Gourmet

Los tabancos de Jerez: bares con solera, oloroso y dulce

Siempre fue Jerez un lugar muy dado a la variedad turística. La ciudad siempre se las pintó sola para ofrecer a los turistas motivos para visitarla. Que si los caballos, que si el flamenco, que si las motos, que si la cultura del vino…Ahora se han vuelto a poner de moda los tabancos, un establecimiento originario de Jerez y que era el resultante de la mezcla entre la taberna de toda la vida y el despacho de vino.

Fachada del tabanco El Pasaje (Wikimedia Commons - imagen con licencia CC BY-SA 3.0).
Fachada del tabanco El Pasaje (Wikimedia Commons - imagen con licencia CC BY-SA 3.0).

Surge en el siglo XVII, cuando los trabajadores antes de ir al campo a echar la peonada, se entonaban a base de jerez y oloroso, maridado todo con un cantecito flamenco, que funcionaba como remedio perfecto para mitigar las típicas penas previas a una extenuante jornada laboral. Los tabancos son todos iguales pero distintos. Mostrador de madera, botas de vino a granel a espaldas de un camarero con tiza en la oreja que te pregunta si prefieres oloroso seco o dulce. Algún que otro cartel de toro suele engalanar sus paredes. ¡Lo que se perdió el amigo Hemingway!

Tabanco El Pasaje (Calle Santa María, 8)

En el mismo corazón de Jerez, a mitad de camino de dos de los edificios con más solera de la ciudad: el emblemático teatro Villamarte y el edificio de Correos. Este tabanco presume de ser el más antiguo de la localidad, se inauguró el 16 de diciembre de 1925 y adopta el sobrenombre de El Pasaje porque posee dos entradas: una por la calle Mesones y otra, la principal, por la calle Santa María. Los distintos tipos de vino que, tradicionalmente se expenden en este viejo y popular tabanco, son conservados en botas de las que se extrae para su degustación y venta a granel a la vista del público como manda la tradición bodeguera jerezana.

Tabanco San Pablo (Calle San Pablo s/n)

La tradición de Jerez cuenta con nombre propio: Tasca San Pablo. Desde que en 1934, el Tío Manué abriera sus puertas ya han sido tres las generaciones que han pasado por este entrañable despacho de vinos, siendo el único en toda la ciudad que mantiene la esencia familiar durante los casi 78 años que lleva abierto. Su fachada es historia pura: no solamente por los objetos con más de un siglo de antigüedad que cuelgan de sus paredes, sino también porque toreros, bailaores, artistas y un sinfín de celebridades de todo el país han dejado estampada su huella de alguna u otra forma. Sus magníficos vinos y su gran tortilla marca de la casa elaborada por Manuel Jesús, alias Muñonata, inenarrables….

Tabanco La Bodega (Calle Arcos, 5)

El Tabanco La Bodega conserva las características esenciales de los tabancos legendarios jerezanos de toda la vida. Vinos añejos conservados en botas y un olor a solera en el ambiente que no deja indiferente a nadie, ni al más irreductible sobrio. Se encuentra ubicado en la popular calle Arcos donde se siguen reuniendo gentes de todas las edades para disfrutar de los caldos de la tierra que da Jerez. Lo que sale de las botas del Tabanco La Bodega es tesoro líquido…

Tabanco Plateros (Calle Francos, 1)

El tabanco era el bar característico de Jerez, donde copeaban los parroquianos en interminables tertulias aliñadas con copazos de fino y oloroso. Estamos ante un tabanco del siglo XXI que pretende recuperar el espíritu de estos establecimientos, el protagonismo de los jereces, pero acompañándolos de chacinas, quesos y conservas. La decoración es a base de azulejos de tonos marrones, vigas vistas en el techo y presidiendo el local, detrás de la barra, los barriles que contienen el vino que ha sido siempre la señal de identidad de estos establecimientos. Dentro vinos en rama (no tratados para su embotellado lo que le quita algunas de sus características) de la cooperativa Virgen de las Angustias de Jerez. Hay fino, oloroso, oloroso dulce, cream y amontillado. Todos se sirven en el tradicional catavinos jerezano, aunque ahora estos, para combatir el calor, se tienen en un congelador para que estén fríos cuando se eche en ellos la bebida, que también se tiene enfriada en neveras, aunque en invierno se servirá directamente de la bota.

Tabanco La Sureña (Calle Puerto, 7)

Ubicada en un marco incomparable jerezano: frente al fastuoso y milenario Alcázar de Jerez. Una tasca que a nadie deja indiferente. Su peculiar y cercana atención al cliente es tan embriagadora que te hace sentir que el tabanco es tuyo. El ambiente es de lo más variopinto y todos se reúnen a degustar el fruto de los viñedos que ofrece la tierra. Para conocer un poco más sobre los caldos jerezanos, el Tabanco ofrece una explicación de cómo envejecen y se crían estos milagrosos vinos jerezanos. La alegría corre por cuenta de la casa…

Ver Ruta de Tabancos por Jerez en un mapa más grande


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba