Gente

¡Alarma general, Cañete en Leche Pascual!

Miguel Arias Cañete, el más orondo y campechano de nuestros ministros, causó cierto revuelo al acudir a la entrega de la máxima puntuación del programa medioambiental Ecostars a la flota comercial de Leche Pascual, que es la mayor de Europa.

Muchos de los asistentes fueron con el único propósito de ver si el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente era capaz, junto al Secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, de acabar con todos los yogures caducados que genera Leche Pascual. Una práctica de ahorro que ha recomendado el ministro para todos sus compatriotas.

Desbordado por el reto, Arias Cañete comentó que desde 1990 nuestro país ha incrementado las emisiones de CO2 un 25%, por lo que iniciativas como la de esta empresa española, en la que toda su flota está compuesta por vehículos sostenibles, es tan meritoria que ha recibido el máximo galardón por parte de Bruselas en esta materia, Cinco Estrellas de Ecostars. 

Me sorprendió ver en la entrada que aunque todos los responsables públicos hablaban de coches limpios, sus vehículos blindados permanecían con el motor encendido. Supongo que para que cuando regresaran a ellos se encontraran el aire acondicionado a la temperatura deseada… El ministro de Medio Ambiente tuvo un gesto muy bonito al recordar al fundador del Grupo: "Seguro que Tomás Pascual, que empezó con una flota de camiones muy contaminantes y que se arrancaban con manivela, nos ve desde el cielo orgulloso por esta certificación". En un acto a pleno sol se ofrecían botellas de agua Bezoya para no morir de sed, y una pléyade de representantes públicos vinieron a decir lo mismo. Borja Sarasola, consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, recordó los esfuerzos que hace la Villa y Corte para transformar sus vehículos normales a limpios mientras que el delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la capital, Diego Sanjuanbenito (que dijo que iba a ser breve y mintió) entrenaba discursos en público para cuando le den más responsabilidades políticas. Todos están por lo verde; qué ilusión.

La gente de Aranda de Duero (Burgos) no se conforma con que le den un solo premio y en ese mismo acto se produjo la entrega de un certificado que emite el Instituto Vasco de Logística y Movilidad Sostenible aplaudiendo el buen impacto ambiental que registra esta empresa lechera y de alimentación. De hecho, su responsable Óscar Reyuela dijo que no se merecían 5 sino 7 estrellas. Ya saben ustedes que los vascos son también muy exagerados. Tomás Pascual Gómez-Cuétara, en presencia de familiares con sombrero panamá y con la modestia que caracteriza a este burgalés familiar, recordó que el compromiso de su firma con el medio ambiente viene de largo y están convencidos de ello pero animó a otros empresarios a que lo incorporen en la cultura de sus empresas pues estos asuntos se manifiestan también en la cuenta de resultados. Que es algo que hay que promocionar dentro de la RSC pues como decían los antiguos lo que bien hecho está, bien parece y honra merece.

El maestro de ceremonias, que se gustaba mucho, nos hizo una interesante revelación. Tras el acto se celebraba un ágape y toda aquella comida que sobrase había dos opciones; o se la llevaban los asistentes en cajitas (como ocurre en las bodas en Portugal) o se cedía a una ONG para ayudar a gente necesitada. Las dos opciones fueron del agrado del ministro y demuestran a las claras la compleja situación que vive España y la enorme solidaridad que demuestra en estas circunstancias nuestro país. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba