Medios

Colea el cierre de 'Público': el trotskista Roures arremete contra un ex redactor del diario

El cierre del rotativo todavía sigue en los tribunales. Los abogados del empresario critican con dureza a Pere Rusiñol, ex adjunto al director, y presentan ante el juez un dossier con sus escritos, entre ellos algunos publicados en el mismo periódico...  

El abrupto y sorprendente cierre del diario Público todavía sigue en los tribunales. La batalla legal continúa enfrentando a Jaume Roures, editor del extinto rotativo, y al periodista Pere Rusiñol, que fue adjunto al director. Los jueces han dado la razón al empresario, pero el informador no se rinde. En un escrito presentado por los abogados de Roures, al que ha accedido Vozpópuli, se vierten críticas contra Rusiñol, al que acusan de querer "hacer ruido" en los medios. Y, curiosamente, los letrados incluyen, como documentos adjuntos a su escrito, una suerte de currículum del periodista y un conjunto de sus artículos, entre ellos algunos publicados en el propio Público en su momento, cuando el diario aún existía

En abril de 2014 el Juzgado de lo mercantil número 9 de Barcelona otorgó la razón a Mediapubli, antigua editora de Público, al dar por concluido el concurso de acreedores de dicha empresa, controlada por Roures y Tatxo Benet. Como respuesta, Rusiñol presentó un recurso de apelación. Y, por último, los abogados responden al periodista con un prolijo y completo escrito de cuarenta páginas. Para empezar, destacan que él es el único que ha presentado recurso. "Solo el señor Rusiñol se mantiene beligerante respecto a la conclusión del concurso de Mediapubli. ¿Por qué?", se preguntan. 

Según los representantes de Roures, "está claro que lo que el señor Rusiñol busca con su recurso es 'hacer ruido' y seguir intentando llamar la atención de los medios por sus propios fines 'políticos"

"Un periodista de izquierdas"

Primero responden que "el señor Rusiñol aboga por un periodismo de izquierdas" y que es uno de los acreedores concursales de Mediapubli, editora de Público. "Desde que se produjera el cierre del diario Público, (...) el apelante no ha cesado de arremeter contra los motivos que fundaron dicho cese parcial de actividad tildándolos de aparentes y con fines políticos; y lo mismo ha ocurrido con la venta de la unidad productiva del negocio online del diario Público que se transmitió en el seno del concurso a Display Connectors, S.L., hoy también firme". No puede olvidarse que, como se informó aquí puntualmente, Display compró Público.es. Y dicha empresa está controlada por Toni Cases, socio y amigo del propio Roures

Para los abogados de Roures, es evidente que a Rusiñol no le importan realmente los pormenores legales del concurso de acreedores, sino que "le mueven otros fines de índole personal: mostrar su disconformidad con el hacer de los administradores de Mediapubli y censurar toda su actuación". "Está claro -añaden- que lo que el señor Rusiñol busca con su recurso es 'hacer ruido' y seguir intentando llamar la atención de los medios por sus propios fines 'políticos". Como puede leerse, el texto no ahorra en ataques al "periodista de izquierdas" que en su día fue uno de los hombres de confianza del propietario del imperio Mediapro

"Podríamos decir que el señor Rusiñol se limita a 'dar la lata' de nuevo, haciendo especial hincapié en la pretendida ilicitud de la venta de la unidad productiva de Mediapubli a Display en los términos acordados"

"Alegaciones inventadas"

Al decir de los representantes legales de Roures y compañía, el recurso del ex adjunto a la dirección de Público "es una sucesión desordenada de alegaciones inconexas y de difícil comprensión, ayunas de toda prueba, plagadas de citas sesgadas -cuando no inventadas-, que no combate los argumentos recogidos en la sentencia de 23 de abril de 2014; podríamos decir que el señor Rusiñol se limita a 'dar la lata' de nuevo, haciendo especial hincapié en la pretendida ilicitud de la venta de la unidad productiva de Mediapubli a Display en los términos acordados, que fue aprobada por el juzgado a quo y que hoy es firme". 

Por todo ello, los letrados piden al tribunal que el recurso de Rusiñol no prospere y, asimismo, exigen que el recurrente tenga que hacerse cargo de las costas del proceso, "con expresa declaración de temeridad por su parte". Lo más curioso de este escrito es que aporta, para reforzar sus argumentos, dos documentos adjuntos cuanto menos llamativos. El primero de ellos está sacado de la web anticapitalistas.org. Ahí se incluyen un breve currículum del periodista, así como un listado de once artículos, siete de ellos escritos por el propio autor en Público

El segundo documento que adjuntan los letrados es un conjunto de entrevistas a Rusiñol aparecidas en Periodista Digital y artículos con su firma publicados en eldiario.es y la revista satírica Mongolia. De hecho, el escrito de Roures incluye varias menciones a los artículos Dos años sin Público y Diario Público. Anatomía de un asesinato. Menciones, todas ellas, que, como el calificativo de "periodista de izquierdas" y como el propio cierre del diario, resultan un tanto llamativas, si se tiene en cuenta que el empresario que puso en marcha Público se ha definido en alguna ocasión como "trotskista"


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba