Fórmula 1

Alonso y Sainz, los 'Pepe Gotera y Otilio' de los entrenamientos a domicilio

Los pilotos españoles han sufrido más que nadie en Barcelona las carencias mecánicas de sus coches.

Alonso y Sainz, en una carrera del Mundial 2016.
Alonso y Sainz, en una carrera del Mundial 2016.

Finalizada la primera semana de entrenamientos de pretemporada, Fernando Alonso y Carlos Sainz, excelentes pilotos y deportistas inteligentes, han preferido tirar de tópicos prudentes, incluso esperanzadores:

Comentarios más que ponderados teniendo en cuenta que los dos españoles y sus respectivos equipos han acabado entre los peores de la semana en todas las clasificaciones.

De tiempos, mejor ni hablar. Es lo menos trascendente a estas alturas, pero de los 21 pilotos que han circulado estos cuatro días por el trazado de Montmeló, Sainz marcó el segundo peor (20º) crono, y Alonso el cuarto (18º) más lento. Ambos a un mundo de los más rápidos.

Evidentemente, no se trata de tirar la toalla ante las primeras dificultades, pero en el caso de Alonso ya llueve sobre mojado y al asturiano se le agota el tiempo de intentar el asalto al ansiado tercer título mundial.

Fernando tiene suficiente experiencia y conocimiento para no haberse hecho ilusiones exageradas. Esperaba, y espera, que los cambios reglamentarios de 2017 permitan a McLaren Honda acercarse lo suficiente a Ferrari, Red Bull y Mercedes como para ponerles en apuros en alguna carrera. Nada más y nada menos que eso.

Por eso lo sucedido el primer día de curso, el pasado lunes, fue un frenazo en seco. Porque una cosa es tener una avería, algo normal en pretemporada, cuando se trata de ajustar los nuevos coches, y otra muy diferente sufrir una perdida de aceite grave por no haber calculado bien el diseño del depósito. Una chapuza en toda regla.

El martes, segundo motor y segunda avería grave. A estas horas, cinco días después, en Honda aseguran que todavía no saben qué pasó exactamente. Chapuza al cuadrado.

Nuevo motor Renault

El caso de Carlos Sainz es similar. Porque su Toro Rosso monta también un motor Renault también de nuevo y radical diseño. Como Honda.

El piloto madrileño y su compañero, Kvyat, han reportado a los ingenieros de la escudería filial de Red Bull -que monta idéntica mecánica- problemas eléctrico, de caja de cambios y algunos más no especificados. ¿Chapuzas varias o pecadillos de juventud?

Eso sí, a diferencia del sorprendente desconcierto exhibido por el máximo responsable de Honda, el director deportivo de Toro Rosso, Franz Tost, se muestra tranquilo y "bastante optimista" para la segunda tanda de entrenamientos prevista a partir del martes de nuevo en Barcelona.

"El motor es totalmente nuevo y las previsiones son buenas, así que si llega para la primera carrera (Australia, 26 de marzo) no nos quejaremos”, argumenta Sainz.

A Fernando y a Carlos, los dos españoles de la Fórmula 1, no les queda otra que remangarse y sudar la gota gorda para poner a punto su respectivos bólidos. O, al menos, para intentarlo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba