Destinos

Hotel Cram: una nueva excusa en Barcelona

Conocer Barcelona es uno de esos placeres reconvertidos casi en obligación. Su cultura y estilo de vida en constante ebullición recogen lo mejor del Mediterráneo a la vez que cumplen con los requerimientos de toda gran ciudad. Aquí se demuestra que lo importante es el estilo, más que el destino. Por eso, para disfrutar de esta ciudad, un buen hotel es fundamental.

Y como reflejo de esas dos caras, perfectamente compatibles, encontramos el Hotel Cram, una opción con tanto que ofrecer como la propia ciudad y cuya sofisticación refleja perfectamente las luces de la Barcelona más urbana. Su ubicación ya es un premio. En el corazón del distrito 11, en pleno centro. En Aribau, esquina con Aragó, y orgullosa de tener cerca a la semi-peatonal Enrique Granados y a Balmes, muy cerca de la Plaza de Catalunya -y con toda la oferta comercial y de ocio de semejante punto neurálgico-, el Hotel Cram recoge las influencias modernistas típicas de la ciudad catalana y las reinterpreta en cada uno de sus rincones. Un sitio al que gusta ir, y en el que mola repetir… Si lo que queremos es caminar, a un tiro de piedra suyo encontramos la Rambla y el Passeig de Gràcia, y casi a sus pies se abre ante nosotros todo el misterio del barrio gótico y el núcleo antiguo de la ciudad. 

Renovación sofisticada

Su interior impacta y abraza. Aquí se sabe diseñar, pero sin renunciar al confort. La remodelación no sólo ha sido arquitectónica o visual. Siempre es agradable quitarte la chaqueta en un espacio luminoso, cálido y sofisticado, con ritmos de casa privada. La fachada clásica de 1898 también sobrevive de la primera remodelación, fechada en 2005, porque antiguo no es antónimo de sofisticado. En otras palabras, el arte no está reñido con la tecnología, y en esto Gaudí estaría de acuerdo. Seguro que aceptaría con agrado la piscina de la planta superior.

El mediático chef Jordi Cruz se ha hecho cargo de los dos bares y restaurantes del hotel.

Pero su estilizada plasticidad art noveau significaría más bien poco sin su potente oferta gastronómica, que a partir de este nada trivial reinicio corre a cargo del muy mediático chef Jordi Cruz, miembro del jurado del programa MasterChef. A su cargo quedan los dos bares y dos restaurantes que conforman la oferta gastronómica del hotel, incluyendo el mítico Angle Barcelona todos ellos siguiendo en su carta la mezcla de tradición y modernidad que se ha convertido en libro de estilo del Cram. 

Por encima de cualquier protocolo, Anemos Terrace es el espacio informal del lugar. El tapeo y las vistas que proporcionan su ubicación privilegiada, en la séptima planta del hotel, se hacen con el protagonismo de la función. Y aunque en él se ha cuidado hasta el último detalle, el plato fuerte llega con el Angle Barcelona, local premiado con 1 estrella Michelin y ubicado desde 2013 en el hotel Cram. 

FICHA

Categoría: hotel

Nombre: Hotel Cram

Dirección: Carrer Aribau, 54

Código postal: 08011

Ubicación: Barcelona

Teléfono:932 16 77 00

Web:hotelcram.com

Categoría del hotel: 4 estrellas


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba