El 80% de los españoles ha sufrido al menos un episodio de vértigo en su vida, según datos de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL-CCC). Un trastorno del equilibrio que afecta por igual a hombres y mujeres y que puede ocurrir a cualquier edad, aunque en personas mayores la incidencia aumenta de forma significativa.

“El vértigo es una alucinación de movimiento, en la que la persona afectada puede sentir que las cosas giran o bien que el que gira es uno mismo. La inestabilidad o desequilibrio, y a veces náuseas, sudoración, sensación de desmayo y vómitos, son algunos de los síntomas que aparecen junto con el vértigo”, explica el doctor Rafael Ruiz-Rico, jefe del servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud Málaga. Los vértigos, apunta este experto, se clasifican normalmente en función de la localización de la enfermedad que lo causa:

  • El vértigo periférico es el causado por la afectación del laberinto (oído interno) o del nervio vestibular (que lleva la información del equilibrio desde el oído interno al cerebro) y es el más frecuente. Los pacientes pueden presentar pérdida de audición, zumbidos y presión en el oído.
  • El vértigo central se debe a un trastorno del sistema nervioso central, y sus síntomas predominantes son inestabilidad, desequilibrio o inseguridad.

En este sentido, Ruíz-Rico detalla que los vértigos periféricos más frecuentes son el vértigo paroxístico posicional benigno, migraña vestibular, la enfermedad de Menière, y la neuronitis vestibular, que representan la mitad de las consultas por mareo y vértigo.

Ante cualquier síntoma de vértigo recurrente conviene visitar al especialista.

Además de estos, menciona que existen otras alteraciones, como los tumores (neurinoma del acústico), traumatismos, tóxicos (medicamentos que lesionan el oído interno), infecciones o idiopáticos, que representan el 33% de estas consultas. “Por último, aunque menos frecuentes, existen vértigos por afecciones de origen vascular, cervical o neurológico, como la esclerosis múltiple.

Al ser una patología relacionada con enfermedades de mayor gravedad, el especialista de Quirónsalud defiende que hay que visitar a un especialista ante cualquier síntoma de vértigo recurrente, intenso o permanente, pues puede ser el primer síntoma de otra enfermedad. “Si bien es cierto que la búsqueda del origen del vértigo es compleja, la nueva Unidad de Vértigo de Quirónsalud Málaga cuenta con todo tipo de pruebas para llegar a la causa del problema y el mejor modo de tratarlo”, tranquiliza el doctor Rafael Ruiz-Rico.

Es más, sostiene que en pandemia los pacientes no deben tener miedo a la hora de acudir a la consulta puesto que las instalaciones sanitarias han diseñado circuitos libres del virus y, en el caso de Quirónsalud Málaga, el centro cumple con los estándares más exigentes de desinfección en esta pandemia, tal y como acredita el sello ‘Applus+  Protocolo Seguro frente a la COVID-19’, que le ha sido otorgado.

El vértigo se produce habitualmente debido a una alteración en el sistema vestibular, situado en el oído interno y que controla el equilibrio

Así, y como norma general, el ORL destaca que se debe acudir a la consulta ante síntomas de vértigo o mareo recurrentes, severos, repentinos o prolongados: “Los casos más comunes tienen una duración puntual, pero es importante dejar claro que, si estos síntomas persisten en el tiempo o son intensos, el paciente debe acudir a un profesional especializado o, incluso, si se trata de una crisis muy aguda, a Urgencias, puesto que pueden ser la manifestación de una patología más grave, como un ictus o algunas alteraciones neurológicas, por lo que su estudio y tratamiento es de verdadera importancia”

Según lamenta el especialista, el vértigo se confunde con “cierta facilidad” con un simple mareo; sin embargo, alerta de que se produce habitualmente debido a una alteración en el sistema vestibular, situado en el oído interno y que controla el equilibrio, por lo que tiene un gran impacto en la calidad de vida del paciente. A su vez, avisa de que los vértigos pueden ser causa de accidentes evitables, e incluso puede estar detrás de una enfermedad grave”, declara el jefe del servicio de Otorrinolaringología del  Hospital Quirónsalud Málaga.

Diagnóstico y tratamiento

Con ello, manifiesta que el diagnóstico y el tratamiento del vértigo están especialmente dirigidos a evitar caídas de los pacientes de edad avanzada, en quienes son más frecuentes estos accidentes al poder estar vinculados a problemas de equilibrio, así como para demostrar o descartar mareos en medicina legal, para pruebas de pilotos o de deportistas, entre otros.

Para lograr un diagnóstico preciso, el otorrino defiende que lo primero que se hace es una correcta evaluación del paciente, prestando especial atención a la limitación que el vértigo genera en su calidad de vida. A continuación, se realiza una minuciosa exploración otorrinolaringológica, de oídos, fosas nasales, boca y garganta (faringe y laringe). También se emprende una exploración otoneurológica, una audiometría o estudio de la función auditiva y, en caso de ser necesario, una exploración específica del aparato del equilibrio localizado en el oído, conocida como prueba vestibular computerizada completa.

“Podemos completar el estudio con resonancia magnética nuclear o TAC (tomografía axial computerizada) del oído y el cerebro, en caso necesario. Normalmente, la historia clínica y las exploraciones, junto con la audiometría y la prueba vestibular computerizada completa suelen dar una idea precisa de la localización del vértigo, de su causa y del tratamiento adecuado a seguir. En caso de no ser así, el paciente será explorado adicionalmente por un neurólogo especializado en vértigo adscrito a esta unidad”, sostiene.

En este sentido, celebra que la nueva Unidad de Vértigo del Hospital Quirónsalud Málaga cuenta con “tecnología de vanguardia”, y menciona las principales técnicas diagnósticas y rehabilitadoras con las que cuenta: Videonistagmografía; test de impulso cefálico videoasistido (vHIT); evaluación del equilibrio mediante posturografía computerizada; test de vertical subjetiva mediante dispositivo de realidad virtual; evaluación audiológica por un audiólogo. Dicha Unidad cuenta con la participación de un fisioterpeuta especializado en Rehabilitación vestibular instrumentada mediante Posturografía.