En el siguiente video conoceremos tres programas fáciles para hacer facturas automáticamente y sin fallos.

La importancia de hacer bien una factura es crucial porque agiliza el pago y evita pérdidas de tiempo con los clientes. Y si, además, las hacemos de un modo automatizado, evitamos los errores derivados de facturar a distintos clientes con diferentes características. Una factura no es solo una orden para que nos paguen, sino que es un justificante de la entrega de unos bienes o de haber prestado un servicio, donde se detalla el importe, los impuestos que se aplican y los datos fiscales de cada parte. Y además sirve para documentar la transacción y demuestra que la operación es válida y que se ha pagado el IVA. Lo mejor, para no fallar y evitar retrasos en los pagos, es automatizar la emisión de estas facturas. Con los tres programas que hemos elegido (Factura Directa, SageOne y FacturaE), el manejo es sencillo, lleva poco tiempo y permiten hacer seguimientos, informes y estadísticas de todas juntas, para tener una visión global de tus cuentas, sin esfuerzo.