Cultura

"Vosotros lo tenéis todo, yo solo tengo una escopeta": la España podrida de Chirbes en el Valle Inclán

Una imagen de la adaptación de 'En la orilla'.
Una imagen de la adaptación de 'En la orilla'. CDN

En la orilla, la novela en la que el valenciano Rafael Chirbes (1949-2015) describió todos los tormentos de una España que se quedaba en los huesos: sumida en el paro, la miseria y la desesperanza. Un inmenso pantano donde todo permanecía oculto hasta que la crisis económica hizo bajar las aguas dejando al descubierto las ruinas que durante años permanecieron invisibles. Lo que nadie quería ver, emergió. Así es En la orilla (Anagrama), una tragedia que sube a los escenarios en una adaptación dirigida por Adolfo Fernández, quien trae la obra al Teatro Valle Inclán de Madrid justo un año después de estrenarla en Alicante. Lo hace con una versión del texto que trabajó con Ángel Solo y cuyo protagonista será interpretado por César Sarachu.

En la orilla, una tragedia que sube a los escenarios en una adaptación dirigida por Adolfo Fernández, el Teatro Valle Inclán de Madrid

En la orilla continuaba el relato que el escritor Rafael Chirbes había iniciado seis años atrás con Crematorio, en cuyas páginas denunciaba las cloacas de la modernidad y la burbuja de la crisis inmobiliaria en España. En la orilla comienza justo en este resacón colectivo del que nadie parecía tener noticia. Todo comienza con el hallazgo de un cadáver en el pantano de Olba. Su protagonista, Esteban, se ha visto obligado a cerrar la carpintería de la que era dueño, dejando en el paro a los que trabajaban para él. Mientras se encarga de cuidar a su padre, enfermo en fase terminal, Esteban indaga en los motivos de una ruina que asume en su doble papel de víctima y de verdugo, y entre cuyos escombros encontramos los valores que han regido una sociedad, un mundo y un tiempo. Personajes ignorados, apartados, "Vosotros lo tenéis todo, yo sólo tengo una escopeta", escribía Chirbes. La España del malestar, apuntando al lector y ahora al público.

El director Adolfo Fernández compró los derechos del libro nada más leerlo, mucho antes de que este recibiera el Premio Nacional de Narrativa en 2014, apenas uno antes de la muerte de Rafael Chirbes, quien en vida no quiso involucrarse con la adaptación de la obra porque se trataba, para él, de un texto cerrado sobre el que no volvería. La potencia y el interés que vio Fernández en aquella novela, fue la misma se cristalizó en la adaptación el año 2011 de Crematorio (Anagrama), según Chirbes su novela más amarga, y que fue convertida en serie de televisión por Jorge Sánchez-Cabezudo. Entonces, José Sancho fue el encargado de dar vida a Rubén Bertomeu, un constructor que ha ganado mucho dinero en los últimos años gracias a las prácticas de corrupción en la Costa Levantina. Fueron apenas 8 capítulos y sin embargo el éxito fue arrollador. Primero la emitió Canal Plus. Luego, La Sexta.

El director Adolfo Fernández compró los derechos del libro nada más leerlo, mucho antes de que este recibiera el Premio Nacional de Narrativa en 2014, apenas uno antes de la muerte de Rafael Chirbes

En esta oportunidad, es César Sarachu quien de vida al Esteban de Chirbes. Sarachu, quien es mayormente conocido por su interpretación de Bernardo en la serie cómica Camera Café, explota la faceta dramática de su trabajo en este montaje de K Producciones, el cual se ha realizado como unacoproducción con el Centro Dramático Nacional, la compañía valenciana La Pavana y Emilia Yagüe Producciones. El reparto de la obra está integrado también por Sonia Almarcha, Marcial Álvarez, Rafael Calatayud, Adolfo Fernández, César Sarachu, Ángel Solo, Yoima Valdés La obra se estrenará el 19 de abril en la Sala Francisco Nieva (Teatro Valle-Inclán) y permanecerá en cartelera hasta el día 21 de mayo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba