Cultura

Los museos celebran su día confinados y sin nuevos presupuestos

Este 18 mayo, el día internacional de los museos, muchos de ellos abrirán sus puertas en Italia. En España continúan cerrados. 

Una imagen de la fachada de la Puerta De Goya en el Museo Del Prado.
Una imagen de la fachada de la Puerta De Goya en el Museo Del Prado.

Están cerrados a cal y canto desde hace ya 65 días. Sin visitantes, los museos quedan incompletos, casi como si hubieran perdido sus obras. En Italia abren sus pueblos este 18 de mayo. En España está previsto que ocurra a partir de la fase dos, prevista en determinadas comunidades para el 26 de mayo. Así celebran su día internacional estas instituciones: solos y vacíos. 

El Ministerio de Cultura y Deporte ha redactado un documento para gestionar la 'desescalada' en los museos. Se trata de un marco de referencia común para afrontar con garantías una posible reapertura en el contexto de la crisis desatada por el coronavirus. Así lo ha anunciado el despacho del ministro Uribes en un comunicado.

El documento de planificación, diseñado en conjunto con los profesionales de las instituciones museísticas, se ha distribuido a las consejerías de Cultura de las comunidades autónomas, así como a instituciones y organismos vinculados al sector de los museos.

La reincorporación laboral será escalonada y con prioridad al teletrabajo. Asimismo, dependerá de las instrucciones sobre el regreso de los empleados públicos estipuladas por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública y la Subsecretaría de Cultura y Deporte. Se recomienda también evitar las reuniones y desplazamientos y su sustitución por videoconferencias.

Sin un proyecto de presupuestos, los museos vuelven a quedar huérfanos

En el ámbito de la conservación de los bienes de interés cultural, el documento insta a seguir la guía de Recomendaciones sobre procedimientos de desinfección en bienes culturales con motivo de la crisis por covid-19, publicada por el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), así como el protocolo de actuación elaborado por el Grupo de Trabajo del Plan de Salvaguarda de Bienes Culturales ante Emergencias de la Subdirección General de Museos Estatales.

En el apartado de atención al público, las actuaciones se basarán en el cumplimiento de las tres medidas de control fundamentales para garantizar la seguridad sanitaria (distanciamiento social, control de aforo y medidas de higiene), y las normas incluidas en la orden ministerial de Sanidad.

Menos dinero 

Sin un proyecto de presupuestos, los museos vuelven a quedar huérfanos. Los museos en España celebran su día con un 39% menos de presupuesto y una reinvención por delante. La covid-19 los obliga a replantear su forma de permanecer en ellos.

La Dirección General de Bellas Artes recibió en 2009 un total de 247.856.400 millones de euros. Hoy, esa dotación se aproxima a 150.430 millones. Obligadas a reinventarse, muchas instituciones apelaron a sus fondos propios, buscaron relecturas, sellaron alianzas para intercambiar exposiciones y obras. Los esfuerzos para no naufragar en esa travesía de la crisis dejan extenuación y la cicatriz de la precariedad en los nuevos métodos de trabajo.

El año más negro de todos fue el 2014, cuando la asignación pública cayó hasta 131 millones: 50% menos. Eso sin una Ley de Mecenazgo en condiciones. Desde entonces, el crecimiento presupuestario ha sido exiguo y tímido. Este año concretamente un 0,07% más.

A partir de los recortes a los presupuestos culturales en 2012, muchas instituciones diseñaron mecanismos para asegurar una programación y gestión de calidad al margen de las asignaciones del Estado. Se puso en marcha, en algunos casos, un estatuto que les permitía funcionar como entes nacionales autónomos.

Tal fue el caso del Museo del Prado, que comenzó mucho antes -en 2003- o del propio Centro Nacional de Arte Reina Sofía, que asumió esta figura 2013. Este tipo de instrumento permitió a algunos museos flexibilizar su gestión, ampliar su patronato y diseñar mecanismos de autofinanciación.

El 70% de los recursos provienen de la autofinanciación y el 30% del Estado

La experiencia del Prado aporta una radiografía sobre la evolución de estos nuevos mecanismos de gestión. La pinacoteca llegó a tener unas pérdidas acumuladas de más de siete millones de euros; las de 2013 fueron las peores cuentas. En un año, el Prado multiplicó por seis sus pérdidas, que alcanzaron la cifra total de 6,09 millones de euros con respecto a los 1,1 de 2012. Fue entonces cuando la dirección del museo se propuso aumentar los ingresos privados.

A día de hoy, el 70% de los recursos provienen de la autofinanciación y el 30% del Estado, razón por la cual en su plan de actuación 2017-2020, la institución -ahora dirigida por Miguel Falomir- plantea aumentar su presupuesto de los 45 a 50 millones anuales para recuperar una mayor aportación económica del Estado y un equilibro de corresponsabilidad financiera. De estos 50 millones de euros, el Estado tendría que aportar 20 y el Museo del Prado los 30 restantes, lo que daría como resultado un 40% de aportación pública y un 60% de autogestión del museo.

Visitantes en tiempos de covid-19

Los museos ha encontrado en sus visitantes el reclamo constitucional más vistoso. A día de hoy, y con menos presupuestos que en sus años dorados, reciben el doble de personas. Los 16 Museos Estatales gestionados por la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte registraron un total de 2.810.397 visitas en 2016, un 8,8% más que en 2015. Las principales pinacotecas de España sumaron entre todos más de 9,5 millones de visitas, en buena medida por las exposiciones temporales que tiraron de los visitantes.

Las nuevas medidas y protocolos de seguridad ante el Coronavirus plantea la limitación del aforo a un 30%. Tal y como comentó a este periódico Miguel Zugaza, director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, existen mecanismos para asegurar su puesta en marcha. Para Zugaza, cuanto antes se pongan en marcha los museos al servicio de la sociedad, mucho mejor. La ciudadanía necesita recuperar sus espacios de belleza. Habrá que ser pacientes, asegura. Los museos son lugares seguros que pueden garantizar protocolos para conseguirlo, siempre que se haga de forma correcta. La institución que dirige ya está trabajando en una propuesta al respecto.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba