TV

Siete momentos eurovisivos en los que lo de menos fue la música

Eurovisión ya no tiene la relevancia que tenía cuando empezó, allá por 1956. Si antes lo que realmente importaba era la música, de un tiempo a esta parte muchos países probaron a ceder el protagonismo al espectáculo. En vez de ser un complemento de la canción, la solapaba en numerosas ocasiones. Estas son algunas de los shows más llamativos del festival:

Israel 1998, Dana International, Diva

La actuación de Dana fue de lo más sorprendente, ya que se trataba del primer transexual de Eurovisión -y más aún en calidad de representante de Israel-. La canción ganó y se convirtió en todo un himno gay que a día de hoy suena de vez en cuando. Por desgracia, la cantante recibió amenazas de muerte de grupos ultra ortodoxos, aunque participó nuevamente en este evento musical en 2011.

Grecia 2002, Michalis Rakintzis, S.A.G.A.P.O

En 1991 Rakintzis fue considerado como el mejor cantante del año por los lectores de Popocorn y colaboró con artistas como Ian Gillan de Depp Purple o Bonnie Tyler. Pero no fue hasta 2002 cuando se presentó a Eurovisión. Con un tema un tanto monótono dentro de su género New Wave/ Rock y ataviados con un look gótico-militar muy del momento, gustaron poco y quedaron en el lugar número 17. 

Eslovenia 2002, Sestre, Samo Ijubezen

Se ve que este fue el año de las innovaciones. En esta ocasión, se trata de tres transformistas estilo Chordettes -aunque éstas eran 4- y dignos de Los amantes pasajeros. Nos hace pensar que Cristina Aguilera tomó de Sestre cierta inspiración para su videoclip de Candy Man. 

Finlandia 2006, Lordi, Hard Rock Hallelujah

Finlandia estaba harta de no ganar desde hacía 45 años y elaboró una estrategia que, desde luego, dio sus frutos. Con esta ‘monstruosa’ -en el sentido literal- banda se presentaron los fineses y con sus 292 puntos obtuvieron la cifra más alta conseguida hasta el momento por un concursante eurovisivo. Además, has sido hasta el momento el primer tema hard rock vencedor.

Ucrania 2007, Verka Serduchka, Dancing Lasha Tumbai

En una suerte de King África reinventado por Neutrex Futura, con un aire espacial de serie Z, atrezzo de un pelín más calidad que el papel Albal y con un coro compuesto por los hermanos del Hombre de Hojalata, se arriesgaron los ucranianos en 2007. A pesar de todo, no ganaron, pero quedaron en un segundo puesto.

Rusia 2012, Buranovskiye Babushki, Party for everybody

Ya habían probado con jóvenes disfrazados de diversas formas, pero ¿qué tal con ancianas? Esto es lo que pensó Rusia a la hora de enviar a Buranovskiye Babushki a eurovisión en 2012. Las señoras interpretaron un marchoso tema mezclando el idioma udmurto con el inglés.

Austria 2014, Conchita Wurst, Rise like a phoenix

El último bombazo lo vivimos el año pasado. Austria nos deslumbró con Conchita Wurst. Un concepto tan sencillo como presentar a un gran cantante con barba, pero vestido como una mujer. Conchita ganó con una puntuación total de 290.

Por ahora, Rusia se sitúa como la favorita de este año y, una vez más, tratan de aportar espectacularidad al show con el vestido-pantalla de la candidata Polina Gagarina. ¿No os recuerda al que lució Jennifer Lopez en American Idol durante la presentación de su nuevo tema Feel the light?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba