Medios

Crecen las quejas de manipulación informativa entre la plantilla de la TV controlada por De Cospedal

Los periodistas de la televisión de Castilla-La Mancha comparan el control editorial de este ente público con el que se realiza en los medios cubanos. Critican que sus responsables hayan formado una redacción paralela, compuesta por becarios y autónomos, y temen un ERE o el cierre de la televisión, como ocurrió en Valencia.

Los ánimos están más caldeados que nunca en la televisión pública de Castilla-La Mancha. Sus periodistas denuncian que, a medida que se acercan las elecciones autonómicas, el “control” y la “manipulación” de los contenidos se han incrementado; y lamentan que desde la Dirección de informativos se haya creado una “fractura insalvable” entre los trabajadores más veteranos de la casa y la “redacción paralela” que su director general, Nacho Villa, ha formado con becarios y empleados autónomos. Esta situación, se produce en un momento en el que su audiencia se encuentra prácticamente en mínimos históricos (4,1 % en noviembre).

En este contexto, cualquier chispa es suficiente para que se prenda la mecha en la redacción. El último hecho que ha enfrentado al grueso de la plantilla con la Dirección de la cadena se produjo el pasado viernes, cuando los responsables de los informativos decidieron no emitir un falso directo grabado un día antes por una periodista de la delegación de Albacete que aparecía en un “total” vestida de negro. ¿Por qué tomaron esta determinación? Porque los trabajadores de la RTVCM han decidido adoptar un riguroso luto los primeros viernes de cada mes, en protesta por la que consideran una “lamentable gestión” de la radiotelevisión pública. Por eso, cuando los editores observaron que la periodista iba ataviada con este color, censuraron el vídeo, por si su protagonista pudiera ser partícipe de las movilizaciones.

La audiencia de esta televisión está prácticamente en mínimos históricos

Fuentes de la redacción han asegurado a Vozpópuli que, en las últimas semanas, el control de los contenidos informativos se ha intensificado sobremanera, hasta el punto que cualquier periodista del que se sospeche que puede diferir del ideario político del PP castellano-manchego es destinado “automáticamente” a labores “mecánicas” que transcurren de espaldas a las cámaras, como puede ser la de alimentar el sistema informático de la empresa.

Los representantes de los trabajadores de la casa han manifestado en reiteradas ocasiones su rechazo a la línea editorial pro Partido Popular implantada por Nacho Villa, al que consideran responsable de las duras críticas a la oposición que se emiten de forma “reiterada” en este medio de comunicación, las cuales exceden su labor de servicio público, en su opinión. “Aquí no se informa de nada que no sirva para hacer soporte al partido del Gobierno. Yo no he visto nada igual, salvo en la televisión cubana”, relata a este periódico un portavoz sindical, que considera que María Dolores De Cospedal utiliza la televisión pública para lograr votos para su partido. Los responsables del ente han negado en reiteradas ocasiones este supuesto.

Una redacción paralela que no para de crecer

Entre los aspectos con los que son más críticos los periodistas veteranos de la casa es el de la formación de una redacción paralela, que no ha parado de crecer durante los próximos meses y que se alimenta –según las fuentes de la redacción consultadas por Vozpópuli- de becarios y trabajadores autónomos que, en muchos casos, no cuentan con ninguna experiencia profesional.

Nacho Villa ha formado una redacción paralela con becarios y trabajadores autónomos

“Últimamente, se ha vuelto normal el ver a gente nueva en la redacción que, en algunos casos, es ascendida con una extraordinaria rapidez a cargos de responsabilidad”, denuncian estas fuentes, que citan como ejemplo a un delegado provincial y a una editora de informativos que se ganaron esta posición en tan sólo unos meses, después de haber entrado en la televisión con un estatus de becarios.

La creación de este cuerpo alternativo de periodistas ha sido vista por los empleados más experimentados como un intento del Gobierno de De Cospedal de seguir la misma estrategia que en su día se llevó a cabo en la televisión pública valenciana, en la que la Generalidad formó un núcleo de periodistas afines a su ideología, a la par que se apartaba a los díscolos.

También sospechan que con el incremento de la plantilla que está teniendo lugar en la CMT, a consecuencia de la conformación de una redacción paralela, sus dirigentes aleguen en un futuro que el gasto de personal es muy elevado y planteen un Expediente de Regulación de Empleo, como en Valencia. O incluso temen que con esto se busque un “desequilibrio” de las cuentas de la cadena con el que justificar su cierre.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba