patria de Putin en doce meses. El morbo está servido.

- Alineaciones probables

Portugal: Rui Patricio; C. Soares, Pepe, Fonte, Guerreiro; Renato Sanches, Danilo Pereira, Moutinho o Joao Mario, André Gomes; Nani, Ronaldo.

Gales: Hennessey; Chester, A. Williams, Collins; Gunter, Ledley, Allen, Taylor; J. Williams, Bale; Robson-Kanu.

Árbitro: Jonas Eriksson (Suecia)

Estadio: Parc Olympique Lyonnais

Hora: 21:00