Fuera corbatas. Buena parte de la plantilla de Santander España ha entendido que, tras la llegada de António Simões, corren nuevos tiempos, un nuevo trato con el cliente y una nueva imagen que proyectar hacia el exterior por parte del primer banco español. Directivos intermedios y jefes de oficina del banco han comenzado por acudir a sus puestos de trabajo sin corbata.

Así lo cuentan empleados de la entidad consultados por este diario, que explican que, tras el nombramiento oficial de Simões como consejero delegado de Santander España, en sustitución de Rami Aboukhair, el ejecutivo se presentó a la plantilla de forma telemática, la pasada semana, acompañado de sus dos hombres fuertes, Ángel Rivera y Matías Sánchez.

El nuevo consejero delegado de Santander España destacó ante la plantilla la importancia de atender y captar clientes

"Los tres aparecieron sin corbata... La verdad, nos llamó la atención", comentan empleados de Santander España que presenciaron la presentación de la nueva cúpula del banco. "Desde entonces, mandos intermedios y jefes de oficina se presentan en el trabajo sin corbata, también para atender a los clientes", dicen.

Más allá de la vestimenta que a partir de ahora se imponga en las oficinas de Santander en España, del mensaje lanzado a la plantilla por Simões caló la idea de hay que reforzar la atención y los esfuerzos por captar nuevos clientes.

"Creemos que es un cambio respecto al estilo de Aboukhair, más centrado en el número de operaciones que en el de clientes", comentan. "Ahora insisten en que tenemos que mirar a los clientes a los ojos, sentarnos con ellos de igual a igual", añaden.

Santander ganó en el primer trimestre del año 1.608 millones; en el mismo periodo de 2020 provisionó 1.600 millones

Santander ganó en el primer trimestre del año 1.608 millones de euros, frente a un resultado de 331 millones el mismo periodo del año anterior, en el que se registró una provisión de 1.600 millones de euros a causa de la pandemia.

El grupo destacó en la presentación de sus últimos resultados la fortaleza de su negocio mostrada en Estados Unidos y en Reino Unido. En España, el grupo ganó 243 millones, frente a los 90 millones de beneficio del primer trimestre de 2020.

António Simões se incorporó a Santander en septiembre de 2020 como responsable regional de Europa y fue designado CEO de Santander España el mes pasado. Antes de incorporarse a Santander, trabajó 13 años en HSBC, en Londres y Hong Kong. Con anterioridad fue socio de McKinsey & Company en su oficina de Londres y también trabajó en Goldman Sachs prestando servicios a entidades financieras en el ámbito de la banca de inversión.

Ángel Rivera ha sido nombrado director de Banca Comercial España y será responsable de los canales de distribución y la actividad comercial, apoyando a António Simões. Matías Sánchez, hasta ahora al frente de banca comercial en Chile, será responsable de Productos Retail de Europa y de Santander España.