Estilo

Ropa que desterrar de tu armario (según Google)

Resulta que los gurús de la moda (diseñadores, revistas del sector, etc.) dicen que se lleva una cosa y ahora llega Google y sostiene que nada de eso. La compañía ha recopilado los miles de millones de búsquedas de personas (vale, solo de Estados Unidos) desde 2009 a la actualidad y, una de dos: O las tendencias van por un lado y la gente por otro, o hay que retirar buena parte de lo que hay en las tiendas porque el consumidor de a pie está interesado en otras cosas.

En realidad, ¿qué mejor estrategia de búsqueda de información que Google? Es casi como si pusiéramos a un encuestador a la puerta de cada tienda y le preguntáramos a los clientes qué piensa comprar antes de entrar. Muchas personas utilizan el buscador para informarse no solo acerca de dónde encontrar una prenda, sino cómo combinarla para lograr el outfit perfecto o hasta cómo hacérsela ellos mismos.

Lo leímos días atrás. El Google Fashion Trends Report Spring 2015 sentenciaba que, por encima de todas las cosas, a las mujeres les apasionan las faldas de tul tipo bailarina que vimos a Carrie Bradshaw en la cabecera de entrada de Sexo en Nueva York durante años. Y también la falda midi, los pantalones palazzo, los vestidos de encaje blanco, los bikinis de talle alto, los pantalones jogger, los bañadores de neopreno, los monos blancos… Y así lo avalan los datos del buscador más potente del mundo online.

Pero ¿qué hay de lo que a la gente ya no le interesa? La sorpresa viene al comprobar que se han reducido las búsquedas en Google de determinadas prendas que (ay) son algunas de las que cuelgan en las perchas de las tiendas pronto moda más importantes, y son las que hemos visto en todos los editoriales y bodegones de las revistas de moda.

Los pantalones vaqueros de talle alto son poco buscados en Google.

¿Ejemplos? Las seguidoras de la moda tienen seguro un pantalón vaquero de talle alto, largo o corto para esta temporada, los llamados mummy jeans o los que se ponían con camisetas blancas y camisas de flores las protagonistas de Sensación de Vivir en los noventa. Sin embargo, a las personas que utilizan Google para buscar información e inspiración sobre moda, esta tendencia no les interesa nada y las búsquedas se han reducido en un 41 por ciento para el caso de los pantalones largos y un 42 por ciento para los shorts.

Busca una tienda en la que no haya pantalones pitillo (skinny jeans para Google). Pon el hashtag #skinnyjeans en Instagram y te encontrarás cerca de 850.000 fotos, muchas de ellas selfies de blogueras y gurús de la moda. Pues bien, las búsquedas de información acerca de estos vaqueros solo crecieron un 6 por ciento online, a muchísima distancia, por ejemplo, del 165 por ciento que crecieron las búsquedas de los pantalones jogger (de corte deportivo) o del 34 por ciento que aumentaron las relativas a las faldas de tul entre enero de 2014 y 2015.

Apúntate esta lista de tendencias que ya no se llevan (o al menos no interesan a la gente), según Google Fashion Trends Report Spring 2015: Los vestidos de un solo hombro, los vestidos peplum (con un volante en la cintura), la ropa vintage, los bikinis de tiritas, las camisetas con mensaje, los vestidos corsé, la moda normcore, los vestidos bufanda (bien cierto que fue tendencia fugaz, con permiso de Stella McCartney) y los vaqueros rasgados.

Atrás quedan las grandes agencias de cazadores de tendencias y estudios de mercado. Lo que diga Google es lo que hay y quien consiga ese informe a tiempo, venderá miles de faldas de tul.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba