Tecnología

¿Pero quién diablos recarga los coches eléctricos de Car2Go y Emov?

Ambas compañías combinan tecnología y personas para conocer el estado del vehículo y desviarlo a las estaciones de carga cuando sea necesario. ¿Por qué el usuario nunca ve este proceso?

Quién demonios recarga todos los coches eléctricos de Car2Go y Emov
Quién demonios recarga todos los coches eléctricos de Car2Go y Emov

Los usuarios de transporte colaborativo, especialmente de 'carsharing', siempre encuentran el vehículo con batería. Con poca o con mucha, pero siempre cuentan con batería.

¿Quién la recarga? ¿Se trata de 'camiones pila' que se mueven por las ciudades recargando los vehículos? ¿Son 'gasolineras' eléctricas a pie de calle? ¿Cómo se realiza este proceso?

Las dos empresas con más peso en este sector, Car2Go y Emov, utilizan para mantener siempre su flota un sistema parecido, compuesto por personas y tecnología.

Emov, que acostumbra a facilitar más datos sobre su forma de proceder que Car2Go, cuenta con un equipo de 134 trabajadores de los cuales 90 profesionales -agentes de terreno- están dedicados, entre otros quehaceres, a mantener los vehículos en perfecto estado de uso.

"Cuando la batería de cualquiera de sus 500 vehículos baja del 20% de carga, se elimina la posibilidad de que el usuario lo utilice, sacándolo del mapa de la aplicación móvil. Después, se envía un mensaje a la central de Emov y se pone en marcha el engranaje para recargar el vehículo", nos cuenta Ignacio Román, director de Operaciones de Emov. Este proceder es el que hace que el proceso de recarga sea prácticamente opaco para el usuario.

Cuando los coches bajan del 10 ó 20% de batería, los operarios los conducen a centros de carga con decenas de surtidores. En no más de una hora están listos para volver a la calle

Una vez lanzado el aviso, el agente de terreno más cercano al coche que se ha de recargar recibe ese mensaje en un tablet, lo recoge y lo conduce a uno de los centros de Emov de Doctor Esquerdo o Paseo de la Castellana, según convenga.

¿Cuánto tardan en cargarse?

El tiempo de carga es una de las claves para la disponibilidad de los mismos. Emov tarda media hora en cargar un 80% de la pila de cada vehículo. En función de la demanda, o se 'suelta' el coche con esa carga o se llena hasta el 100%.

Es un tiempo de carga impensable para quienes tienen un vehículo eléctrico en propiedad. Una carga tan corta supone utilizar una potencia eléctrica muy grande, lo que encarece mucho la factura energética para un usuario normal. Generalmente, estos realizan una carga mucho menos corta -en torno a las 8 horas- pero por consiguiente mucho más económica.

Durante el periodo en el que los vehículos se están cargando, personal de Emov realiza labores de revisión, limpieza y evaluación de daños.

Una vez finalizadas estas tareas, los coches se vuelven a poner en la calle. Los lugares por los que se diseminan se establecen en función de las zonas con más demanda de coches eléctricos.

Car2Go

El sistema de Car2Go es muy parecido. El tiempo de carga total de cada vehículo en su caso es de una hora y el aviso de recarga se produce cuando el coche se encuentra con una batería por debajo del 10%.

Desde Car2Go prefieren no especificar dónde se encuentran estos centros y cuánta gente trabaja en el servicio de recargas, si bien durante el proceso realizan las mismas labores de mantenimiento de cada unidad que en el caso de Emov.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba