LA POLICÍA NO HA ENCONTRADO VÍNCULOS ISLAMISTAS

Un muerto y tres heridos en Múnich tras ser apuñalados cerca de una estación al grito de "Alá es grande"

Varios testigos aseguran que el hombre gritó "Alá es grande" antes de lanzarse sobre varios viandantes de forma indiscriminada. Tres personas han resultado heridas. El agresor ha sido detenido aunque las autoridades alemanas aseguran no haber encontrado ningún vínculo islamista. 

Investigadores forenses inspeccionan un vagón de tren en la estación de Grafing cerca de Múnich
Investigadores forenses inspeccionan un vagón de tren en la estación de Grafing cerca de Múnich EFE

Las autoridades alemanas han asegurado este martes que el autor del acuchillamiento múltiple en una estación de tren de Baviera, en el que ha muerto una persona, no tiene ningún vínculo islamista conocido y ha recibido tratamiento psiquiátrico. El director de lo Criminal en la Policía de Baviera, Lothar Köhler, confirmó en rueda de prensa que el atacante, un joven alemán de 27 años ya detenido, no tiene antecedentes policiales y que las fuerzas de seguridad no tienen información de que tenga lazo alguno con "salafistas" o "islamistas", o que se haya radicalizado a través de internet.

Se está intentando establecer las condiciones mentales del arrestado para decidir si se le ingresa en prisión o en un centro psiquiátrico

Por su parte, la vicepresidenta de la Oficina de Investigación Criminal (LKA) de Baviera, Petra Sandles, indicó en esta comparecencia que las autoridades tampoco tienen constancia de que el joven perteneciese a alguna red islamista. No obstante, Köhler confirmó lo publicado de manera abundante durante la mañana, que el agresor gritó "Alá es grande" y "vosotros infieles: debéis morir" durante el ataque, a juicio de distintos testigos presenciales. Köhler explicó asimismo que resulta muy difícil establecer los motivos que llevaron al agresor a perpetrar su ataque, ya que de la "impresión" de padecer problemas psicológicos al ser interrogado por la policía.

Por el momento no hay ninguna "explicación definitiva" de los hechos, afirmó Köhler, que agregó que aún debe aclararse "si había una motivación política" detrás del ataque. En este sentido, el director de lo Criminal indicó que están investigando una presunta conversión al islam del atacante, ya que el joven ha hecho unas declaraciones en este sentido. El fiscal superior de Múnich, Ken Heidenreich, indicó que se está intentando establecer las condiciones mentales del arrestado para decidir si se le ingresa en prisión o en un centro psiquiátrico.

El joven alemán fue tratado puntualmente el pasado domingo en un hospital de Hesse (oeste de Alemania) por problemas psiquiátricos, después de que la policía de Hesse detectase en él un comportamiento extraño, añadió Köhler. Heidenreich indicó asimismo que por el momento se desconoce si el atacante se encontraba bajo los efectos de algún estupefaciente. El joven, un carpintero parado desde hace dos años, atacó con un cuchillo esta madrugada a cuatro personas en la estación de tren de Grafing, provocando la muerte de un hombre de 56 años, dejando de extrema gravedad a otro y con heridas diversas a otros dos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba