Una niña de dos años murió el pasado domingo tras caer a una piscina de una vivienda en una zona rural de Conil de la Frontera (Cádiz), sin que los servicios sanitarios pudieran reanimarla tras varios intentos.

Según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil, el suceso ocurrió sobre las 18:30 horas, cuando el padre de la pequeña encontró a la niña flotando en el agua de la piscina en una casa de la zona conocida como Barrio Nuevo.

El padre llevó a la niña hasta el centro de salud de El Colorado, también en Conil, donde a pesar de varios intentos de reanimación se decretó su fallecimiento sobre las 21:00 horas.

Un juzgado de Chiclana (Cádiz) ha activado el protocolo judicial habitual para fallecimientos de este tipo y el cuerpo de la pequeña permanece en el Instituto de Medicina Legal de Cádiz.