Destinos

Mas Passamaner, el buen entender del modernismo catalán

Las indicaciones son claras. A 2 kilómetros de La Selva de Camp, Tarragona. Cuando se cruza la cancela de acceso, no hay palabras que transmite este edificio. Es un capricho estético en medio de un vergel. Hay algo especial en el ambiente y eso se transmite al contemplar este edificio, obra de Lluis Domenchec i Montaner, uno de los arquitectos modernistas catalanes más destacados. 

El estilo, que fue revolucionario en su época, nos parece ahora un canto a la modernidad clásica. Esta simbiosis entre la decoración más austera, entre los materiales más pobres, como el ladrillo, y resultones, como la forja y la cerámica  tuvo la suerte de caer en manos del arquitecto Ángel García Puertas, que convirtió hace unos años este palacete modernista en un hotel de cinco estrellas. Un capricho personal, con un nivel de calidad que se sale de los cánones puntuables. Para los que sólo ven en este proyecto la línea de negocio se olvidan de lo más importante: el cuidado de la belleza.

El nombre de este edificio procede del oficio del abuelo de Joan Boqué Reverter, que era pasamanero en Reus, y que regaló el terreno a su nieto. En 1922 Joan, empresario exportador de frutos secos y aceites de oliva y presidente de la Cámara de Comercio de Reus, mandó al arquitecto Lluis Domenech i Montaner que construyera un palacete que mostrase la proyección que había conseguido gracias a sus negocios. El resultado fue sorprendente. El poder económico de una familia había encontrado un símbolo arquitectónico.

En Cataluña este movimiento adquirió una personalidad propia, consiguiendo que esta arquitectura moderna reflejara el carácter nacional catalán. Mas Passamaner es un ejemplo de este propósito. Aunque en la fachada su actual propietario, García Puertas, ha logrado recuperar el edificio original de la masía, sin perder un ápice de su sabor tradicional; en el interior el ambiente crea una colección de rincones elegantes, en el que el cliente se siente cómodamente arropado.

Todos los detalles están cuidados al máximo. Algo que suele pasar desapercibido, como su grifería, que es uno de los claros ejemplos. Las divertidas formas y colores crean un aire original y diferente.

Las 26 habitaciones de Mas Passamaner son un muestrario claro del Modernismo, que sigue hechizando el espíritu de quien lo visita, y Nuevo Diseño, en las nuevas habitaciones ubicadas  al lado de la piscina  La estructura de la casa antigua condiciona los dormitorios que nos pueden resultar pequeños, pero cada uno con mucha personalidad.

Gastronomía, naturaleza e historia

Y sin salir de sus instalaciones, el hotel propone a los amantes de la buena mesa un maravilloso restaurante o una serie de catas de aceites, vinos y quesos. Porque no hay que olvidar que Mas Passamaner se encuentra en la zona del Priorato, mundialmente conocida por la calidad de sus vinos.

Además, el hotel dispone de un completo servicio de bicicletas con diversas rutas a los parques naturales próximos al complejo hotelero. Una posible excursión en este transporte de dos ruedas es el largo, pero suave, itinerario por el brazo derecho del Delta del Ebro, un territorio peculiar que ofrece la posibilidad de observar las marismas, los arrozales, una exuberante vegetación y un sinfín de aves. Se parte de Sant Jaume d’Enveja y se visitan bellos rincones de la comarca del Montsià, como las salinas de la Trinitat y de Sant Antoni, la balsa de la Platjola y la playa de Els Eucalipto. Este trayecto atraviesa una zona del Parque Natural del Delta del Ebro, lugar muy adecuado para disfrutar de la contemplación de las aves.

La Selva del Camp, situada en las proximidades de Reus y Valls, alberga un patrimonio histórico muy rico. Por ejemplo, el Ayuntamiento, ubicado en el antiguo Casal dels Montserrat, ofrece unos ventanales góticos y unos artesonados tardíos de madera dignos de merecer una fotografía. Lo mismo sucede con la iglesia gótica de Santa Llúcia i Sant Jaume. La visita puede continuar en el Castillo, del siglo XII, y en la iglesia de Sant Andreu, situada en la calle Mayor y que constituye el mejor ejemplo del renacimiento catalán. Y si no se quiere perder ni un solo detalle, las ermitas de Santa María de Paretdelgada y la de Sant Pere del Puig.

Titulo del cuadro

Nombre: Mas Passamaner.

Dirección: Camino de la Sierra, 52.

Ubicación: La Selva del Camp,Tarragona.

C.P. 43470

Tel. 977 76 60 12

Página web:www.maspassamaner.com

Habitaciones: 26 (11 en la Masia. 13 Frente a la piscina. 2 Suite independientes).

Precio: A partir de 139 €.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba