PSOE

Susana Díaz desconfía del 'masterChef' Rubalcaba y de su ‘tapada’, Elena Valenciano

Hay preocupación en el equipo con el que trabaja la presidenta andaluza para pegar el salto a Madrid. Susana Díaz sospecha que Alfredo Pérez Rubalcaba juega sucio y tiene como ‘tapada’ a Elena Valenciano.

Alfredo Pérez Rubalcaba y Susana Díaz.
Alfredo Pérez Rubalcaba y Susana Díaz. EFE

El presidente de la gestora, Javier Fernández, dice estar convencido de que a las primarias donde el PSOE elegirá el nuevo secretario general concurrirá más de un candidato. El mensaje ha llegado a la velocidad de la luz a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que ha detectado movimientos sospechosos en Madrid para obstaculizar su acceso al sillón de Ferraz. En concreto, desconfía de Alfredo Pérez Rubalcaba, el ‘masterChef’ de todas las salsas que se han condimentado en el PSOE desde hace décadas, a quien ve con intención de promover de nuevo al estrellato a Elena Valenciano, ahora eurodiputada y una de sus principales ayudantes de cocina antes y después del desastre que cosechó en las últimas elecciones europeas.

Hay preocupación en la federación andaluza por los movimientos del exministro del Interior y por la falta de apoyo de Felipe González

Según fuentes socialistas conocedoras de los ritmos cardíacos de la lideresa andaluza, Díaz está relativamente satisfecha con la “gestora rociera” que preside Fernández bajo la atenta vigilancia de Mario Jiménez, pero la ve incapacitada para controlar los movimientos del exministro del Interior, un maestro de las penumbras que hace dos años acabó apostando por Eduardo Madina como líder del PSOE mientras la mayoría de sus dirigentes estaban convencidos de que lo hacía por Patxi López.

Hay también inquietud en un sector de la federación andaluza por la falta de apoyo que Felipe González le está dispensando a Susana Díaz. La ironía que manejó recientemente el expresidente en un almuerzo público con ella –“no apoyo a Susana para no fastidiarla” – envió una señal clara del nulo compromiso con su candidatura. “Si Felipe la hubiera querido apoyar, lo hubiera hecho sin rodeos. Es un maestro en el manejo de las ironías, pero dejó claro en este almuerzo que Díaz no es su candidata”, aseguran fuentes versadas en como respira González, quien en el mismo encuentro criticó de manera encubierta también a aquellos que, como es el caso de la andaluza, quieren retrasar el próximo congreso federal ‘ad calendas graecas’.

Las maniobras en la sombra de Rubalcaba han dejado abundantes huellas en el pasado y fueron, por ejemplo, las que obligaron en junio de 2014 a tirar la toalla en la carrera por el liderazgo del PSOE a la exministra Carmen Chacón, quien llegó a responsabilizarle públicamente del declive de la organización tras los desastrosos resultados de las europeas celebradas a finales de mayo de ese mismo año, a las que el PSOE concurrió, precisamente, con Elena Valenciano en el cartel electoral. Hasta entonces, los sondeos daban a Chacón como favorita, pese a haber colaborado en los Gobiernos de Zapatero, el mismo que llegó a aconsejarla que se retirara del escaparate a la espera de mejores tiempos que luego nunca llegaron.

La apuesta fallida de Susana

El desapego de Rubalcaba por la presidenta andaluza viene de antiguo. De hecho, fue uno de los culpables de no garantizarla una elección por aclamación en las primarias celebradas en julio de 2014, algo que obligó a Díaz a renunciar a presentarse y a trabajar para que otro candidato ocupara temporalmente el sillón de Ferraz. Ese candidato acabó siendo ni más ni menos que Pedro Sánchez, al que apoyó mayoritariamente la federación andaluza con la intención de tenerle tutelado desde el primer momento, sin saber que tardaría poco en intentar volar por su cuenta y convertirse en “autónomo”. Madina, el candidato de Rubalcaba, perdió aquella batalla y después se retiró voluntariamente a un segundo plano después de recomponer algo sus relaciones con Susana Díaz, que no con Patxi López.

Susana Díaz ve a la 'gestora rociera' incapaz de controlar los movimientos que hay en Madrid para frenar su recorrido hasta Ferraz

El exlendakari sigue siendo, para algunos dirigentes del PSOE, el auténtico ‘tapado’ de Rubalcaba y exponen como prueba de ello el tratamiento que recibe periódicamente en el grupo Prisa, donde un mes después del tormentoso comité federal del 1 de octubre que acabó con Pedro Sánchez, se presentaba a López como el principal referente del partido para renovar su proyecto y su liderazgo. El interesado asegura que no está entre sus ambiciones sentarse en la poltrona de Ferraz, algo que no se cuestionaría si consiguiera que le colocaran una alfombra roja para ser elegido por unanimidad. Ayer, la cadena Ser dio a conocer su último observatorio, trabajo que incorpora un duro revés para la presidenta andaluza: queda en tercera posición cuando se les pregunta a los mil entrevistados por sus preferencias para dirigir el PSOE. En primer lugar se sitúa Pedro Sánchez y en el segundo Patxi López. Resulta también llamativo que Díaz sea la líder favorita de aquellos que votaron al PP y a Ciudadanos. En la misma encuesta, el PP aparece como ganador si ahora se celebraran elecciones, con el 33,8% de los votos, seguido de Unidos Podemos, con el 22,5%, y del PSOE, con el 18,6%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba