Arqueología

Este ‘chicle’ de 5700 años revela que su propietaria cenó pato y avellanas

El análisis de un pedazo de resina de abedul ha permitido recuperar el ADN de la persona que lo masticó y revela lo que comió en las horas anteriores.

Este ‘chicle’ de 5700 años revela lo que cenó su propietaria
Este ‘chicle’ de 5700 años revela lo que cenó su propietaria Theis Jensen

Hace unos 5700 años, una mujer de pelo y piel oscuros y ojos azules mastico un pedazo de resina de abedul y dejó sus marcas en él. Los restos, hallados en Dinamarca, han permitido ahora extraer muestras de su ADN, conocer las bacterias que poblaban su boca es que en las horas anteriores comió pato y avellanas.

Estas son las conclusiones que el equipo de Hannes Schroeder ha podido extraer del análisis de esta resina y que se publican este martes en la revista Nature Communications. La resina de abedul se obtiene calentando la corteza del árbol y los restos arqueológicos indica que los humanos la han utilizado como una especie de pegamento desde hace al menos 760.000 años. A menudo, algunos pegotes de esta resina encontrados en los yacimientos contienen marcas de dientes, lo que indica que fue bastante frecuente que los primeros humanos los masticaran como si se tratara de un chicle.

El análisis indica que en las horas anteriores comió pato y avellanas

La suerte ha querido que este pedazo de resina hallado en Dinamarca contuviera aún restos de ADN de su última propietaria, lo que ha permitido conocer su sexo, algunos de sus rasgos físicos y su procedencia, más relacionada con los cazadores recolectores de la Europa continental que con los pobladores de las zonas del norte, en la actual Escandinavia.

Recreación artística del aspecto que pudo tener Lola
Recreación artística del aspecto que pudo tener Lola Tom Björklund

Los autores también han podido obtener datos sobre el microbioma oral de esta humana, a la que han bautizado como Lola, y han hallado restos de la bacteriaPorphyromonas gingivalis, un patógeno implicado en la aparición de la periodontitis, que suele acabar con la infección y caída del diente. Entre los restos hallados hay ADN de pato y avellanas, lo que nos indica que quizá tuvo una agradable cena antes de masticar aquella goma que quedó olvidada entre las piedras durante los siguientes 6000 años.

Aspecto que pudo tener 'Lola' y el 'chicle' del que se obtuvo el ADN
Aspecto que pudo tener 'Lola' y el 'chicle' del que se obtuvo el ADN Tom Björklund / Theis Jensen

Referencia: A 5700 year-old human genome and oral microbiome from chewed birch pitch (Nature Communications) DOI 10.1038/s41467-019-13549-9

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba