Liga Santander

Indignación en Vigo contra "la caverna madridista" y contra el club de Florentino

El Real Madrid y sus periodistas de cámara porfiaron para que se jugase el partido con el Celta pese al fuerte temporal que azotó Galicia.

Estadio municipal de Balaídos en Vigo.
Estadio municipal de Balaídos en Vigo. EFE

Los papistas siempre han hecho daño a la figura del papa. Porque, empeñados en agradar a cualquier precio y en ser los más solícitos de la clase, suelen pasarse de frenada. Al Real Madrid, otrora respetado y admirado en toda España, le está matando, entre otras cosas, la actitud exageradamente forofa de varios conocidos comunicadores que superaron hace tiempo el concepto de "periodista de bufanda".

El penúltimo capítulo al respecto se vivió este fin de semana. Y, antes de detallar el nudo del asunto, se puede adelantar el desenlace: Vigo, casi toda Galicia y buena parte de España están indignados con el Real Madrid y con la que algunos denominan "caverna mediática madridista".

El empeño de club y de varios periodistas en que se jugase a toda costa el Celta-Real Madrid ha traspasado la frontera del deporte para tocar aspectos laborales e incluso humanitarios.

El temporal que sufrieron los gallegos provocó que la cubierta de una zona del estadio municipal de Balaídos se desprendieran este sábado por la mañana. Al mediodía, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, comunicó que sería imposible que se celebrase en dicho escenario el partido de fútbol previsto a las 20:45 horas del domingo.

"Hay tiempo para arreglarlo"

El primer argumento esgrimido por algunos de esos periodistas fue, más o menos, el siguiente: hay tiempo de sobra para arreglarlo o, en su caso, que se cierre a los espectadores la zona del campo afectada.  

Las respuestas, entre sorprendidas e indignadas, a estos 'razonamientos' no tardaron en incendiar Twitter. Curiosamente, una de las primeras en responder fue la mujer de Diego López -portero del Espanyol-, la gallega Iria Otero:

"Jugar como sea y donde sea"

Medio convencidos de que el arreglo era materialmente imposible, el Real Madrid y sus terminales mediáticas exigieron entonces la búsqueda de alternativas a Balaídos:

"El madridismo es otra cosa"

Otro periodista merengue, Juanma Rodríguez, se pasó buena tarde del sábado debatiendo sobre el asunto en Twitter con unos cuantos seguidores. Luego borró todos esos tuits, pero su argumento final en muchos de esos mensajes es más que razonable.

Así, el periodista de Libertad Digital se pregunta cómo es posible que en una Liga Profesional que presume de excelencia existan estadios como Balaídos o Riazor con instalaciones tan poco acordes a la supuesta categoría de la élite del fútbol español.

No fue el único que centró su discurso en el verdadero epicentro del problema:

En esa línea, también hubo periodistas de conocida tendencia madridista que no pusieron un solo pero a la suspensión del partido. Todo lo contrario:

Alfredo Relaño, director de As, fue más extenso y contundente en su artículo de opinión diario. El título, Temporal gallego y cebollinaje general, lo dice todo. Y alguno de su párrafos, más:

"Así que el temporal que ha puesto de manifiesto la fragilidad del voladizo de Balaídos nos mete en un problema, que al Madrid le hizo reaccionar de forma infantil. Vio que con el aplazamiento se esfumaba la oportunidad de jugar ante un Celta de suplentes y trató de salvar el partido con ocurrencias irrealizables. El Madrid de Florentino es especialista en quedar mal en emergencias. Ya pasó cuando los gamberros cortaron el cable en el campo del Rayo... En fin, un alarde de cebollinaje que nos tuvo entretenidos durante toda la tarde, hasta que se asumió lo inevitable".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba