1- GoPro Hero 3: Abrimos la lista con la reina de las videocámaras deportivas, hasta hace no demasiado la única. La marca pionera en este campo cuenta con tres versiones (Black, Silver y White) de su último modelo: la GoPro Hero3. Las diferencias entre los tres modelos son sutiles pero notables para los que buscan un acabado profesional. Todas ellas graban en 1080HD, la Black incluso en 1440, son sumergibles a 60 metros e incorporan Wi-Fi. La característica que más varía entre ellas es el sensor, 5 megapíxeles en la White y 11 y 12 respectivamente en la Silver y Black. Además, varía ligeramente el número de fotogramas por segundo, siendo mayor en la Silver y Black.  Si algo tiene de negativo la GoPro es el coste y lo caros que son los accesorios. El precio va desde los 249 euros de la versión White, hasta los 399 de la Black, pasando por los 299 de las Silver.

La apuesta de Sony en este terreno es la competencia más directa de GoPro

2- Sony HDR-AS15: la competencia más directa de la cotizada GoPro es la apuesta de Sony en este terreno: la Action Cam. HDR-AS15. Las prestaciones son similares a las de la Hero3 aunque no llega a tener la misma calidad de imagen en movimiento. Sumergible 60 metros, sensor CMOS Exmo R (para usarla sin mucha luz), memoria extraíble (micro SD) y lente gran angular. Cuenta con la función Steady shot, para estabilizar la imagen y a través del Smartphone, con Wi-Fi activado, podremos manejar la cámara. El precio ronda los 300 euros.

3- Panasonic HX-A100: la primera aventura de Panasonic en el mercado de las videocámaras deportivas ha tenido como resultado este modelo, llamativo por su aspecto, en el que cámara y mando van unidos a través de un cable. Pesa poco más de 160 gramos y es sumergible un metro y medio.  Graba en full HD, tiene sensor CMOS y soporta memoria externa (tarjeta micro SD). Lo más interesante de este aparato es que permite emitir en directo en Internet, a través de Ustream, gracias al Wi-Fi incorporado. Otra razón más para decantarse por esta cámara es lo fácil que es de enganchar en cualquier lado sin necesidad de comprar los caros accesorios y soportes. Su precio gira entorno a los 285 euros.

4- Drift Hd 1080p: si por algo destaca la Drift HD es sin duda por su pantalla LCD de 1.5” incorporada, que facilita su manejo para los principiantes y que permite ver lo que se está grabando para enfocar correctamente. Cuenta con sensor CMOS de 9 megapíxeles, lente rotatoria, captura de vídeo en 1080p. y es sumergible 60 metros con funda (no incluida). Se puede controlar la cámara con el mando a distancia y acepta tarjetas de memoria micro SD de hasta 32 GB. La calidad del vídeo es mejorable, quedando algo por detrás del resto de sus competidoras. Se puede encontrar por 229 euros.

5- Ion Air Pro: tiene forma de linterna pequeña lo que la hace muy manejable para grabar mientras se hace deporte. Incluye algunos accesorios muy útiles como un trípode, cables de audio y vídeo para conectar a la televisión o una funda de protección. Graba en 1080p. y tan solo pesa 130 gramos. Resiste al agua hasta 10 metros de profundidad sin necesidad de carcasa. Además, su sistema CamLOCK permite fijar la cámara al casco y su modo Wi-Fi ofrece la posibilidad de compartir las fotos y vídeos en redes sociales sin necesidad de tener un ordenador. Por 229 euros puedes hacerte con este gadget.

6- Contour ROAM2: es la cámara más fácil de manejar. Para usarla solo tienes que deslizar el botón de grabar y olvidarte de ella. Es sumergible a 60 metros con la carcasa de agua que incluye y su forma alargada la hace ideal para fijar a un casco. Graba en full HD, incluye un láser para alinear el enfoque y su batería de litio es una de las más duraderas con hasta 3 horas y media de vida. Además incluye una memoria externa (micro SD) de 4 GB, ampliable hasta los 32 GB. La podemos encontrar por 200 euros, un precio bastante razonable para las prestaciones que ofrece.

La Sports-vue 360HD se presenta como una de las mejores opciones para los amantes del agua

7- Sports-vue 360 HD: toda una revolución en las cámaras de acción. La pantalla LCD que incluye nos permite ver lo que hemos grabado antes de pasarlo al ordenador, algo que se agradece teniendo en cuenta que cada vídeo de estos aparatos ocupa bastante de la preciada memoria de nuestra computadora. Se presenta también una de las mejores opciones para los amantes del agua: es resistente hasta 60 metros de profundidad y además flota. La batería es uno de sus fuertes llegando a aguantar 5 horas y el gran angular graba con una resolución en vídeo de 1080p. Por unos 160 euros es nuestra.

8- Geonaute HD G-EYE: una cámara pequeña, ligera y resistente. Hay dos modelos: uno que graba a 1080p. y otro a 720p. Es una buena opción para principiantes en esto de las cámaras deportivas. Lente gran angular, batería con duración de dos horas, ranura para micro SD (hasta 32 GB) y sistema time lapse, que nos permite tomar fotos de un mismo objetivo en intervalos de tiempo predeterminados. Dispone de accesorios, no incluidos, que pueden resultar muy atractivos, como la pantalla LCD. El modelo más caro (1080p.) se puede adquirir por 199 euros y el modelo de 720, por tan solo 99 euros. La elección preferida por los ahorradores que ven desorbitados los precios del resto de videocámaras.

9. Polaroid XS100: la reinvención de esta mítica marca de fotografía ha ido encaminada por el sendero de las cámaras de acción. Polaroid ha sacado al mercado varios modelos con precios diferentes. La XS100 es quizás el modelo más llamativo. Resolución para grabar en 1080HD, lente gran angular y sumergible hasta 10 metros. Además, cuenta con sensor CMOS de 5 megapíxeles y puede usarse con escasa luz. Tiene las funciones time lapse, cámara lenta y cámara rápida para inmortalizar el momento en vídeo como prefiramos. La grabación a alta velocidad puede considerarse el punto débil de este aparato que ve resentida su calidad al filmar en movimiento. Dependiendo del sitio la encontramos entre 140 y 200 euros.

10. Unotec XTR HD 720p: reservamos el último puesto de la lista para una cámara cuya característica más destacada de cara al público es su precio. No todos vamos a grabar saltos de vértigo desde una montaña o bajadas imposibles en bicicleta… Esta es la opción más recomendada para alguien que quiera utilizar esta cámara para grabar o fotografiar en un viaje sin tener que cargar con una cámara grande o para grabar un paseo en bici tranquilo. Es la más básica de todas, por lo que se presenta como una videocámara de uso cotidiano. Graba en 720, sumergible 3 metros, pantalla LCD 2” integrada, lente gran angular, 46 gramos de peso y sensor CMOS (1,3 megapíxeles). La batería tiene una duración corta (90 minutos), pero por los 119 euros que cuesta no se puede pedir más. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba