La crisis del coronavirus no sólo nos está afectando en lo relativo a la salud, sino también en nuestra vida personal, laboral y familiar. Este último ámbito ha sido complicado, sobre todo en personas cuya relación de pareja no iba del todo bien antes de la pandemia.

De hecho, se espera una avalancha de divorcios y separaciones en los próximos meses, como ya ha ocurrido en China. El verano se juntará con la desescalada, y muchas parejas decidirán tomar caminos separados.

El confinamiento ha supuesto, para numerosas personas, un antes y un después en su vida. Paras, sales de la rueda del día a día y te encuentras de frente con tu realidad, la que tú mismo has construido. La reclusión, igual que las vacaciones de verano o de Navidad, invitan a las personas a reflexionar sobre el camino que están siguiendo y sobre si son felices o no, lo que les puede impulsar a cambiar el rumbo.

Si esto te ha pasado, lector, y en estos últimos meses has sentido que ya no estás a gusto con tu pareja, que es mejor tomar caminos separados, es mejor que estés seguro antes de tomar una decisión radical. 

Las seis señales de que debes cortar con tu pareja, según una consejera matrimonial

Las relaciones no siempre son fáciles. Incluso las parejas que tienen una relación idílica también atraviesan sus altos y bajos, sobre todo si hay niños de por medio, ya sea de la propia pareja o de una anterior.

Todo ello se superará, no obstante, si la relación tiene pilares sólidos y si las dos personas han evolucionado y cambiado hacia la misma dirección. El confinamiento puede haber causado que una de ellas haya decidido replantearse todo hasta el punto de dejar su relación.

Para salir de dudas de si es tu caso, lector, recogemos las advertencias que la consejera Suzanne Degges-White escribió en 'Psychology Today' que indican que una relación realmente ha terminado.

1) Siempre estás molesto con tu pareja

Cuando alguien está cerca de ti todo el tiempo, podrías terminar dirigiendo tus frustraciones hacia él o ella. En una relación sana, la pareja está allí para ayudarte en los momentos difíciles; en una relación tóxica o acabada, tu pareja te molesta y no recurres a ella para sentirte mejor. 

Si siempre sientes que estás enfadado o 'desconectado' con tu pareja, Degges-White lo tiene claro: deberías averiguar si serías más feliz si lo dejaras. Si la respuesta es sí, es hora de cortar.

Lo lleva pensando una semana

2) No quieres tener contacto físico con ella

Los altibajos sexuales son normales en todas las relaciones, sobre todo en aquellas que ya llevan muchos años juntos o tienen niños. El amor va evolucionando y aunque ya no haya pasión queda una conexión fuerte y duradera.

"El sexo nunca es determinante para mantener una relación duradera y placentera, pero sí últimamente no te apetece ni siquiera que te toque, definitivamente algo anda mal", asegura la consejera.

[Los cuatro problemas sexuales que tienen la mayoría de parejas]

3) Siempre fantaseas con otros cuando tienes sexo con tu pareja

Degges-White afirma que es normal fantasear de vez en cuando con otras personas cuando se están manteniendo relaciones sexuales con la pareja, pero es determinante con qué asiduidad se produce esto.

"Si lo estás haciendo todo el tiempo y la idea de acostarte con tu pareja real te pone de mal humor, es una mala señal. Se trata de si todavía encuentras atractiva a tu pareja o no", señala.

No se aguantan más

4) Empiezas a odiar sus hábitos

Otra señal clara de que deberías cortar con tu amorcín tras el confinamiento es que cada vez te molestan más sus hábitos o manías, los mismos que al comienzo de la relación te hacían gracia.

La consejera asegura que si empezamos a no soportar cómo mastica nuestra pareja, cómo se viste, dónde deja las tazas, los calcetines... probablemente tenga más que ver con nosotros que con ellos. 

"Muchos de nosotros comenzamos a criticar a nuestra pareja por estas cosas cuando en realidad estamos molestos por algo totalmente diferente. (...) Cuando no puedes soportar mirar a tu pareja o temes el regreso de tu pareja a casa, sientes que te va aburrir con sus cosas... Entonces probablemente necesites sentarte y hablar honestamente acerca de si la relación está acabada".

[El 'humming', la técnica sexual que los hombres quieren probar]

5) Demasiadas discusiones

Todas las parejas pelean (verbalmente). De hecho, a veces puede ser la forma más saludable de resolver un problema, siempre que ambos lo hagan de la manera correcta.

Sin embargo, los desacuerdos menores que siempre acaban en gritos no son sanos e indican que la relación se ha convertido en tóxica y de que es hora de tomar caminos separados.

6) Crees que no va a ninguna parte y que serías más feliz sin él o ella

Nadie quiere estar en una relación sin salida que parece no ir a ninguna parte. Degges-White afirma que si crees que estás cambiando a mejor o que tus prioridades han cambiado y que ya no casan con tu vida familiar, es bueno dejarlo antes de que la cosa se vuelva peor.

Cuando una persona sigue con su pareja por miedo a romper o a enfrentarse a un divorcio, al final aparecen reproches, insatisfacción vital, cuernos... y, en definitiva, sufrimiento por ambas partes.

No le ve solución ni él ni ella

Y esto es todo, lector. ¿Has llegado a alguna conclusión? ¿Crees que tu pareja no tiene ya ninguna solución?