Cristina Cifuentes El plantón de Cifuentes a la gran fiesta del toro por culpa de un apellido famoso

Cristina Cifuentes
Cristina Cifuentes

La noche fue taurina. Fiesta en Las Ventas para presentar los carteles de San Isidro. Acontecimiento social del que se hacen eco los informativos nocturnos nacionales. Todos concentrados en enfocar el ruedo de la plaza donde, bajo una inmensa carpa, se arremolinan más de 400 invitados. La crême de la crêeme de la sociedad madrileña reunida en el coso para asistir a la puesta de largo de la cartelería de la temporada. Toreros, ganaderos, escritores, actores, bailaores, periodistas y pseudos famosos haciendo el paseíllo con sus mejores galas por un photocall interminable, plagado de referencias taurinas. Dirigiendo el sarao, el inefable nuevo gestor de las Ventas, Simón Casas. El hombre que se define a si mismo como  "productor de emociones, estética y  sueños", se esmera para cuidar todos los detalles de su primera Isidrada. No falta casi nadie. El problema es el casi. ¿No viene la Cifuentes? se preguntaban por los corrillos. Llegará más tarde, respondían los organizadores. Sonrisas congeladas que tratan en vano de capear la faena "abanicando", "acortando" y "ahormando". Al final la estocada se presenta atravesada, de izquierda a derecha. No. Cristina Cifuentes no viene. Apocalipsis torera en las Ventas porque la propietaria del coso disculpa su ausencia y trata de justificar los injustificable. Casas capea el temporal por chicuelinas y verónicas mientras trata de averiguar a qué viene el desplante. Alguien le desliza el motivo. A la presidenta no le gustan las actuaciones musicales elegidas para el evento. ¿Quien? -preguntó Casas ¿Bustamante?.- No, los otros.

Los otros son el grupo Taburete una banda de chavales pijos, como ellos mismos se definen, que arrasan entre los chicos "bien"porque "son como nosotros: educados y saben vestir". Los chavales -con famosos apellidos, se conocieron en un colegio mayor de Barcelona mientras el padre de uno (Luis Bárcenas) y el abuelo del otro (Gerardo Díaz Ferrán) compartían condena en la cárcel de Soto del Real. Ambos, Guillermo Bárcenas y Antón Carreño se han convertido bajo el nombre de Taburete, en un fenómeno pijomusical nacido del vientre de Youtube y crecido a los pechos de Facebook. Todo un ciclón entre los adolescentes que les ha llevado a colgar el cartel de vendido en las decenas de conciertos que han dado por España. En todos ellos al vástago de los Bárcenas le corean sus fans  ¡Willy, valiente, tu padre es inocente!". En las Ventas también salió a hombros, aunque Cristina Cifuentes no estuvo allí para presenciarlo. ¡En el partido no me lo perdonan! debió pensar. Cualquier cosa menos tentar la suerte con un grupo al que sus fans reciben con pancartas de "Luisito sé fuerte". 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba