La conmemoración del quinto centenario de la vuelta al mundo de Magallanes y Elcano arrancó en 2019 y terminará en 2022, año en el que está previsto el estreno de la serie Sin límites, de Amazon y RTVE, cuyo rodaje acaba de arrancar esta semana en Navarra y que se presenta como una gran producción que busca el entretenimiento y la acción.

El británico Simon West, director de películas como Con Air (2017) o Lara Croft: Tomb Raider (2001), es el capitán de este proyecto, que cuenta con Rodrigo Santoro (Last call) y Álvaro Morte (La casa de papel) para interpretar a Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, respectivamente, en una aventura que no ha estado exenta de polémica en los últimos años entre historiadores portugueses y españoles acerca del protagonismo de la gesta.

Según explica a Vozpópuli el productor de la serie, Miguel Menéndez de Zubillaga, la serie busca a toda costa el "entretenimiento" del público, "mucha acción y mucho ritmo" y un resultado "joven, fresco y moderno" con el objetivo de "huir del estigma que tienen las historias de época lentas o aburridas", aunque no prescindirá tampoco de la dimensión "épica y emocionante". "Partieron 245 hombres y volvieron 18 a los tres años, inevitablemente hay una parte de emoción", apunta.

La serie constará de cuatro capítulos y el presupuesto asciende a 25 millones de dólares. En el reparto, además de Santoro y Morte, también aparecen rostros conocidos como los de Sergio Peris-Mencheta (Capitán Cartagena), Adrián Lastra (Capitán Mendoza), Carlos Cuevas (Martino), Pepón Nieto (Padre Bartolomé), Raúl Tejón (Gómez de Espinosa), Gonçalo Diniz (Duarte Barbosa), Manuel Morón (Cardenal Fonseca) y Bárbara Goenaga (Beatriz).

El equipo se ha tomado "licencias históricas" con tramas y personajes inventados que, no obstante, han pasado el filtro de la Comisión del V Centenario de la vuelta al mundo de Magallanes y Elcano, tanto desde el "punto de vista histórico" como desde la perspectiva "náutica"

La serie tiene previsto su estreno en Amazon hacia el mes de mayo de 2022 y, más tarde, llegará al resto de las ventanas, en fechas próximas al final de la conmemoración del quinto centenario. Además, Sin límites, que en un principio se había ideado como película, tendrá también una versión en película que llegará a los cines de los territorios que ya la han pedido y comprado, entre ellos, España. Esta fórmula es la misma que ha utilizado la reciente producción de Enrique Urbizu, Libertad, que tuvo su estreno simultáneo en plataforma y en cines como serie y película, respectivamente. "Nosotros rodamos una serie que luego se edita en un largometraje", matiza.

"Esta historia no ha sido contada antes desde la ficción -excepto la cinta de animación Elcano y Magallanes, la primera vuelta al mundo, de 2019-", señala el productor. Para ello, el equipo se ha tomado "licencias históricas" con tramas y personajes inventados que, no obstante, han pasado el filtro de la Comisión del V Centenario de la vuelta al mundo de Magallanes y Elcano, tanto desde el "punto de vista histórico" como desde la perspectiva "náutica".

Otro de los dilemas a los que se ha tenido que enfrentar el equipo es la adaptación del lenguaje, para que estuviera alejado de un español antiguo fiel desde el punto de vista del historiador pero alejado de la "gente joven". "Hay una fina línea entre un lenguaje más actual y las condiciones de la época", ha dicho.

Magallanes y Elcano: una misión imposible

Para recrear lugares históricos, el equipo de producción ha recurrido a lugares arquitectónicos emblemáticos tales como el Palacio de Olite, en Navarra, donde se representarán las escenas del Castillo de San Jorge de Lisboa, mientras que la catedral de Pamplona se convertirá en la corte de Valladolid. Además, el rodaje pasará también por País Vasco, Sevilla y Madrid, y viajará hasta República Dominicana, donde se recrearán aldeas brasileñas, filipinas e indonesias en parajes "visualmente espectaculares".

Además, tal y como cuenta Menéndez de Zubillaga, se ha construido un barco exactamente de las mismas dimensiones que la Trinidad y la Victoria, las naves en las que navegaron, con las "mismas bajocubiertas, una altura de casi siete metros de alto en las cubiertas de popa y palos de casi 20 metros", así como la "bodega" con las "costillas del barco" y los camarotes de Magallanes y Elcano.