Cultura

Manuel Valls, hijo de pintor y nieto de poeta

Xavier Valls, padre de Manuel Valls.
Xavier Valls, padre de Manuel Valls. © FOTOTECA.CAT

Trabajó con Léger, compartió marchante con Balthus y tertulia en el Café Mabillon con Tristan Tzara  y Giacometti. Se trata del pintor e ilustrador Xavier Valls (Barcelona, 1923-2006), el hombre a quien su hijo Manuel Valls debe su estrecha vinculación con Barcelona, la ciudad que opta a gobernar y  en la que nació, en 1962, durante unas vacaciones de sus padres en la ciudad. Allí ha regresado Manuel Valls tras una fase crepuscular de su carrera política en Francia.

El ex primer ministro francés debe su fluido catalán y cercanía con Barcelona no sólo al origen de su padre, sino a la vocación del pintor de continuar su relación con la capital catalana, donde solía trasladarse con su mujer y sus hijos todos los veranos. Su residencia, sin embargo, la fijó en París, ciudad a la que Xavier Valls llegó  en 1949 gracias a una exigua beca con la que pudo alquilar una pequeña buhardilla. Quería abrirse paso en París, una ciudad que no le puso las cosas fáciles.   

Hijo del fundador  del diario catalán El Mati, el poeta y escritor Magí Valls, Xavier Falls aprendió a pintar en Horta (Barcelona), el lugar donde nació y en el que escultor suizo Charles Collet  se convirtió en su único maestro. Señalado como un excelente bodegonista y paisajista, Xavier Valls ha sido en ocasiones encuadrado en el cubismo y la abstracción geométrica. Sin embargo, el elemento realmente distintitvo de su estilo son la calma y el orden, dos de los rasgos más señalados en su pintura.

Tanto su mujer como sus hijos Manuel y Giovanna fueron los únicos modelos del pintor

París fue la fuente de inspiración y el lugar donde se abrió paso, con dificultad.  Instalado en la capital francesa, el padre de Manuel Valls conoció a los pintores españoles que habían elegido la ciudad como nuevo destino. Su amistad con Luis Fernández lo llevó a la tertulia del café Mabillon, a la que acudían Tristan Tzara, André Salmon, Christian Zervos, Giacometti. En esos años, tal y como  refleja el archivo que se conserva en el Centro de Documentación del Museo Reina Sofía, participa en las exposiciones de Jeune peinture con Bernard Buffet, Maurice Boitel, Daniel du Janerand, André Vignoles y Michel-Henry.

En 1958 se casó con Luisangela Galfetti. A partir de ese momento, tanto ella como sus hijos Manuel y Giovanna van a ser prácticamente los únicos modelos para la pintura de Xavier Valls. Aunque al comienzo fue ignorado en su país de origen, Valls celebró distintas exposiciones individuales repartidas entre Francia y España: en la Galería Theo, Madrid (1974), Galería Henriette Gomes, París (en la que expone desde 1963 hasta 1985), Galería Claude Bernard, París (1991 y 1993) y su primera gran retrospectiva organizada en el Musée Ingres de Montauban (1981), a la que seguirán "Archivos y bibliotecas" (Madrid, 1982) y otra en el Museu d'Art Modern de Barcelona en 1985.

"Fue Madrid quién primero reconoció a mi padre, en los 70, antes de que Cataluña se acordara de que tenía un gran pintor”, dijo Valls en 2013

Su obra se encuentra representada en numerosos museos y colecciones como el Museu d'Art Contemporani de Barcelona, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid o el Fonds national d'art contemporain de Francia. Xavier Valls  recibió el reconocimiento tarde. Fue nombrado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia (1979), y ha recibido numerosos galardones como el Premio de la Crítica Prix Drouant de París (1980), la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes (1993) y el Premio Nacional de Artes Plásticas de la Generalitat de Cataluña (2000).

En septiembre de 2013, la Fundación Vila Casas inauguró una exposición dedicada a Xavier Valls. Tanto el entonces primer ministro como Giovanna, su hermana, acudieron. En ocasión de aquella visita, Valls dijo en una entrevista de prensa concedida a Catalunya Ràdio y reproducida luego por el diario El Mundo: “En casa siempre hemos hablado catalán y mi padre era catalanista, pero tenemos que recordar que fue Madrid quién primero reconoció a mi padre, en los 70, antes de que Cataluña se acordara de que tenía un gran pintor”.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba