Análisis

Las claves del auto de libertad de Bárcenas no pueden ser jurídicas

La Audiencia Nacional sostiene que "el peligro de fuga persiste en el Sr. Bárcenas". El Tribunal reconoce "la existencia de ingentes cantidades dinerarias de las que puede disponer y que, por ahora, se mantienen fuera del alcance de los Tribunales”. Sin embargo, le concede la libertad.

Las claves del auto de Bárcenas no pueden ser jurídicas y la pregunta que cabe es si son políticas. Desde el punto de vista jurídiico, sólo una cosa ha cambiado desde que se le denegó su libertad por quinta vez el pasado 17 de septiembre: Bárcenas tiene un incentivo más para fugarse porque ahora ya sabe que se piden para él, como mínimo, 42 años y medio de cárcel. Eso es un incentivo a la fuga y la propia Audiencia reconoce que el riesgo de fuga “persiste”.

Sin embargo, hoy la Audiencia corrige cinco decisiones anteriores y a la sexta fue la vencida pese a que Luis Bárcenas no sólo mantiene el riesgo de fuga sino que, además, puede destruir pruebas no sólo en la causa que se resuelve sino en los otros ocho asuntos pendientes de la trama Gürtel desde los pagos de Cascos hasta la trama valenciana (visita del Papa, Feria de Valencia, contratos de Fitur, etc).

Sorprendentemente, cada uno de los argumentos que maneja el tribunal supondrían mantener su prisión pero, en una pirueta dialéctica, decreta su libertad:

1.- Riesgo de fuga: El auto asegura que sigue concurriendo riesgo de fuga literalmente: “La concurrencia del peligro de fuga que persiste en el Sr. Bárcenas, ante la gravedad de sus conductas con visos de delictivas que se le atribuyen”. Sorprendentemente, pese a reconocer ese riesgo de fuga, Bárcenas queda en libertad bajo fianza de 200.000 euros.

2.- El dinero sigue sin ser localizado por la Justicia: El auto admite “la existencia de ingentes cantidades dinerarias de las que puede disponer y que, por ahora, se mantienen fuera del alcance de los Tribunales”. Sorprendentemente, sin que se haya ubicado el dinero que la UDEF ubicaba en cajas fuertes a las que podría acceder el ex tesorero en caso de fuga, Bárcenas quedará ahora en libertad.

3.- Ostensible opacidad mostrada por Bárcenas: El auto reconoce que Bárcenas no sólo no ha colaborado con la Justicia sino que “la multitud de actuaciones judiciales han tenido que efectuarse frente a la ostensible opacidad mostrada por el interesado en la cadena de declaraciones vagas y confusas que ha prestado en el devenir procesal”. Esa falta de colaboración y la posibilidad de que destruya pruebas no es tenida en cuenta.

4.- Falta de respuesta de las comisiones rogatorias: Todavía no se ha cerrado toda la documentación que se reclama a Suiza. Es más, la propia sección cuarta de la Audiencia Nacional asegura que esa documentación pendiente “permite a la autoridad requirente completar su solicitud”, es decir, sostener su investigación. Pese a que esa investigación sigue, la Audiencia deja en libertad al ex tesorero.

5.- Las causas pendientes: La Audiencia Nacional asegura que la causa de la Gürtel está cerca de ser resuelta judicialmente. Sin embargo, hay ocho bombas que todavía no han detonado en torno a la trama y que siguen teniendo al ex tesorero como epicentro de todas las decisiones. Incluso si se admite que Bárcenas podría no destruir pruebas en la causa a la que se refiere la Audiencia Nacional ahora, resulta difícilmente defendible asegurar que no puede obstruir los otros ocho sumarios.

Los argumentos jurídicos no han funcionado y sólo queda una pregunta: ¿Qué otros argumentos han pesado aquí? ¿Los políticos?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba