Internacional

La Cámara de los Comunes humilla a May y rechaza el acuerdo del brexit

El Parlamento británico se opone al acuerdo de salida de la Unión Europea y complica aún más el 'divorcio' definitivo del Reino Unido, que está previsto para el 29 de marzo. May deberá ahora presentar un plan alternativo de brexit en tres días y afrontar una moción de censura

Theresa May en la Cámara de los Comunes
Theresa May en la Cámara de los Comunes EFE

Histórica derrota de Theresa May en la Cámara de los Comunes. El acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea ha sido rechazado este martes por los parlamentarios británicos con un resultado de 432 en contra y 202 a favor. Este previsible golpe a los planes de May complica aún más el 'divorcio' con la UE, que en principio está previsto para el día 29 de marzo. Se trata de la mayor derrota que ha sufrido un gobierno británico en Westminster desde los años 20

La negativa mayoritaria de los representantes británicos, de los cuales 432 han votado en contra y 202 a favor, abre un abanico de posibilidades, entre ellas un posible aplazamiento de la fecha definitiva de salida por parte de la UE para evitar un brexit 'duro'. May deberá ahora afrontar una moción de censura presentada por los laboristas momentos después de conocerse la derrota del acuerdo. 

Todas las previsiones apuntaban a que la victoria del 'no' era la opción más probable, pese a que la primera ministra británica aplazó esta votación, que iba a tener lugar el día 11 de diciembre, para intentar recabar los apoyos necesarios entre miembros de su partido y de otras formaciones.

Moción de Censura

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha anunciado una moción de censura contra el Gobierno de Theresa May momentos después de conocerse el resultado de la votación.

"El veredicto es absolutamente concluyente", ha dicho Corbyn, según informa BBC. Además, ha reprochado a la 'premier' que "en los últimos dos años solo ha tenido una prioridad: el Partido Conservador".

Plan B en tres días

El primer paso que debe dar ahora el Ejecutivo británico es presentar en un 'plan B' en el plazo de tres días, después de que diputados de distintos partidos se aliasen para sacar adelante una enmienda con la que acortar los plazos, ya que el calendario inicial contemplaba hasta 21 días para diseñar una nueva hoja de ruta.

Dado que se trata de tres días hábiles para el Parlamento, el Gobierno de May se ha comprometido a exponer su nueva posición el lunes, 21 de enero. El Ejecutivo aún no ha dado pistas acerca de en qué consistiría dicho 'plan B', pero no se descarta que en los próximos días la primera ministra pueda volver a Bruselas en busca de algún tipo de mensaje que salve el entuerto.

Bruselas rechaza renegociar el acuerdo

La posición de Bruselas respecto al acuerdo es firme. Pese a la negativa del Parlamento británico a su plan, no habrá renegociación del acuerdo, que fue ratificado el pasado 25 de noviembre tras 17 meses de negociaciones. 

Así lo apuntó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. "No renegociaremos el acuerdo, incluyendo la salvaguarda (para Irlanda del Norte)", dijo.

Por el momento, la UE trabaja en buscar opciones alternativas, como un posible aplazamiento de de la salida más allá del 29 de marzo de 2019, un movimiento que buscará nuevas vías para evitar un brexit sin acuerdo.

España toma medidas

El Gobierno de España, consciente del riesgo que supondría una salida abrupta de Reino Unido de la UE, ya tiene preparado un plan de contingencia para evitar que ese hipotético escenario pase factura a la economía o a los derechos de los ciudadanos españoles que residen en el país.

La hoja de ruta consiste en unos cambios normativos y una serie de inversiones que permitan al Estado no verse afectado por el impacto de este conflicto, aunque todavía no se puede concretar más detalles sobre un proceso que se producirá en dos meses.

"La planificación de contingencia está muy avanzada y comprenderá tanto las necesarias medidas normativas y como de dotación de medios personales y materiales", explican desde el Ejecutivo español. "Las medidas están dirigidas a preservar los intereses de los ciudadanos, españoles y británicos, y a proteger las relaciones económicas", añaden.

Último alegato de May

En su discurso, pronunciado minutos antes de la votación y que se ha revelado ineficaz, la primera ministra británica ha apelado a la responsabilidad de los diputados ante una decisión que ha calificado como "la más importante que jamás votarán".

La 'premier' conservadora ha asegurado que la decisión que se tome hoy "definirá el futuro del país y de las próximas generaciones durante décadas".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba