Política

Sáenz de Santamaría entierra la mediación: "No vamos a negociar ningún chantaje"

El Gobierno desactiva la propuesta que ofrece Pablo Iglesias y el presidente de la Generalitat acepta, mientras los socialistas le piden que renuncie a la independencia  

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha salido a defender al Rey de los ataques del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que, en su discurso a los catalanes, ha dicho al monarca: "Así no", por su falta de apelación al diálogo y su nula mención a los heridos en el referéndum del domingo. Según Sáenz de Santamaría, Puigdemont ha demostrado no solo que está fuera de la ley sino "absolutamente fuera de la realidad".

"Causa sonrojo que Puigdemont le recuerde al Rey sus obligaciones constitucionales cuando estamos precisamente aquí porque el señor Puigdemont ha olvidado todas las suyas", ha dicho en una breve declaración sin preguntas en la cual ha rechazado la "mediación" que ha ofrecido Pablo Iglesias y que el presidente catalán ha aceptado en su discurso.

"Si el señor Puigdemont quiere hablar o negociar, o quiere enviar mediadores, sabe perfectamente lo que debe hacer antes: volver a la Ley, que nunca debió abandonar. El Gobierno no va a negociar ninguna ilegalidad, no va a aceptar ningún chantaje. Ya ha hecho mucho daño con sus ilegalidades, retire la amenaza de ruptura y empiece por hablar con todos los partidos políticos catalanes cuyos derechos ha pisoteado", añadió.  

En su currículum quedará haber llevado a los catalanes "a la mayor fractura, a la mayor división y a la mayor intranquilidad de toda su historia. Es un dirigente contra la ley, contra las instituciones, contra Europa". Los españoles, en particular los catalanes, vieron el discurso del monarca como "un bálsamo frente a tanto desasosiego".

Y en lugar de atender la llamada de Felipe VI a "la moderación y la cordura", el presidente de la Generalitat "insiste en una deriva que le aleja cada vez más la rectificación que le está pidiendo todo el mundo".

El PSOE recuerda a Puigdemont que no estamos ante un "conflicto bilateral" y que la negociación solo puede ser "a partir" de su renuncia a declarar la independencia de Cataluña

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, también ha salido en defensa del Rey y le ha reprochado a Puigdemont que apelara a Felipe VI como si esta crisis fuera "una cuestión bilateral". Con su mensaje, ha defendido, el monarca se limitó a "apelar a la calma, a la sensatez y al encuentro" desde su papel como jefe de Estado, "símbolo de la unidad" del país.

Pero, además, el número tres del PSOE ha cargado contra el president y le ha acusado de ser el "principal responsable de la situación que vive Cataluña". “Toda la situación tiene una causa”, ha afirmado, obviando cualquier crítica al Gobierno de Mariano Rajoy.

Y ha avisado a Puigdemont de que si quiere hablar y negociar, debe dejar sus "buenas palabras", porque lo que dicen ahora sus hechos es que no son "nada ponderados": se ha situado “en la senda de la ilegalidad” y pretende escudarse en el pueblo catalán. Por eso, le ha pedido que, antes de nada, desconvoque el pleno del próximo lunes, renuncie a esa actitud unilateral y recupere la senda de la constitucionalidad. Entonces, ha apuntado, "a partir de ahí", se podrá plantear el diálogo, iniciar negociaciones y hablar de reformas, pero "dentro de la senda constitucional".

El PSOE eleva así su tono contra el presidente de la Generalitat y parece dejar de lado su llamamiento a que se inicie ya una negociación entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el president Puigdemont, tal y como pidió el pasado lunes en Moncloa el secretario general, Pedro Sánchez. Ahora, los socialistas defienden que antes de hablar, los independentistas deben abandonar sus planes de seguir adelante con la independencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba