Cataluña

Barrio Gótico, el parque temático barcelonés

Barrio Gótico, el parque temático barcelonés
Barrio Gótico, el parque temático barcelonés

Un grupo de arquitectos liderado por Josep Puig i Cadafalch y Lluís Domènech i Muntaner, entre otros, pensaron en aquello que podríamos llamar el “recinto gótico de Barcelona”. Este se extendería alrededor de la Catedral y en el conocido como Barrio de la Ribera. No todos los edificios construidos en esa zona pertenecía a ese período. La evolución de una ciudad amurallada hasta finales del siglo XIX hizo que muchas casas fueran derribadas para construir otras nuevas. La ciudadanía crecía y el espacio era escaso. Por eso se reedificó pensando en la gente y con espacios más reducidos.

El crecimiento de Barcelona tuvo lugar con el derribo de las murallas, abriendo la ciudad al mar, y con la construcción del Eixample. Para tener una idea de como era la Barcelona antes de la caída de las murallas y lo poco que le había importado a sus ciudadanos si un edificio era o no gótico, la ciudad olía muy mal. Como no había servicio de recogida de basuras, ni tuberías en las letrinas de los pisos, la gente tiraba a la calle todos estos desperdicios. Los pozos muertos no se vaciaban tan a menudo cono era de esperar. Las cloacas desembocaban en el mar.

La Barcelona del pasado

El olor también era insoportable. Barcelona vivía rodeada de una nube pestilente. La insalubridad era muy elevada, pues con una ciudad amurallada era muy complicado que se renovara el aire ya existente. Los barceloneses tampoco se limpiaban demasiado. La costumbre era llevar limpias las manos y la cara. El resto, como no se veía, no hacía falta limpiarlo.

Para los inventores de la nueva Barcelona todo esto les importó muy poco. Tampoco repararon en el hecho que las casas existentes alrededor de la Catedral poco o nada tuvieran que ver con el gótico. Serían transformadas y restauradas. Una primitiva idea de todo esto se empezó a gestar en el año 1902. Se empezó a trabajar en ellos en 1914. Se desarrolló en tiempos de la Segunda República y se finalizó durante la dictadura franquista.

casa-dels-canc3b2nges
casa-dels-canc3b2nges

Teniendo en cuenta que en Barcelona nunca existió un Barrio Gótico como tal, los ilustrados ideólogos pensaron en cambiar los libros de texto. ¿Por qué? Se tenía que explicar algo muy sencillo: una de las joyas de Barcelona había sido, era y sería su Barrio Gótico. Se tenía que enseñar y calar en la gente para que se conociera y divulgara. Todo esto con el beneplácito de la burguesía catalana. A estos sólo les importaba que la ciudad se desarrollara y adquiriera un status positivo para ganar dinero.

Si bien la idea se proyectó en el 1902, no fue hasta 1914 cuando empezó a llevarse a la práctica. Como se ha dicho, se desarrollo en paralelo con la abertura de la Vía Layetana y el derribo de edificios. Vamos a explicar los cambios que sufrió Barcelona hasta convertirse en una ciudad con un Barrio gótico modélico.

Casa Padellás

La Casa Padellás estaba originalmente en la calle Mercaders 25. era de estilo gótico tardío. Construida a finales del siglo XV. Se consideró que peligraba con la demolición de casas para construir la Vía Layetana y se decidió desmontarla, piedra a piedra, y reconstruirla en la Plaza del Rey. Cuando se comenzó a levantar de nuevo, se descubrieron restos romanos. La guerra impidió descubrir lo que ahí había. No fue hasta terminada la misma cuando se decidió crear un Museo de Historia, siendo su sede la Casa Padellás.

Saló del Tinell

El saló del Tinell -famoso por haberse firmado ahí el Tripartito entre PSC-ERC-ICV- no era como lo conocemos actualmente. Formaba parte del Convento de santa clara y lo habían reconvertido en salas y dormitorios. Todo eso fue derribado y restaurado tal y como lo podemos contemplar hoy en día.

Puente Diputación

El Puente de la Diputación, que une la Casa de los Canónigo con el Palacio de la Generalitat: lo hizo Juan Rubió en 1928 con estilo gótico florido, extraño al gótico catalán. Sobre la restauración de la Casa de los Canónigos, el informe de los expertos decía que “nos encontramos ante construcciones del todo imaginarias”. En 1930 se habían cambiado todas las fachadas de la calle del Obispo, salvo la Catedral y el Palacio de la Generalitat.

Puente Generalitat
Puente Generalitat

Plaza Berenguer

La fachada de la Plaza Berenguer cambió como consecuencia de la edificación de Casa Padellás y la remodelación de la casa adosada a la derecha. Ahora hay una uniformidad y parece como si siempre hubiera sido así. Las imágenes nos demuestran que no era así.

Plaza Sant IU

También fue remodelada y, como una imagen vale más que mil palabras, en la fotografía pueden ver el antes y el después. Sobran los comentarios.

Plça Sant Iu
Plça Sant Iu

Palau Reial

El interior del patio del Palau Reial fue reconvertido al estilo gótico con arcadas y ornamentos. En su origen sólo había arcadas en el primer piso. Se tiró parte de la fachada para construir las actuales arcadas de la segunda planta.

Catedral

La fachada de la Catedral de Barcelona se construyó al más puro estilo gótico. Se llegó a decir que estaba inacabada y que por eso se edificaba una fachada que en su tiempo no pudo hacerse. El banquero Manuel Girona corrió con todos los gastos. La nueva fachada se terminó en el 1888. Y si bien está fuera de lo que estamos contando, fue el punto de partida para que todo evolucionara a como lo conocemos. Recordemos que la antigua fachada llevaba así 400 años y que nunca nadie pensó en nada tan ostentoso como lo actual.

Casa del Deán

La Casa del Deán quedó transformada y adecuada a la nueva fachada de la Catedral de Barcelona. Se reestructuró el arco de entrada y la galería superior, inexistente hasta ese momento.

Plaça Nova

Es singular la limpieza que se hizo en la Plaça Nova -también conocida como Plaza de la Catedral- Existía un bloque de pisos y un par de calles que tapaban la Catedral y los edificios adyacentes. Todo eso desapareció y se oxigenó toda aquella parte para dar majestuosidad a la Catedral y a los edificios que la rodeaban.

Palacio Pignatelli

El Palacio Pignatelli, sede actual del Reial Cercle Artístic, también lo retocaron como se puede ver en la fotografía. La terraza y la parte inferior, con la fuente, son de nuevo cuño. Asimismo retocaron ventanas y parte del patio interior.

palacio pignatelli
palacio pignatelli

Plaza Sant Felip Neri

Toda la Plaza de Sant Felip Neri se reconstruyó, en buena parte, gracias al bombardeo que tuvo lugar durante la guerra civil. Lugar mediático -pues ahí se rodó entre otras la película “ El Perfume”- es quizás el lugar más romántico de Barcelona y, a su vez, uno de los decorados góticos mejor elaborado por aquellos ilustres arquitectos.

Casa Cervantes

En el Paseo de Colón número 2, vivió -así lo dicen las crónicas- Cervantes durante su estancia en Barcelona. También la reconvirtieron para que no desentonara con la época del ilustre literato. Dicho de otra manera, consideraron que la casa no tenía la suficiente calidad y se la dieron. La fotografía demuestra el antes y el después de la Casa de Cervantes barcelonesa.

casa cervantes
casa cervantes

Calle Montcada

Los antiguos palacios de la calle Montcada fueron remodelados y reconvertidos. Se abrieron ventanas y otras que estaban tapadas se abrieron a la luz; se crearon Galerías; se recuperaron patios; se tiraron paredes y se levantaron otras. Algunos de esos palacios llevaban años abandonados. Lo cierto es que, gracias a esta transformación se salvaron del abandono y, a pesar de nunca ser de estilo gótico, hoy en día se conservan unificados, salvándose de la ruina por el abandono. Uno de estos que se reconvirtió fue el actual Museo Picasso.

Traslados forzosos

La obertura de la Vía layetana provocó el derribo del antiguo Convento de Junqueras. De aquel convento sólo se conserva una calle del mismo nombre. Estaba situado en la actual Plaza Urquinaona y sus alrededores, pegado a la muralla. Pues bien, para que no se perdiera, desmontaron piedra a piedra la iglesia y el claustro. El 14 de junio del 1871 se inauguro solemnemente en su nueva ubicación. Santa María de Junqueras pasó a ser la Iglesia de la Concepción, que actualmente se puede visitar -junto con el claustro- en la calle Aragón 299 de Barcelona.

Otra iglesia que cambio de ubicación fue la de Montsió. Estaba emplazada en el Portal del Ángel, muy cerca de Els 4 Gats. Santa María de Montsió también fue desmontada piedra a piedra y reconstruida en la Rambla de Cataluña 115. Esto pasaba en el año 1890 y actualmente se conoce como Iglesia de Sant Ramon de Penyafort.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba