Tecnología

Los operadores españoles sacarán tajada económica del fin del roaming

Las telecos españolas saldrán beneficiadas con el fin del roaming que se producirá el próximo 15 de junio. El precio fijado por Bruselas para el megabyte en España es, según expertos de la Comisión Europea, el doble de lo que realmente cuesta fabricarlo, lo que dará margen a los operadores para sacar rédito económico.

Una mujer utiliza su teléfono móvil.
Una mujer utiliza su teléfono móvil.

Después de 10 años de idas y venidas, el fin del roaming en Europa será una realidad. Un escenario que permitirá a los miembros de la Unión Europea viajar por los estados miembros y llamar por teléfono y navegar por internet sin pagar sobrecostes.

En estos diez años Bruselas ha tenido que trabajar duro. Una de las partes de esta negociación ha sido establecer un precio de fabricación del megabyte para cada país justo.

En España este precio se ha fijado en 7,7 euros por unidad, un coste que, según expertos de la Comisión Europea, es el doble de lo que realmente cuesta fabricarlo.

"La llegada de turistas a España va a permitir a los operadores beneficiarse mucho, tanto por la afluencia de turistas del país como por el coste que se ha fijado para el megabyte. Después de tener en cuenta un montón de parámetros y de hablar con reguladores y compañías se ha establecido en 7,7 euros. El coste real es mucho menor, sobre todo en el caso de los grandes operadores", aseguran expertos de la Comisión Europea.

Los operadores no lo ven así 

Desde las compañías de telecomunicaciones no lo ven así. Consideran que el precio marcado por la Comisión Europea está muy por debajo de lo que realmente les cuesta fabricarlo.

Fuentes del mercado aseguran que algunas de las subidas de precio que han ido acometiendo los operadores con más peso responden a ponerse la venda antes de la herida, temerosos de que el fin del roaming tenga un impacto negativo en cuenta.

En el caso de que se detectasen subidas de precio injustificadas, quien debe intervenir es el regulador de cada país, no Bruselas

Desde Bruselas, sin embargo, se reafirman. "El precio se ha establecido en función de un montón de parámetros y estudios exhaustivos. En ningún caso los operadores perderán dinero. En ninguno. El fin del roaming no será nunca una razón justificada para subir el precio de las tarifas. Radicalmente, no".

En el caso de detectarse subidas injustificadas en los precios no será Bruselas la encargada de intervenir, sino los organismo competentes en cada país. En el caso de España, la pelota está en el tejado de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia).



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba